Próximos cursos presenciales

Iglesia de San Cornelio y San Cipriano de Revilla de Santullán (Palencia)


All rights reserved. The contents of: "REVILLA DE SANTULLÁN PALENCIA)" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "IGLESIA DE REVILLA DE SANTULLÁN (PALENCIA)" son propiedad de © Arteguias.com

Revilla de Santullán, Palencia. Iglesia de San Cornelio y San Cipriano

Introducción

En el corazón de la Montaña Palentina, la pequeña población de Revilla de Santullán se sitúa en el extremo nororiental de la provincia de Palencia, en un agradable valle de eminente vocación minera que, en paralelo al río Rubagón, desciende desde las elevadas cumbres de la Cordillera Cántabrica hacia la amplia llanada en la que se asienta Aguilar de Campoó, localidad de la que apenas dista quince kilómetros y a la que siempre ha estado íntimamente ligada Revilla.

Revilla de Santullán, que en la actualidad apenas cuenta con unos 25 habitantes censados, pertenece al ayuntamiento de Barruelo de Santullán, villa capital del valle de la que apenas le separan dos kilómetros.

Apuntes históricos

Pese a hallarse a tan sólo 7 kilómetros de la histórica población de Brañosera, cuyo fuero se remonta nada menos que al año 824, no es hasta el siglo XIII cuando encontramos las primeras menciones documentales contrastadas de Revilla de Santullán, siempre íntimamente ligadas al cercano monasterio premostratense de Santa María la Real de Aguilar de Campoó.

Aún así, es de suponer que la pequeña aldea de Revilla, otrora conocida como Santa María de la Nava, existiese ya durante el último tercio de la duodécima centuria, fechas en las que presumiblemente comenzase la construcción de su iglesia parroquial. Durante la Baja Edad Media, Revilla de Santullán, como el resto de poblaciones del valle, perteneció a la importante Merindad de Aguilar de Campoó, la cual se extendía por territorios palentinos, cántabros e incluso burgaleses.

Exterior del templo

En el mismo centro del pequeño casco urbano de Revilla, la Iglesia de los santos Cornelio y Cirpiano se presenta al exterior como una modesta construcción rural que, a simple vista, para nada hace sospechar la riqueza iconográfica y decorativa que oculta entre sus muros.

Consta el edificio de una única nave que remata, tras un breve tramo recto presbiterial, en un ábside semicircular canónicamente orientado. El cuerpo principal, cubierto en origen presumiblemente con bóveda de cañón o cañón apuntado, vio como en una reforma acometida durante el siglo XIX fue sustituida por un abovedamiento rebajado, conservándose tan sólo las cubiertas originales en el tramo recto presbiterial y casquete absidal.

Iglesia de Revilla de Santullán, Montaña Palentina

Durante el siglo XVI fueron añadidos a la fábrica primitiva una sacristía y el pórtico sur, quedando así distorsionada la planimetría original.

Al exterior, llama la atención la noble sillería con que fueron levantados los muros perimetrales y de la cabecera, la cual, queda articulada en tres paños separados por austeros contrafuertes en talud decreciente sin alcanzar la altura de la cornisa. En el paño central abre un vano de medio punto abocinado cuyas arquivoltas descansan sobre finas columnillas rematadas en capiteles en los que se identifican aves entre zarcillos y leones afrontados.

Iglesia de Revilla de Santullán

En el costado meridional de la cabecera y casi oculta por la adición del pórtico posterior, abre una segunda ventana de menores proporciones cuyos capiteles rematan en sencillos entramados vegetales.

El hastial de poniente culmina en la prototípica espadaña palentina de remate triangular abierta en dos huecos de campanas mediante arcos de medio punto sobre columnillas y capiteles decorados con esquemáticos crochets.

Canecillos de Revilla de Santullán, joya de la Montaña Palentina

Se conserva igualmente una interesante colección de canecillos dispuestos a lo largo de las cornisas de la nave, del ábside y del tejaroz que cobijaba la portada antes de la erección del pórtico renacentista. En ellos, son reconocibles además de las recurrentes composiciones geométricas, distintos personajes como músicos, guerreros, danzantes, figuras femeninas ataviadas a la manera de la época -alguna embarazada-, mascarones, monstruos, etcétera.

Interior

Al interior del templo la decoración se reduce a los capiteles del arco triunfal, para los cuales el tema elegido fue el de Daniel; representándose en el capitel del lado del evangelio al profeta en actitud orante entre dos leones; y al ángel protector enviado por Dios en su equivalente del costado de la epístola.

La cubierta de la nave, presumiblemente de cañón apuntado, fue reemplazada por otras de factura moderna durante el siglo XIX, conservándose tan sólo en cuanto a bóvedas originales se refiere la del tramo recto presbiterial en cañón apuntado; y la del hemiciclo absidial, rematada en cuarto de esfera.

De fecha contemporánea a la erección del pórtico sur y del cuerpo de la sacristía, es el coro alto dispuesto a los pies de la nave.

Pila bautismal de Revilla de Santullán

De factura románica es la pila bautismal dispuesta a los pies de la nave, decorada a base de baquetones verticales entre los cuales, aparecen representadas pares de rosetas cuatripétalas inscritas en círculos.

