Próximos cursos presenciales

Alcazaba de Merída, Badajoz



Comprar libro

Título: MÉRIDA

Comprar libro

Título: PALACIOS Y ALCÁZARES DE ESPAÑA (Incluye el Alcázar de Segovia)

Comprar libro

Título: CASTILLOS DE BADAJOZ

Comprar libro

Título: LA RUTA DE LA PLATA. DE SEVILLA A GIJÓN





All rights reserved. The contents of: "MUSLIM ALCAZABA OF MERIDA, BADAJOZ" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "ALCAZABA DE MÉRIDA, BADAJOZ" son propiedad de © Arteguias.com

Guía de la Alcazaba de Merída, Badajoz

Introducción

Distinguida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y mundialmente conocida por los innumerables restos conservados de su esplendoroso pasado romano, la ciudad de Mérida atesora también un monumento que, pese a pasar en ocasiones desapercibido ante la magnificencia de sus ruinas clásicas, forma parte indisoluble del paisaje urbano emeritense. Nos referimos a su Alcazaba Árabe.

Muralla de la Alcazaba de Mérida

Se sitúa la Alcazaba en el casco histórico de la ciudad, en la misma orilla del río Guadiana justo en la desembocadura del conocido Puente Romano, ostentando el honor de ser la fortificación defensiva islámica más antigua conservada en la Península Ibérica.

Puente romano sobre el río Guadiana, visto desde la muralla de la Alcazaba de Mérida

Tras su caída en poder de las huestes musulmanas de Musa Ibn Nusair (Muza) en el año 713, la ciudad de Mérida fue convertida en la capital de una de las "corá" más importantes en que se dividía el Califato Omeya de Córdoba.

Pese al dominio musulmán, fue notablemente abundante la población mozárabe residente en la ciudad, protagonizando sobre todo durante el primer cuarto del siglo IX continuos alzamientos y revueltas contra el poder cordobés, motivo por el cual en el año 835 el emir cordobés Abderraman II mandó levantar la Alcazaba, encomendando sus planos al arquitecto Abd Allah.

Torre de la alcazaba

Además de su concepción eminentemente defensiva y militar, la Alcazaba emeritense funcionó también como sede de la administración local, como palacio del gobernador, como lugar de refugio para la población en momentos de algaradas y, sobre todo, dada su privilegiada posición a orillas del río frente al principal puente de acceso a la urbe, como paso obligado y filtro para quienes pretendían acceder a la ciudad.

La alcazaba se erigió junto al Guadiana y su puente para controlar el acceso de personas y mercancías

Tras la reconquista cristiana de Mérida a manos del rey Alfonso IX de León en 1230, la urbe emeritense fue convertida en sede de una encomienda de la Orden de Santiago, acometiéndose en la alcazaba una serie de reformas que afectarían principalmente a su sector nororiental, en el que se añaden una serie de nuevas dependencias, entre ellas, la capilla y una torre del homenaje erigida en torno a 1480 por encargo del maestre Alonso de Cárdenas.

La alcazaba es un inmenso parque arqueológico con mil años de historia

Ya en el siglo XVI, tras establecerse en ella la sede provisional del Priorato de San Marcos de León, se llevan a cabo nuevas intervenciones, entre ellas, la construcción de una iglesia conventual santiaguista dotada de un elegante patio renacentista.

Conventual santiaguista

En la actualidad la alcazaba, en su sector noroeste, acoge la sede de la Presidencia de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Sede de la Presidencia del Gobierno de Extremadura

Este conjunto es perfectamente visitable pudiéndose comprobar la perfecta armonía en que conviven restos romanos reaprovechados, las estructuras militares hispanomusulmanas, así como las distintas dotaciones con que fue ampliado tras la reconquista.

Muros de la alcazaba

Centrándonos en la primitiva obra original levantada en tiempos del califa Abderraman II, la Alcazaba, siguiendo modelos bizantinos puestos ya en práctica en el norte de África, fue concebida como un enorme recinto cuadrangular de unos 130 metros de lado y un total aproximado de 550 metros de perímetro.

Exterior ajardinado de la alcazaba emeritense

A lo largo de todo el cinturón fortificado se articulan un total de 25 torres embutidas en los propios lienzos, funcionando a la vez como contrafuertes estructurales y como barbacanas estratégicas comunicadas por paseos de ronda.

