Próximos cursos presenciales
Renacimiento del Monacato Cluniacense








Monacato Cluniacense (Página actual)


Comprar libro

Título: SAN BENITO. EL ARTE BENEDICTINO

Comprar libro

Título: LOS GRANDES MONASTERIOS BENEDICTINOS HISPANOS DE ÉPOCA ROMÁNICA (1050-1200)

Comprar libro

Título: EL ARTE DE LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: ALFONSO VI Y SU LEGADO

Comprar libro

Título: MONJES Y MONASTERIOS HISPANOS EN LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: ARTE Y ARQUITECTURA EN ESPAÑA. 500-1250

Comprar libro

Título: SANTA MARÍA DE OBARRA, ENTRE LA HISTORIA Y LA LEYENDA

Comprar libro

Título: MONASTERIO DE SAN ZOILO DE CARRIÓN DE LOS CONDES: ARTE E HISTORIA DE UN HITO CLUNIACENSE

Comprar libro

Título: BEATO DE LIÉBANA. MANUSCRITOS ILUMINADOS (libro gran formato)

Comprar libro

Título: DE TEMPLO SALOMONIS LIBER Y OTROS TEXTOS DE MASONERÍA MEDIEVAL

Comprar carpeta de 12 láminas enmarcables

Título: LÁMINAS DE CUATRO BEATOS: SILOS, SAN ANDRÉS DE ARROYO, SAN PEDRO DE CARDEÑA Y GIRONA

Comprar carpeta de 12 láminas enmarcables

Título: LÁMINAS DEL BEATO DE SILOS

Comprar carpeta de 12 láminas enmarcables

Título: LÁMINAS DEL BEATO DE SAN ANDRÉS DE ARROYO

Comprar maqueta para montar: San Juan de Baños

Maqueta para montar: SAN JUAN DE BAÑOS DE CERRATO (VISIGODO - PALENCIA)

Comprar maqueta San Pedro de la Nave

Maqueta: TEMPLO VISIGODO DE SAN PEDRO DE LA NAVE

Comprar maqueta San Juan de Baños

Maqueta: TEMPLO VISIGODO DE SAN JUAN DE BAÑOS

Comprar reproducción de "Tercera y sexta trompeta" del Beato del Escorial

Reproducción: TERCERA Y SEXTA TROMPETA DEL BEATO DEL ESCORIAL

Comprar reproducción de "Destrucción de Babilonia" del Beato de Fernando I

Reproducción: TERCERA Y SEXTA TROMPETA DEL BEATO DEL ESCORIAL

Comprar reproducción de "Meretriz de Babilonia" del Beato de Girona

Reproducción: MERETRIZ DE BABILONIA DEL BEATO DE GIRONA

Comprar joyería de reproducciones de orfebrería visigoda





All rights reserved. The contents of: "MONASTICISM OF CLUNY" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "MONACATO CLUNIACENSE" son propiedad de © Arteguias.com

El Renacimiento medieval del Monacato Cluniacense

El siglo X de la Europa occidental se considera uno de los más sombríos de su historia. Ya a partir de la segunda mitad del siglo IX, la unidad y el impulso en occidente se rompen a causa de varios acontecimientos:

1. Decadencia de la monarquía carolingia.
Tal decadencia se debió principalmente a dos factores:

  • La influencia de la iglesia sobre el hijo de Carlomagno, Luis el Piadoso, que debilitó la autoridad imperial y provoca el fraccionamiento del imperio.
  • Los vasallos del emperador fueron adquiriendo un gran porte poder político y jurisdiccional ya que a cambio de sus servicios los distintos emperadores carolingios delegaban cada vez más su poder en ellos, incidiendo así también en la pérdida de su propio poder político.

2. Llegada de nuevos invasores del sur, norte y este:

  • Desde el norte de Europa llegan los terrible normandos. En un principio emprenden la conquista de Irlanda hacia el 834, asolan las costas inglesas y fundan incluso un reino escandinavo en torno a York. Luego, continúan sus expediciones a lo largo del Océano Atlántico, apoderándose del Bajo Sena, rodeando la Península Ibérica, saqueando numerosas ciudades, especialmente portuarias, como Coruña, Lisboa, Cádiz, Sevilla, etc. y penetran en el mediterráneo, llegando a ocupar Sicilia.
  • Desde el sur, los musulmanes saquean las islas mediterráneas (Sicilia, Córcega, Baleares), el sur de Francia, las costas de Italia y llegan incluso a asentarse en el sur de Francia, cortando las rutas comerciales que existían entre Italia y Francia.
  • Por el este son los húngaros quienes realizan expediciones de pillaje por Alemania, el norte de Italia y el sur y centro de Francia.

3. Decadencia del propio papado, que deja de ser el impulsor de la religiosidad y la cultura en occidente

El Papa Nicolás I se encontró con que el estado pontificio resultaba imposible de ser defendido sin el apoyo del emperador Carlomagno frente a las pretensiones de la aristocracia romana.
Desde principios del siglo X se cae en una de las crisis más profundas del pontificado, aunque sin perder por completo su autoridad moral frente a la iglesia occidental.

