Próximos cursos presenciales

Cúpula de la Roca, Jerusalén



Comprar CD

Título: BATALLA DE ALARCOS, 1195. ALFONSO VIII DE CASTILLA Y LOS ALMOHADES





The texts of: "DOME OF THE ROCK" are property of © Arteguias.com


Los textos de "CÚPULA DE LA ROCA, JERUSALÉN" son propiedad de © Arteguias.com. Las imágenes de la Cúpula de la Roca son de dominio público o se usan bajo licencia Creative Commons Attribution-Share Alike. Autores: Godot13, jonathan jacobi, poco a poco

Cúpula de la Roca, Jerusalén

Introducción histórica

Terminada en el año 72 de la Hégira (691 de nuestra era) durante el califato de Abd al-Malik, el Qubbat al-Sakhra o Cúpula de la Roca en Jerusalén es el monumento islámico más antiguo que se conserva. Aunque sea un lugar de oración, este edificio no fue construido como una mezquita, su propósito original era conmemorar la victoria del Islam, que completa la revelación de los otros dos credos monoteístas, y competir en esplendor y magnificencia con los grandes santuarios cristianos.

Cúpula de la ROca. Monumento esesncial del Islam

Se encuentra situado en el recinto sagrado donde había estado el templo de Jerusalén, y donde, según la tradición, había tenido lugar el sacrificio de Isaac. Según la narración del Coran, Mahoma emprendió un viaje desde el santuario más cercano, La Kaaba en La Meca, hasta el más lejano, el templo de Jerusalén. Desde la roca que alberga en su interior el edificio, el profeta se elevó a los cielos, para recibir la primera revelación del arcángel Gabriel. Según la tradición, en la roca se quedaron grabadas las huellas del Al Borak, el caballo mitológico de Mahoma.

La Cúpula de la Roca en el corazón de Jerusalén

La arquitectura de la Cúpula de la Roca

El edificio es un ejemplo muy claro de qubba islámica. Presenta una estructura de planta centralizada, en torno al elemento de culto, cubierto por una cúpula de media naranja. Sin embargo, la Cúpula de la Roca no debe relacionarse con los monumentos funerarios, cuya forma adoptó, sino con la práctica generalizada de erigir un símbolo del poder o de la fe de los conquistadores dentro del territorio conquistado. En el Islam de los Omeyas esta ratificación de victoria estaba íntimamente unida al celo misionero.

Alzado

En torno a la cúpula hay dos deambulatorios. El más cercano a la roca es circular; y el exterior, octogonal, define el exterior del edificio. Todo el trazado es de una rigidez matemática asombrosa.

Planta

La planta es el resultado de dos cuadrados superpuestos y girados el uno sobre el otro formando ángulos de 45º, dando lugar a un octógono sobre el que se inscribe una circunferencia.

En el exterior, la cúpula se encuentra recubierta por unas chapas de cobre dorado que, al igual que las fachadas de los muros exteriores, proceden del siglo XI. No obstante, parece que desde un primer momento la cúpula estuvo recubierta por este material.

El monumento está formado por un espacio circular cupulado inscrito en un octógono

El exterior del octógono que conforma la planta de la Cúpula de la Roca está revestido de mármol hasta la altura de las ventanas. En la parte superior, el revestimiento actual es de cerámica turca, y se añadió en 1554 sobre un mosaico vidriado que cubría también el tambor de la cúpula.

Cermaica decorativa del siglo XVI

Tal y como relatan algunos viajeros parece que estos mosaicos tenían fondo dorado y policromo, y que los dibujos representaban árboles, plantas en flor y edificios; probablemente símbolos del Paraíso, como los que todavía se conservan en los riwak de la Gran Mezquita de Damasco.

Detalle

La encrucijada entre arte bizantino y arte islámico

Globalmente considerada, la Cúpula de la Roca, es la muestra más clara de la encrucijada entre el arte bizantino y el incipiente arte islámico. Tiene un carácter particular, que lo distingue de las demás mezquitas omeyas y, por el contrario, lo acerca más a los santuarios cristianos de Jerusalén y de Tierra Santa. El califa Abd al-Malik, queriendo hacer lo mismo que los cristianos, pero mejor, edificó una réplica musulmana de los santuarios conmemorativos de los cristianos, y es desde este punto de vista como tenemos que examinar la decoración de la Cúpula de la Roca.

La cúpula con planchas doradas

Los términos formales utilizados para expresar esta apropiación simbólica no eran nuevos, sino que consistían casi exclusivamente en formas del arte bizantino y, en mucho menor grado, del arte sasanida. El único aspecto puramente islámico, las inscripciones, se encontraban en su mayor parte en lugares en donde apenas eran visibles.