Elevadísimas torres de la alcazaba

Al propio carácter inexpugnable que le conferían sus muros de unos 10 metros de altura y hasta 3 de grosor en algunos tramos, se le añadía el amplísimo foso que circundaba su perímetro por tres de sus lados, todos menos el encarado al Guadiana, donde el propio río actuaba como defensa natural.

Escalera de bajada al aljibe

A lo largo y ancho de los muros perimetrales de la alcazaba son perfectamente visibles restos romanos y visigodos reaprovechados, habiendo aparecido incluso material de acarreo labrado funcionando como escombro o ripio para dotar de grosor a los lienzos murales.

Pilastra visigoda con relieves vegetales aprovechada en el aljibe

El acceso principal a la Alcazaba se acometía desde el puente romano, tras el cual, y atravesando un arco de herradura flanqueado por dos torres, se ingresaba en un primer recinto cuadrangular independiente conocido como "el Alcazarejo".

Puerta del Alcazarejo

Esta pequeña estructura cumplía la misión de filtrar el transito de personas que atravesaban el puente ya que desde él podía accederse bien a la Alcazaba propiamente dicha, o bien a la ciudad.

Sobre el arco de herradura de acceso al Alcazarejo se conserva la réplica de una de las lápidas fundacionales de la fortificación, fechada en abril del año 835 y en la que puede leerse:

"En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso. Bendición de Dios y Su protección para los que obedecen a Dios. Ordenó construir esta fortaleza y servirse de ella como refugio de los obedientes el emir Abd al-Rahman, hijo de al-Hakam -glorifíquele Dios-, por medio de su camil Abd Allah, hijo de Kulayb b. Talaba, y de Hayqar b. Mukabbis, su sirviente [y] Sahib al-bunyan, en la luna del postrer rabi del año doscientos veinte"

Réplica de la lápida fundacional de la Alcazaba de Mérida

El interior de la Alcazaba se encuentra hoy notablemente transformado respecto a como sería en origen. A partir de diversas campañas de excavaciones allí practicadas han podido revelarse varias de sus estructuras como las calles, e incluso la mezquita.

El patio interior de la alcazaba ocupa una enorme superficie de terreno

En la actualidad, rompe la monotonía interior la instalación de un pintoresco jardín de antigüedades, configurado a partir de los numerosos restos romanos y visigodos aparecidos tanto en la propia Alcazaba como en el entorno.

Estrucyura exterior del aljibe, ubicado en el interior del patio de la alcazaba

Como elemento más interesante del conjunto y que afortunadamente ha llegado a nuestros días en buen estado, cabe destacar el antiguo aljibe, verdadera seña de identidad del monumento y probablemente el más importante equipamiento de esta naturaleza conservado en la Península Ibérica.

Entrada al aljibe con dos pilastras visigodas flanqueando la puerta

Se compone de una estructura arquitectónica externa de volumen cúbico cuajada de pilastras visigodas labradas con tallos ondulantes formando óvalos que encierran grandes hojas y racimos de uvas.

Escalera del aljibe

En su interior, tras un breve vestíbulo, se accede a una monumental escalera abovedada en medio cañón con potentes sillares granítico que, en franco descenso, conduce hasta la gran cisterna, horadada en el subsuelo de la muralla y que a través de un dique romano permitía el acceso de agua del río Guadiana.

Bóveda y estanque del aljibe subterráneo que se nutre de las aguas del cercano río Guadiana

Esta magnífica obra de ingeniería permitía, en tiempos de asedios prolongados, disponer de agua potable durante mucho tiempo a la población o a los dignatarios allí pertrechados.

Dintel en el arranque de la escalera que desciende al aljibe

De las reformas cristianas acometidas principalmente en el ángulo nororiental, destaca la iglesia conventual santiaguista, dotada de un elegante claustro rectangular de dos pisos de sabor renacentista.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: BADAJOZ ÁRABE. EL REINO AFTASÍ

Comprar libro

Título: LA ORDEN DE ALCÁNTARA Y EXTREMADURA (SIGLOS XII-XIV)

Comprar libro

Título: HISTORIA DEL REINO DE BADAJOZ DURANTE LA DOMINACIÓN MUSULMANA

Comprar libro

Título: LA CULTURA EN EL REINO TAIFA DE BADAJOZ, IBN 'ABDUN DE ÉVORA (m.530/1135)

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DE LA ALCAZABA DE MÉRIDA, BADAJOZ" en junio de 2014

AVISO LEGAL