Próximos cursos presenciales
Catedral Zamora

Comprar libro

Título: LA CATEDRAL DE ZAMORA

Comprar libro

Título: RUTAS DEL ROMÁNICO EN LA PROVINCIA DE ZAMORA

Título: ENCICLOPEDIA DEL ROMÁNICO EN CASTILLA Y LEÓN. PROVINCIA DE ZAMORA (1 TOMO)

Comprar libro

Título: LA ÉPOCA DE LAS CATEDRALES. ARTE Y SOCIEDAD, 980-1420

Comprar libro

Título: GUÍA DEL RÍO DUERO. DE URBIÓN A OPORTO

Comprar libro

Título: EL ARTE EN LA EDAD MEDIA (libro gran formato)

Comprar maqueta Cimborrio de la Catedral (Zamora)

Maqueta: CIMBORRIO DE LA CATEDRAL DE ZAMORA





All rights reserved. The contents of: "CATHEDRAL OF ZAMORA" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "CATEDRAL ZAMORA" son propiedad de © Arteguias.com

Catedral de Zamora

Introducción

Vista de la catedral de Zamora desde el Duero

La Catedral de Zamora fue construida en las décadas centrales del siglo XII y patrocinada por el rey Alfonso VII el Emperador y su hermana Doña Sancha sobre lo que sería un modesto edificio prerrománico.

Puerta del Obispo. Catedral de Zamora

Las obras se iniciaron a mitad del siglo XII y la consagración se realizó en el año 1174. Pero no hay que pensar que en esta fecha el edifico catedralicio estaría concluido. Es de suponer que tan sólo se habría terminado la cabecera, parte del transepto y los primeros metros de los muros perimetrales. Hay que recordar que las consagraciones medievales se llevaban a cabo cuando los templos, aunque inacabados, podían albergar ya liturgias.

Bóveda de crucería de la nave central

Las obras continuarían durante el último tercio del siglo XII, rematando el transepto, elevando los pilares de separación de las naves y abovedándolas, además de construir el célebre cimborrio gallonado. Ya en el siglo XIII se construiría la torre de poniente y el claustro.

Con todo, se trata de una catedral que se edificó en poco más de medio siglo, lo que se puede considerar casi un récord. Esta cierta celeridad de su construcción permitió una gran unidad de estilo, dentro de los cánones borgoñones clásicos, aunque se introdujeron sustanciales novedades en la cubrición por influencia cisterciense y oriental.

Torre románica de la catedral

Originalmente, era una gran construcción de tres naves de cuatro tramos, transepto señalado en planta y tres ábsides semicirculares escalonados. De las torres previstas, sólo se llegó a levantar la septentrional, a los pies del templo, de porte robusto y ciertamente poco esbelta, con numerosos ventanales. La cabecera se sustituyó en el siglo XV por otra gótica y el claustro románico se reemplazó por otro frío y clasicista en los siglos XVI y XVII.

Nave central y bóvedas de la catedral. Zamora

En el interior, al margen de las capillas añadidas durante siglos, apreciamos un espacio bastante diáfano, separado por arquerías apuntadas que gravitan sobre pilares con tres columnas en cada cara. Todos los capiteles -salvo un grupo de tres- son lisos con remates almenados, por posible influencia cisterciense. Las basas tienen garras de decoración vegetal, geométrica, cabezas, etc. En algunas columnas todavía quedan restos de la policromía que cubría sus superficies.

Columnas con capiteles lisos y remate almenado

Las naves laterales se cubren con bóvedas de arista, mientras que la central, lo hace con una primitiva crucería, considerada por muchos la primera de este tipo construida en solar hispano. Por su parte, los brazos del transepto lo hacen con un más conservador cañón apuntado.

Nave lateral cubierta por bóveda de aristas

El cimborrio gallonado

Aunque todo el interior es digno de ser contemplado con cuidado, seguramente la parte más destacable de la catedral es el cimborrio que se erigió sobre el crucero para la iluminación interna del mismo (Además de su simbolización como esfera celeste), aunque el origen de estas estructuras es de origen bizantino, su morfología y decoración a base de arquerías, columnas y frontones es francés, concretamente del románico de las regiones atlánticas francesas de Aquitania y Poitou.

Cimborrio de la Catedral

Al exterior, este cimborrio presenta ventanales con arquivoltas sobre columnas, frontones triangulares clasicistas sobre columnas y una cubierta gallonada con lajas de piedra en forma de escamas.

Un aspecto que añade mayor personalidad a esta estructura son las cuatro torrecillas cilíndricas y también cupuladas de sus ángulos que le confieren un especial juego de volúmenes. Su construcción es un truco arquitectónico dirigido a estabilizar el conjunto y disminuir los empujes laterales pues gravita sobre las pechinas y los pilares del crucero.

Una de las cuatro torrecitas cilíndricas del cimborrio

En el interior, apreciamos que este cimborrio se elevó sobre pechinas cuyos sillares se labraron una vez colocados, de ahí su aspecto liso y homogéneo. Dichas pechinas surgen de la altura de los capiteles, a la forma aquitana.

Interior del cimborrio de la catedral

Hallamos un total de dieciséis ventanas entre columnas que sujetan los nervios del cascarón formado por ese mismo número de gallones o tramos cóncavos. Las pinturas doradas que lo decoran en la actualidad data del siglo XVII.

Nervios y gallones del cimborrio de la catedral de Zamora

La Puerta del Obispo

además del cimborrio, la parte mejor conservada y vistosa del exterior de la catedral de Zamora es el hastial del brazo sur del crucero, con su respectiva portada (la del Obispo) que constituye uno de los conjuntos más interesantes del románico español. Se llama así porque enfrente se encontraba el Palacio Episcopal y una puerta de la muralla, así llamada, que venía de Mérida siguiendo la Vía de la Plata en su camino a Astorga.

Puerta del Obispo de la catedral zamorana

Además de la puerta propiamente dicha moldurada con varias arquivoltas lobuladas, es reseñable el juego de arquerías ciegas y la articulación muraria mediante columnas estriadas y cornisas con arquillos. Estas características dejaron su influencia en numerosos templos románicos de la ciudad de Zamora.

Puerta del Obispo

Se ha relacionado esta estructura con las del románico francés de Poiteau, Angulema y Santogne.

Relieve con hombre y animal

La elegante articulación de arquerías, impostas, esculturas, etc., nos invita a pensar en lo que sería el templo original románico de esta catedral de Zamora antes de las reformas y la edificación de estancias parásitas que le agobian por todas partes.

Detalle dela Puerta del Obispo

Otro aspecto interesante de la Puerta del Obispo de la Catedral de Zamora es la presencia de dos tímpanos situados en las calles laterales y que contiene grupos escultóricos considerados como los más excelsos del románico zamorano. El izquierdo u occidental está formado por los las estatuas de San Pablo y San Juan Evangelista, portando dos libros. Al fondo, aparecen inscripciones con la identidad de los personajes.

Grupo de San Pablo y San Juan Evangelista

El tímpano derecho u oriental está presidido por una Virgen con el Niño a modo de Trono de Sabiduría, entronizada bajo un baldaquino y flanqueada por dos ángeles turiferarios. Todo ello bajo plantas con frutos de alcachofas.

Detalle de la Puerta del Obispo de la Catedral de Zamora

No cabe duda que la galanura de estas esculturas, la delicadeza de las vestimentas, adornos de los libros y trono, etc. nos hablan de un taller, seguramente de filiación francesa que conoce las obras del primer gótico francés.

 

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Catedrales
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "CATEDRAL DE ZAMORA" en octubre de 2015

AVISO LEGAL