La portada

En el muro sur y pasando totalmente desapercibida por quedar oculta tras el citado pórtico añadido en época renacentista, abre la portada principal original, sin duda, una de las piezas más valiosas, sorprendentes, refinadas e interesantes del románico palentino.

Ha sido precisamente ese pórtico tardío el que ha permitido que, a día de hoy, el soberbio repertorio escultórico en ella desplegado se conserve prácticamente intacto, hasta el punto de que su genuino brillo podría incluso dar la sensación de ser fruto de una excesiva restauración que no es tal.

Portada de Revilla de Santullán


Se presenta la portada ligeramente adelantada respecto al muro, quedando protegida antes de la erección del pórtico mediante un pequeño tejaroz sostenido por canecillos. Consta de un vano apuntado a partir del cual se suceden seis arquivoltas molduradas con boceles, medias cañas y fórmulas zigzagueantes; siendo la más interesante la segunda, en la cual, a lo largo de su rosca y en posición radial, fue representada una Última Cena en la que Cristo aparece en la dovela clave flanqueado a cada uno de sus lados por seis apóstoles individualizados bajo arquillos sobre columnas entorchadas y enjutas arquitectónicas.

En cada uno de los extremos de la mencionada arquivolta aparecen, bajo arcos rebajados de mayor amplitud que el resto, dos curiosas figuras: a la izquierda, un personaje de larga melena leyendo un libro que ha venido siendo identificado como un profeta; y a la derecha, el que ha sido reconocido como artífice de la obra ya que, además de representarse a sí mismo tallando inspirándose en lo que parece ser un libro de modelos, aparece sobre él una inscripción en la que puede leerse "Michaelis me fecit".

Autorretrato de Micaelis sobre la portada de Revilla de Santullán

Además de la propia riqueza tanto temática como formal del conjunto, el hecho de que el propio artífice se haya autorretratado sobre su obra hacen de esta portada una pieza excepcional, ya que si escasas son en el románico las obras firmadas, mucho más lo son las que el propio autor aparece representado junto a su creación.

Pese a que por méritos propios ha sido la efigie de Michaelis quien ha acaparado y concentrado el interés de éste templo, no puede ser desdeñada la enorme calidad de los capiteles que rematan las columnas de la portada, unos capiteles donde el barroquismo tardorrománico alcanza su máxima expresión en cuanto al realismo, sofisticación y acabado de sus figuras.

Revilla de Santullan. Capiteles de la portada

A la izquierda del vano de ingreso según el punto de vista del espectador, son reconocibles del exterior al interior las siguientes escenas: grifos dentro de un entramado vegetal, Sansón enfrentándose al león, un sagitario y varios seres fantásticos como dragones y arpías encapuchadas.

Seres fantásticos en los capiteles de la portada


Al lado opuesto de la puerta, continua el programa iconográfico con una bellísima interpretación de la "Visitatio Sepulchri" en el capitel más interno. Tras él, dos composiciones vegetales de enorme refinamiento anteceden dos escenografías en las que un joven somete un dragón, y un felino trata de zafarse del ataque de un reptil y otro dragón, rematándose el conjunto con una nueva cesta vegetal de sabor cisterciense.

Capiteles de la portada

La portada de la iglesia de Revilla de Santullán, sin que exista ningún documento que nos aporte más pistas sobre su datación, ha venido siendo contextualizada por distintos estudiosos en los últimos años del siglo XII o las primeras décadas del XIII, combinándose en ella el recargamiento propio del tardorrománico junto con repertorios propios del no lejano monasterio de San Andrés de Arroyo que tanto influirían en el románico del norte de Palencia.

Portada de la iglesia de Revilla: detalle de uno de los capiteles

Alrededores

La pequeña localidad de Revilla de Santullán se encuadra dentro del territorio que, por la enorme densidad de construcciones románicas conservadas, ha venido siendo denominado País Románico.

Iglesia palentina de Salcedillo, aldea situada junto a Brañosera

Por ello, es ingente el número de pequeñas iglesias románicas que es posible encontrar en los alrededores de Revilla de Santullán: en el propio Valle de Santullán, Bustillo, Nava, Porquera o Villabellaco conservan pequeños templos rurales altomedievales. El propio Barruelo, aunque reconstruida, esconde en su parroquia restos de una primitiva construcción contemporánea a la de Revilla.

Iglesia de Brañosera

Al norte, la histórica población de Brañosera, como su vecina Salcedillo, han sabido preservar sus humildes iglesias parroquiales; mientras que al sur, camino de Aguilar, Cillamayor, Matalbaniega, Corvio o Villavega de Aguilar son poblaciones cuyos templos parroquiales merecen una visita.

Iglesia de Matalbaniega, Palencia


Desde la propia Aguilar de Campoó, las opciones se multiplican, pudiendo admirarse edificaciones románicas en la gran mayoría de localidades que la rodean y que, desde el Medievo, formaron parte de su antigua merindad.

Iglesia de Corvio

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Última actualización de "IGLESIA DE REVILLA DE SANTULLÁN (PALENCIA)" en diciembre de 2010