Próximos cursos presenciales
Crónica del Viaje Guiado a la ciudad de Zamora, el 10/04/10


All rights reserved. The contents of: "STORY OF GUIDED TRAVEL TO ZAMORA. 10/04/10" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "CRÓNICA E IMÁGENES DEL VIAJE A LA CIUDAD DE ZAMORA EL 10/04/10" son propiedad de © Arteguias.com

Crónica e imágenes del Viaje Guiado a la ciudad de Zamora, el 10/04/10

Con la habitual puntualidad y con unas previsiones meteorológicas más que optimistas, partió la expedición desde la madrileña Plaza de Cristo Rey rumbo a Zamora; sin duda, la capital del románico español por excelencia gracias a los más de veinte templos de éste estilo conservados en la ciudad.

Los preciosos capiteles de San Claudio de Olivares fueron  de los más admirados del viaje a Zamora

Tras las pertinentes explicaciones introductorias durante el viaje y una breve parada a mitad de camino para desayunar y estirar las piernas, poco antes de mediodía llegamos a nuestro destino, dejándonos el autobús junto a la muralla.

Desde ahí, un breve y ameno paseo nos condujo a las mismas puertas de la Iglesia de Santiago el Viejo o de los Caballeros; construcción emplazada extramuros que, pese a su aparente sencillez exterior, acoge entre sus muros un interesantísimo y sorprendente muestrario de capiteles figurados.

Continuando por los antiguos arrabales zamoranos, nuestra segunda parada se situó en la Iglesia de San Claudio de Olivares, templo que, al igual que el anterior y quizás por su situación algo alejada del centro urbano, suele quedar fuera de los circuitos turísticos zamoranos, circunstancia incomprensible dado el interés de la obra; tanto al interior, como al exterior, donde el mensario que adorna una de las arquivoltas de su portada septentrional, hizo las delicias de los visitantes.

Ante la portada de San Claudio de Olivares

Mediante una escalinata situada frente a San Claudio, accedimos al interior del antiguo burgo amurallado, visitando los exteriores de la conocida como "Casa del Cid" y dirigiéndonos a la Catedral. En ella, la visita comenzó por el Museo Catedralicio, donde un magnífico Cristo románico allí expuesto centró el interés de los expedicionarios. La seo zamorana, pese a su desnudez decorativa, hizo las delicias de todos, especialmente su espectacular cimborrio sobre el crucero, el más antiguo de los cuatro llamados "cimborrios del Duero" conservados en España.

Concluida la visita por el interior, aún nos esperaba una última sorpresa: la llamada Puerta del Obispo, cuya decoración fue objeto de interesantísimas disquisiciones entre los allí congregados. Antes de comer, aún tuvimos tiempo de disfrutar de un agradable paseo por el entorno del castillo, desde donde, aprovechando el soleadísimo día, podían tomarse magníficas instantáneas de la torre y el cimborrio románico de la catedral.

Por delante del legendario "Portillo de la Tradición", nos dirigimos al restaurante "Mesón el Castillo", donde pudieron ser cargadas las pilas de cara a la intensa sesión vespertina que teníamos por delante.

Otro de los momentos álgidos fue la visita al interior de la iglesia de Santa María Magdalena y en especial su sepulcro románico

La tarde empezaría con una visita al exterior de la Iglesia de Santa María la Nueva, cuyo ábside es uno de los más interesantes de la capital zamorana tanto por sus arquerías como por sus capiteles, de gran primitivismo.

Explicaciones ante el sepulcro románico de la iglesia de La Magdalena

A continuación, la visita a la Iglesia de la Magdalena fue, sin duda, uno de los platos fuertes de la jornada. La enorme verticalidad de su única nave y, sobre todo, el originalísimo sepulcro adosado al muro norte, centraron la atención y los objetivos de todos los expedicionarios.

Admiramos el exterior de la Magdalena y algunos de sus curiosos canecillos

A continuación, en seguida llegamos a la Iglesia de San Cipriano, para algunos especialistas, la más antigua del románico zamorano. No pasaron desapercibidos en ella los relieves que adornaban las ventanas de su triple cabecera cuadrangular, los dos crismones que pueden encontrarse en el interior, y los restos de pintura mural conservados en uno de los vanos laterales, donde puede adivinarse un Pantocrátor rodeado del Tetramorfos.

Visita a la antiquísima iglesia de San Cipriano

Como suele decirse, la densidad de monumentos románicos existentes en Zamora permite ir "tropezando" con numerosas iglesias según se va paseando por su casco urbano, algo que pudimos comprobar sobre el terreno ya que, de camino a Santo Tomé, último de los edificios a visitar de la jornada, pasamos junto a la modesta Iglesia de Santa Lucía y la mucho más interesante de Santa María de Horta.

El mencionado templo de Santo Tomé, recientemente restaurado y también fuera de los circuitos turísticos, fue una guinda perfecta para una jornada completísima en la que todos pudimos disfrutar, con la complicidad de un clima óptimo, de un precioso recorrido por el románico zamorano más antiguo y más desconocido.

¡Nos vemos en León!

Más información en:

Tel:
91 4480884

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Viajes Guiados
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval