Próximos cursos presenciales

Fernando I "El Grande"


Comprar libro

Título: BEATO DE FERNANDO I Y SANCHA

Comprar libro

Título: COMENTARIOS AL APOCALIPSIS, BEATO DE LIÉBANA, CÓDICE DE FERNANDO I Y DOÑA SANCHA





All rights reserved. The contents of: "FERNANDO I" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "BIOGRAFÍA DE FERNANDO I EL GRANDE O EL MAGNO son propiedad de © Arteguias.com

Biografía de Fenando I "El Grande" o "El Magno". Rey de Castilla y León.

Biografía de Fernando I, "El Magno"

Favorecido por la herencia de su padre, Sancho III, rey de Pamplona; aconsejado por su esposa, Sancha Alfonsez, hija de Alfonso V de León y guiado por su extraordinaria habilidad diplomática y militar, Fernando I pasó a la historia con el sobrenombre de "El Magno", apelativo que viene a reconocer su papel crucial en la historia de los reinos cristianos peninsulares en el primer tercio del siglo XI.

Fernando I, Primer rey de Castilla

Su primera aparición relevante en el escenario histórico fue en 1029, cuando después del asesinato del infante García, último conde castellano, en vísperas de su enlace con Sancha, futura esposa de Fernando y heredera de la dinastía astur, se le encomienda la regencia de Castilla. Son años donde, bajo la tutela de su padre, va tejiendo una red de relaciones condales que le permiten afianzar su poder en un período convulso.

En 1035, tras la muerte de Sancho III, Fernando recibe en herencia el condado de Castilla, del que pasaría a convertirse en rey. Antes, en 1032, había contraído matrimonio con Sancha, que aportaba como dote las controvertidas tierras fronterizas leonesas del Cea y el Pisuerga, motivo de la confrontación militar de su marido con su hermano, Vermudo III, en la batalla de Tamarón, que tuvo lugar en septiembre de 1037. La contienda se decantó del lado de Fernando, que apoyado por su hermano García de Navarra, acabó con la vida de su cuñado y se convirtió en el primer rey de Castilla y León, ungido como tal el 22 de junio de 1038 por el obispo Servando de León en la iglesia de Santa María.

Su reinado

Vinayo González divide su reinado en dos etapas. Una primera de consolidación, que transcurrirá hasta el año 1054 y otra de expansión, que finaliza con su muerte en 1065. En la primera etapa, Fernando se centra en garantizar el orden entre los levantiscos condes leoneses y gallegos, algunos de los cuales no habían digerido la intromisión de un monarca de origen navarro pese a su matrimonio con la última heredera de la dinastía astur. La habilidad diplomática de Fernando, guiado por la sabiduría de su esposa, le lleva a suscribir donaciones a los obispos Cipriano de León, Pedro de Astorga y Bernardo de Palencia, así como a los monasterios de Arlanza y Cardeña, sus favoritos, y los de Antealtares, Corias, Espinareda, Guimaräes, San Isidro de Dueñas, San Pelayo de Oviedo, San Vicente de Oviedo y Sahagún.

Fernando I el Magno. Estatua en Burgos

El 7 de noviembre de 1053, en un guiño a los sectores más conservadores del reino leonés, Fernando acude al traslado a Oviedo de los restos de San Pelayo, niño gallego sobrino de Ermegio de Tuy, que fue decapitado por orden de Abd-Al-Rahman III el año 925 en Córdoba.

Una vez pacificado su territorio, el 1 de septiembre de 1054 tiene que afrontar el doloroso enfrentamiento con su hermano García de Navarra, al que derrota y da muerte en la batalla de Atapuerca. Fernando no era partidario del enfrentamiento armado, de ello es muestra la comitiva que envió como mediación ante el monarca pamplonés. Domingo, abad de Silos, e Iñigo, abad de Oña, fueron los emisarios de paz del monarca castellano-leonés para agotar las últimas vías pacíficas, pero su hermano parecía dispuesto a derrotarle para satisfacer sus pretensiones territoriales en la frontera navarro-castellana.

En 1055, afronta otro de sus grandes objetivos, la reforma de la cristiandad peninsular. Con tal fin, convoca el Concilio de Coyanza, en la actual Valencia de Don Juan, al que asistieron los cargos eclesiásticos más importantes de la época. Las conclusiones del concilio sentaron las bases de un profundo cambio en la Iglesia de los reinos cristianos.