Interior

La arquería que sustenta el tambor de la cúpula y la intermedia ofrecen una inteligente alternancia de pilares y columnas, procedentes éstas de edificios romanos y bizantinos, aunque integrados en una organización tan novedosa en lo estructural como clásica en su decoración, pues los arcos aparecen atirantados con unos arquitrabes de madera recubiertos de metal damasquinado. Las naves del tawaf llevan techo plano, en contraste con la cúpula interior, que está separada de la cubierta.

La Cúpula de la Roca está inspirada en los monumentos bizantinos

Los mosaicos de la Cúpula de la Roca

Los únicos mosaicos que conservamos del siglo VII en la Cúpula de la Roca se encuentran en su interior. El interior del edificio está recubierto de mármol en las paredes y los pilares. La maravillosa decoración musivaria situada bajo la inscripción en ambos lados del octógono interior y en los tímpanos del lado exterior del tambor, así como en el lado interior del tambor mismo, hasta el arranque de la cúpula, se conserva en lo sustancial, tal y como los dispuso el proyectista de Abd al-Malik: Motivos vegetales en forma de árboles enteros o volutas de vid en vasos o matas de acanto, extendidos en rica profusión sobre la superficie. Aunque se ven motivos orientales, sasánidas, dominan los de origen grecorromano, al mismo tiempo que falta totalmente el ornamento geométrico y el entrelazado, tan característico del arte islámico maduro. En la cara interior del octógono y, si bien con menos profusión, en la cara interior del tambor, aparecen frecuentemente representaciones de ricas joyas, como coronas, elaborados collares y otros tipos, que nos ofrecen el más antiguo ejemplo de una decoración monumental y, sobre todo, la más antigua decoración suntuosa de un lugar de culto musulmán.

Mosaico interior

La decoración a base de joyas no aparece de modo uniforme entodo el edificio, sino casi exclusivamente en la cara interna del peristilo octogonal y del tambor. Las joyas de la cara interior del tambor se han adaptado en su mayor parte a la base vegetal del esquema decorativo. Todos estos ornamentos se pueden identificar como ornamentos reales e imperiales de los príncipes bizantinos y persas, predominando ampliamente los primeros, o como ornamentos utilizados por Cristo, la Virgen y los santos en el arte religioso bizantino. En otras palabras, la decoración de la Cúpula de la Roca atestigua una utilización consciente de símbolos pertenecientes a sus adversarios, sometidos o aun activos, del estado musulmán.

Los mosaicos no tienen figuración humana o divina. Sólo vegetales y otros motivos similares

A primera vista los mosaicos de la Cúpula de la Roca, puramente decorativos, no cumplen ningún programa. En ellos no hay ninguna representación figurativa y, por lo tanto, ningún "motivo" narrativo o simbólico. Se trata de la primera vez que se realizan mosaicos en los muros de un lugar de culto musulmán, y desde este momento los musulmanes aplican la regla que desde este momento siempre fue firme: el arte que decora una mezquita no incluye a ningún ser vivo, aunque sin excluir el mundo vegetal.

Decoración vegetal en uno de los mosaicos

La Cúpula de la Roca es extraordinariamente rica en inscripciones. La principal, de 240 metros de longitud, se halla sobre los arcos de la arcada octogonal interior, en ambos lados, y es totalmente contemporánea del edificio, con excepción de un punto en el que el califa Al-Mamun sustituyó el nombre de Abd al-Malik por el suyo en el siglo IX. El contenido de las inscripciones es casi exclusivamente religioso, a excepción del nombre del constructor y de la fecha, y en su mayor parte se compone de citas del Corán. Estas citas tienen un carácter misionero, se trata de invitaciones bastante insistentes a someterse a la nueva y definitiva fe, y al mismo tiempo son una afirmación de la superioridad de la nueva religión y del estado basado en ella.

Una de las principales aportaciones de la Cúpula de la Roca es la creación de una nueva relación entre arquitectura y decoración. Hasta entonces, el Mediterráneo había mantenido, aunque con modificaciones, el principio clásico de la decoración, sobre todo de la decoración ornamental, al servicio de la arquitectura, resaltando determinadas partes de los edificios. Los constructores de la Cúpula de la Roca, sin embargo, ocultaron toda su estructura claramente definida y basada en lo clásico. Esto no significa que los creadores de los mosaicos de la Cúpula de la Roca rechazaran por completo la arquitectura que decoraban: ciertamente adaptaron las formas de los árboles o de las volutas a los espacios rectangulares o cuadrados, pero si que crearon alrededor del edificio un lujoso armazón que se aleja de las tradiciones del lugar y que tiene su origen una vez más, en el arte bizantino.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "CÚPULA DE LA ROCA, JERUSALÉN" en octubre de 2013

AVISO LEGAL