Próximos cursos presenciales

Ermita de San Frutos de Duratón. Hoces del Duratón


All rights reserved. The contents of: "HERMITAGE OF SAN FRUTOS DE DURATÓN" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "ERMITA DE SAN FRUTOS DE DURATÓN" son propiedad de © Arteguias.com

Ermita de San Frutos (Hoces del Duratón)

Las cuevas y roquedos del río Duratón tienen una larga tradición de asentamientos eremíticos, que nacen en época visigoda, extendiéndose al siglo VIII, en vida de San Frutos y sus hermanos. Dicha tradición debió persistir en esta comarca durante siglos y ya en el siglo XI estaba fundado un pequeño cenobio que Alfonso VI dona al Monasterio de Silos en el año 1076. Poco después, por orden del abad de Silos, se construye la Iglesia en el año 1100, como reza una inscripción de la nave.

Ermita de San Frutos: capitel interior

Para acceder a la ermita de San Frutos, hay que llegar a Villaseca, y desviarse por una pista en buen estado que está señalizada.

Hoces del Duratón y Ermita de San Frutos

Declarada Monumento Histórico Artístico, la iglesia o "ermita" de San Frutos de Duratón que hoy contemplamos es el resultado de esa campaña constructiva primitiva, a la que se añadieron posteriormente dos ábsides laterales, se sustituyó el central, se abrió una puerta a los pies, y se alzó una galería de la que sólo quedan restos; todo ello a finales del XII.

La planta y su articulación original es similar a la del Salvador de Sepúlveda, y, como ésta, su fábrica es completamente de sillería. Igualmente, tres arcos fajones sobre pilastras prismáticas refuerzan la bóveda de cañón. De nuevo arcos abocelados de medio punto en cada tramo apoyan sobre par de columnas. La principal diferencia entre ambas estriba en la escasa altura de la nave y demás elementos.

Cabecera de la Ermita de San Frutos

La nueva cabecera, mucho más grande y desproporcionada, no respetó las medidas de la original, como se aprecia en las impostas ajedrezadas que no coinciden con la de dicha cabecera. Posee dos arcos triunfales, el primero de los cuales tiene función de sustentación, como otros arcos fajones, mientras que el segundo cumple con las funciones propias de un arco triunfal.

Hastial de la Ermita de San Frutos de Duratón

Los canecillos exteriores de la cabecera son geométricos y nada tiene que ver con los de la nave, muy anteriores, lo que confirma la sustitución de la original en fecha tardía
Los ingresos proceden de los distintos momentos de la edificación. El pequeño ingreso de arco peraltado del muro del mediodía, hoy cegado, pertenece a la construcción primitiva, con decoración de sogueado y billetes. La puerta meridional, sin embargo, pertenece a la remodelación de finales del XII. Se abrió sobre el cuerpo resaltado de la original, y tiene cuatro arquivoltas lisas sobre jambas, todo ello formando un conjunto de absoluta austeridad. Por encima se abre un ventanal de la primera etapa, de idéntica factura al del hastial oeste de El Salvador y de similar talla.

Fachada occidental de la iglesia

La escultura de canecillos y capiteles del exterior de la nave muestran una relación iconográfica y estilística prácticamente total con el templo sepulvedano, mientras que en el interior la aparición de capiteles con figuración humana y animalística, además de capiteles vegetales de talla mucho más delicada, muestran que algunos artífices no fueron los mismos que trabajaron en ambas iglesias.

Bóveda de medio cañón del interior de la nave

En cualquier caso, no se puede dudar de la raíz común de San Frutos de Duratón y El Salvador de Sepúlveda, en los que cada piedra nos habla de la dureza de una misma época.

Ventanal de la fachada occidentalEn conclusión, la sobriedad de este templo no ofrece demasiadas concesiones estéticas al visitante. Pero su valor es incuestionable al tratarse de una de las construcciones románicas más antiguas del sur de Castilla, levantada en una época de epopeyas y en un paraje incomparable. La espiritualidad que emana de la belleza salvaje del lugar permite comprender su elección para fundar un monasterio. Pocos sitios como San Frutos, en el marco incomparable de las Hoces del Duratón, causan mayores vibraciones transcendentes.

Imágenes de gran formato de la Ermita de San Frutos (Hoces del Río Duratón)
Hastial de la Ermita de San Frutos
Las Hoces del Duratón y la Ermita de San Frutos
Canecillos de la Ermita de San Frutos de Duratón
Hastial de la Ermita de San Frutos Las Hoces del Duratón y la Ermita de San Frutos Canecillos de la Ermita de San Frutos de Duratón
Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "ERMITA DE SAN FRUTOS DE DURATÓN" en julio de 2012

AVISO LEGAL