El triunfo de Atapuerca catapultó sus éxitos militares. En la campaña portuguesa toma Lamego (1057), Viseo (1058), Mondego (1062) y Coimbra (1064). En la frontera oriental, en torno a 1060 arrebata Gormaz, Vadorrey, Berlanga, Aguilera, Santiuste, Santomera, Huermos, Parrantagón y el valle de Bordecórex al reino taifa de Zaragoza, lo que produce un segundo enfrentamiento con Navarra, esta vez con Sancho Garcés IV, que se presentó como protector de Al-Muqtadir. Fernando sale victorioso e incorporando a sus dominios territorios en La Rioja, Valpuesta y Montes de Oca. Una vez asentados sus límites, se lanza hacia el sur, contra el reino taifa de Toledo. Irrumpe por la Sierra del Guadarrama arrasando Talamanca del Jarama y Alcalá de Henares. Al-Mamum sale a su paso ofreciendo oro a cambio de la paz, trato que acepta el monarca cristiano, que se retira de nuevo al norte.

En 1063, Fernando acude a socorrer al rey de la taifa de Zaragoza, Al-Muqtadir, ante el ataque sufrido por Ramiro de Aragón, al que derrota en Graus el 8 de mayo. En verano, confiado, se lanza hacia la taifa de Sevilla, arrasando Mérida. Al-Mutadid sale a su encuentro bajo la promesa de oro y las reliquias de Santa Justa para frenar el avance cristiano, cuyo rey acepta de nuevo las condiciones de paz.

Finalmente, en 1065, se lanza de nuevo sobre la taifa de Zaragoza, cuyo reyezuelo había promovido una matanza de cristianos y se había negado a pagar las parias. No contento con una nueva victoria, prosigue su campaña hacia Valencia. Allí se enfrentó a Abd-Al-Malik al Muzaffar en Paterna, pero debido a una grave enfermedad, vuelve a León, donde muere el 27 de diciembre de 1065.

Fernando I, como Mecenas artístico

Fernando I "El Magno", no sólo pasará a la historia por sus campañas militares, de las que las crónicas aseguran que nunca fue derrotado, sino también por el fomento de la cultura y las artes. Durante su reinado se encargó la sustitución de la antigua iglesia mozárabe de San Juan Bautista de León por un nuevo edificio, construido en base a los cánones del nuevo estilo que bajo el reinado de su padre había comenzado a irrumpir en la península, el Románico.

Fernado I se hizo con la corona de León en 1037

El 21 de diciembre de 1063 se consagró el nuevo templo, que cambió de advocación por el traslado de las reliquias de San Isidoro, ganadas a Al-Mutadid de Sevilla tras una campaña militar. Allí recibió sepultura. Además, bajo su mecenazgo se fomentó también el trabajo del marfil y de los códices miniados, ejemplo de ello son el famoso Cristo de Fernando I y Doña Sancha, conservado en el Museo Arqueológico Nacional y el beato de Fernando I, del que podemos disfrutar en la Biblioteca Nacional.

Sus restos yacen para la eternidad en el Panteón Real de San Isidoro de León, bajo una inscripción en latín que resume sus logros como monarca: "Aquí está sepultado Fernando el Grande, rey de toda España, hijo de Sancho, rey de los Pirineos y Tolosa. Fue él quien trasladó los cuerpos santos a León: el del bienaventurado Isidoro arzobispo desde Sevilla, y el de Vicente mártir desde Ávila. Hizo esta iglesia de piedra, que antes era de barro. Guerreando, hizo tributarios suyos a todos los sarracenos de España. Conquistó Coimbra, Lamego, Viseo y otras ciudades. Tomó, por las armas, los reinos de García y de Vermudo. Murió el 27 de diciembre de 1065".

Su reinado coincide con la disolución del califato que agonizaba desde comienzos del siglo XI y la creación de los Reinos de Taifas. Fernando I supo aprovechar esta fragementación y debilitamiento musulmán para hacerlos vasallos y cobrar parias que recuperar la economía del norte cristianos muy perjudicada por las destrucciones de Almanzor.

Al morir repartió sus territorios. Su hijo mayor, Sancho II recibió Castilla, Alfonso, León y el menor de lo varones, García, fue nombrado rey de Galicia. Por su parte, Elvira ingresó en un monasterio y Urraca, recibió la ciudad de Zamora.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS: Mario Agudo)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Biografías
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: FERNANDO I, EL MAGNO (1035-1065)

Comprar libro

Título: LA FUNDACIÓN DE EUROPA

Comprar libro

Título: LA FORMACIÓN MEDIEVAL DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: REINADO Y DIPLOMAS DE SANCHO II DE CASTILLA Y LEÓN

Comprar libro

Título: RETRATOS DEL MEDIOEVO

Comprar libro

Título: EL REINO DE LEÓN, HACE MIL AÑOS, MÁS O MENOS

Comprar libro

Título: ALFONSO VI. EL REY HISPANO Y EUROPEO DE LAS TRES RELIGIONES (1065-1109)

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Ultima actualización de "BIOGRAFÍA DE FERNANDO I EL GRANDE O EL MAGNO" en abril de 2007

AVISO LEGAL