Todos estos hecho juntos y otros de carácter más local llevan a la Europa Occidental a una etapa de grave decadencia cultural, donde el único refugio de la cultura se halla en los monasterios, aunque muchos fueron saqueados incluso destruidos o abandonados por los propios monjes.

Los scriptoria desaparecen y las bibliotecas se dispersan. Sin embargo, esta decadencia fue corta, ya que comienza a superarse en el último tercio del siglo X. Los normandos se estabilizaron en Inglaterra, los musulmanes quedaron instalados definitivamente en Al-Ándalus sin prácticamente nuevas incursiones y se soluciona la amenaza húngara.

Las manifestaciones de este nuevo impulso o renacimiento se van a concretar sobre todo en dos instituciones:

Imperio en Germania

El Imperio Germánico provoca un resurgir cultural apoyado por los emperadores con el fin de que acompañen y secunden sus pretensiones políticas.

Creación de la orden de Cluny

Cluny fue fundado en el 910 por el monje Berno y un pequeño grupo de seguidores bajo el patrocinio de Guillermo de Aquitania. Desde sus inicios, la orden cluniacense ofreció dos aspectos muy originales:

  • Por un lado, estaban sometidos sólo al Papa de Roma, al margen de los demás poderes señoriales y religiosos. Por ello, cuando la orden se extendió, constituyó en sí misma un auténtico estado por encima de las fronteras políticas y diocesales.
  • Por otro lado, frente a la falta de dirección y coordinación que tenían las anteriores comunidades religiosas, Cluny dirige y coordina todos los monasterios de la orden desde la casa madre para que la regla de San Benito se interprete de un modo unitario y homogéneo.

En muy poco tiempo se fundaron cientos de casas, y en el siglo XII la casa madre de Cluny ya dominaba sobre 1500 abadías. Cluny en un principio reestableció la vieja regla benedictina prácticamente en todo su rigor. Mantiene la pobreza, la castidad, la obediencia, la humildad y la penitencia, aunque la pobreza no concernía a la construcción de los monasterios ni a sus ornamentos.

Como novedades respecto a la primitiva regla, la cluniacense impone el silencio de los monjes, que hablarán por señas, y la solemnidad del canto litúrgico, que llena casi toda la jornada de los monjes e inaugura la existencia del canto gregoriano. Se rompe, al igual que sucedió el los monasterios carolingios, el equilibrio entre oración y trabajo, ya que el cultivo de los campos quedaba en manos de siervos y colonos y, frente al mundo carolingio, se desatiende la meditación y el estudio.

Cluny asumió un papel muy importante en la evolución de las costumbres. Acomete por un lado la reforma de la religión popular, y para fomentar la piedad de los laicos, insiste en la necesidad de la penitencia a través de la peregrinación.

Cluny activó las peregrinaciones a Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela

Por ello debemos a Cluny la mejora y preparación de las rutas peregrinas con hospederías, hospitales e iglesias, que van a centrarse preferentemente en tres vías: la de Jerusalén, la de Roma y la de Santiago de Compostela. El fomento de la peregrinación presupone que a través de sus iglesias, hospitales y albergues pueden difundir fácilmente los fundamentos de la doctrina cristiana al mismo tiempo que ofrecen al pueblo un apoyo tanto en sus necesidades materiales como en las espirituales.

Cluny consideraba que la de Occidente era una sociedad destructiva y violenta, por lo que decidió crear dos instituciones fundamentales con el fin de que encauzarla por la vía de la paz:

  • La paz de Dios: es una institución fundada en el 989 que dota de asilo e inmunidad a todas las gentes que se refugien en lugares sagrados. Así, se evitaba el saqueo de bienes eclesiásticos y todos los desvalidos pueden escapar en el templo de las brutales acometidas que sufrían.
  • La tregua de Dios: es una institución establecida más tarde, en el año 1027, que prohibía pelear en determinadas fechas. En un principio, se planteó que la prohibición debía extenderse de la tarde del sábado a la mañana del lunes con el fin de que los guerreros pudieran cumplir con los deberes dominicales.
    Capitel que representa la Paz de DiosSin embargo, como la medida alcanzó gran éxito, terminaron extendiendo la tregua desde el miércoles por la tarde al lunes por la mañana.

Esta medida supuso una reducción de la violencia y aunque fue de forma muy paulatina, este proceso desembocaría a que los caballeros adoptaran una nueva actitud encaminada a la defensa de los débiles y a la Guerra Santa.

La jornada en un Monasterio Cluniacense

En el monasterio cluniacense, la jornada litúrgica era muy extensa, y será prácticamente igual a la de otras órdenes monásticas que le siguieron. Comenzaba en nocturnos o maitines, aproximadamente a la medianoche. Tras ello, los monjes podían volver a la cama hasta laudes, que es el rezo del final de la noche o del comienzo del alba. Tras ello, tocaba prima, que se rezaba a la salida del sol y que era cuando ya abandonan totalmente el lecho. Entonces comienza el capítulo conventual, que consistía en la lectura de la regla, se reza por los monjes muertos y se tratan asuntos internos de la comunidad. Luego se pasa a tercia, misa de difuntos y misa mayor, tras la que se hace una parada de para la comida, que consistía en hortalizas, legumbres, queso, algunos huevos, pero en todo caso nada de carne.

Después de la comida tocaba sexta, tras la que había un momento de esparcimiento, y se podía ir al locutorio, único lugar donde se podía hablar, aunque nunca de dos en dos, para evitar actos homosexuales. Tras ello venía nona, vísperas, cuando comenzaba a caer el sol, tras ello una cena muy frugal (y en días de ayuno ni siquiera). porúltimo, rezaban completas antes de irse a dormir, en invierno hacia las 6 y en verano entre las 7.30 y las 8 de la tarde.

Arquitectura y dependencias del Monasterio de CLUNY II

El Monasterio de Cluny II data de mitad del siglo X. Ya es un monasterio muy bien definido y en el que se han corregido los errores del monasterio carolingio.

Nos encontramos con una entrada que da a un gran patio, flanqueado por dos hospederías. A la izquierda se encontraba la hospedería de los nobles, un gran edificio dividido en dos partes con sus correspondientes letrinas, pues era de rigor que las mujeres y los hombres estuvieran separados.

A la derecha estaba la hospedería de pobres, más pequeña aunque también con letrinas. También junto a la puerta de entrada había una estancia en donde se encontraría el monje pobrero u hospedero para atender fundamentalmente a los necesitados que llegaban al monasterio.

Se cerraba el patio con unas estancias muy amplias en las que en su parte baja se encontraban los establos y en su parte alta las viviendas de los hermanos legos, los siervos del monasterio que también hacían voto de castidad y obediencia y que se dedicaban al servicio de los monjes.

Tras ello aparece la iglesia, muy monumental para la época, que parece que fue lo primero que se construyó, mientras que el resto del monasterio se iría construyendo a su alrededor en los últimos años del siglo X en incluso los primeros del XI. Tenía un gran nártex llamado galilea, que era donde se ubicaban generalmente los fieles que se aproximaban al monasterio para asistir a sus cultos y donde incluso llegaban los monjes en las procesiones que llevaban a cabo por todo el templo. La planta era basilical, dividida en tres naves y con un transepto muy marcado en planta. En la cabecera había una enorme proliferación de capillas.

Lo que más asombraba del monasterio era su sistema de canalización del agua, y se piensa que quizá conocían el sistema de los palacios musulmanes, quizás a través de algún monasterio como el de Ripoll.

Se accedía al monasterio a través de una pequeña sala donde todo el mundo debía lavarse los pies y los domingos, mientras los monjes estaban en misa, podía ser visitado por otros monjes.

El claustro estaba rodeado de estancias similares a las del monasterio carolingio, con la novedad de la aparición de la sala capitular, que se situó junto a la iglesia.

Entrada a la Sala Capitular. Monasterio de Silos

Junto a la sala capitular se encontraba el locutorio y tras este, la sala de los monjes. Parece que la parte superior de estas tres estancias era un dormitorio corrido.

En el ala sur del claustro se encontraba el calefactorio, el refectorio, unas cocinas bastante amplias y unidas por un pasillo con las viviendas de los hermanos legos y la cilla, el almacén.

Paralelo al monasterio, estaban las dependencias de los novicios, quizá con talleres de carácter suntuario. En la parte superior, aislado de lo demás, se encontraba la enfermería, la casa de los médicos, la sala de flebotomía y el cementerio, que daba justo a la cabecera de la iglesia.

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: INSTITUCIONES MEDIEVALES

Comprar libro

Título: EL MONACATO GALLEDO EN LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: EL MONACATO EN LOS REINOS DE LEÓN Y CASTILLA (SIGLOS VII-XIII)

Comprar libro

Título: MONACATO Y SOCIEDAD

Comprar libro

Título: EL AÑO MIL Y LA PAZ DE DIOS. LA IGLESIA Y LA SOCIEDAD FEUDAL

Comprar libro

Título: LA VIDA COTIDIANA DE LOS MONJES DE LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: AMIGOS EXIGENTES, SERVIDORES INFIELES. LA CRISIS DE LA ORDEN DE CLUNY EN ESPAÑA (1270-1379)

Comprar libro

Título: EUROPA EN SU PRIMER CRECIMIENTO. DE CARLOMAGNO AL AÑO MIL

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO HISTÓRICO DEL MONACATO CLUNIACENSE



Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

* Última actualización de "MONACATO CLUNIACENSE" en septiembre de 2005

AVISO LEGAL