Próximos cursos presenciales
Monasterio de San Miguel de Eiré , Lugo


Comprar libro

Título: RUTAS ROMÁNICAS EN GALICIA 1

Comprar libro

Título: ARTE DEL CÍSTER EN GALICIA Y PORTUGAL

Comprar libro

Título: GUÍA E RUTAS DA ARTE OURENSE

Comprar libro

Título: LOS MONASTERIOS ROMÁNICOS





All rights reserved. The contents of: "MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE EIRÉ, LUGO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE EIRÉ, LUGO" son propiedad de © Arteguias.com

Monasterio de San Miguel de Eiré, Lugo

Introducción

En el corazón de la Ribeira Sacra Lucense, dentro del Concejo de Pantón y a escasos 3 kilómetros del insigne monasterio de Santa María de Ferreira, la antigua iglesia monástica de San Miguel de Eiré -obra de la segunda mitad del siglo XII- se levanta en una minúscula aldea de nombre O Mosteiro, topónimo que ya de por sí resulta revelador en cuanto a su origen.

Iglesia del antiguo Monasterio de San Miguel de Eiré, Lugo

Único resto conservado de un antiguo cenobio femenino, esta preciosa iglesia monástica de San Miguel de Eiré, declarada Monumento Nacional en 1964 y convenientemente restaurada, funciona hoy en día como templo parroquial, representando una de las construcciones religiosas más peculiares y de mayor personalidad del románico de Lugo y de toda Galicia.

Capitel de piñas del interior

Apuntes históricos

Pese a no existir documento alguno que lo constate, es de suponer que existió en el lugar una primera construcción prerrománica posiblemente del siglo X, teoría reforzada por la aparición de varios restos en el entorno, el más conocido: un ventanal bíforo recolocado en uno de los muros interiores del templo.

Ventanal prerrománico

Se atribuye la fundación del actual San Miguel de Eiré a una mujer de nombre Excladia Ordoñez, posiblemente en torno a los albores del siglo XII ya que, con fecha de 1108, consta documentalmente al frente de la comunidad una abadesa llamada Aldonza.

Durante todo el siglo XII se suceden las donaciones y concesiones de privilegios al monasterio, algunas de ellas de carácter real como la que consta del monarca Alfonso VII en 1129, o ya a finales de la propia centuria a cargo de la influyente familia nobiliaria Traba.

Característico capitel del Maestro de San Miguel de Eiré

A lo largo de toda la Baja Edad Media el monasterio sufriría un progresivo proceso de declive que tuvo su punto culminante en 1499, fecha en que, tras una reforma de la orden, es anexionado primero a San Paio de Antealtares, luego a San Estevo de Ribas de Sil y, de manera definitiva en 1519, al Hospital Real de Santiago.

La iglesia de San Miguel

Exterior

La iglesia de San Miguel, único resto conservado del aludido monasterio, es una singular construcción de material granítico. Además de su belleza intrínseca, se halla muy bien conservada y con sus escalonados volúmenes arquitectónicos ajenos a otras construcciones y agobios urbanísticos.

Iglesia del antiguo monasterio de San Miguel de Eiré

Su apariencia exterior, más allá de la muy poco habitual posición -en Galicia- de la torre campanario, no difiere en exceso de los cánones del románico rural del entorno: planta basilical de una sola nave que desemboca en una cabecera formada por los habituales dos tramos, uno recto correspondiente al presbiterio y el otro (el ábside propiamente dicho) semicircular.

Torre

En la parte delantera de la nave se alza la citada y original torre de pequeñas dimensiones totalmente anómala en tierras gallegas por su posición sobre el falso crucero.

Torre campanario sobre la nave

La citada torre como en su propia morfología dispuesta al modo a burgalés recuerda irremediablemente a construcciones castellanas del ámbito de Las Merindades y La Bureba (San Pedro de Tejada, El Almiñé, Monasterio de Rodilla, etcétera). Es un pequeño cuerpo prismático abierta con pareja de troneras orientadas al este y oeste y vanos simples en sus laterales norte y sur. Para algunos autores el aspecto de este campanario evidencia su función defensiva.

San Miguel de Eiré: cabecera y torre

Cabecera

El ábside, de menor altura que la nave, queda dividido en paños al exterior mediante columnas adosadas de elevadísimos plintos que casi parecen desempeñar la función de contrafuertes. Estas columnas se rematan a la altura de la cornisa con unos originalísimos capiteles de apariencia vegetal cuyas hojas se retuercen de tal manera que sus extremos llegan a doblarse incluso hasta alcanzar el collarino, dando la sensación, sin salir de su esquematismo, de ser cestas caladas. Este tipo de capiteles, también apreciables tanto al interior como en el vecino cenobio de Ferreira de Pantón, es la principal seña de identidad del Maestro de Eiré.

Columna exterior

Tanto en los muros presbiteriales como en el centro de cada uno de los paños absidales se abren vanos de iluminación, siendo el único ornamental el dispuesto en el eje cabecero, el cual consta de una chambrana ajedrezada que abraza un arco e medio punto sobre columnas rematadas en capiteles de leones afrontados.

Además de la equilibrada arquitectura de toda la iglesia hay que destacar la interesante colección de canecillos entre los que se adivinan motivos geométricos, animales (reales y fantásticos) y antropomorfos; destacando algunos por su carácter impúdico: personaje orinando, escenas de sexo explícito, etcétera.

Cornisa del ábside

Puerta norte

Otro de los elementos destacados de San Miguel de Eiré es su portada norte. Aunque es muy sencilla de estructura, todos los elementos contribuyen a darle una gran elegancia.

Puerta norte. San Miguel de Eiré

Tiene tímpano, dos arquivoltas y guardapolvos billeteado. La arquivolta superior plana está decorada con rosetas de distinta traza individualizadas en cada una de sus dovelas menos en la clave donde aparece un Agnus Dei o Cordero Místico. La exterior con baquetón torso entorchada a base de estrías animada por besantes.

Agnus Dei en la clave

Llaman sobre todo la atención las mochetas que sujetan el tímpano. En una aparece una hoja curvada rematada en una esfera pero en la opuesta se esculpió una pareja de animales alados de espaldas con cabeza humana que la giran forzadamente hacia el espectador.

Detalle de la mocheta con los Evangelistas Lucas y Marcos

Sobre estas dos figuras puede leerse perfectamente la inscripción "LU MA", que con toda probabilidad se trata de los símbolos zoomofos de los evangelistas Lucas y Marcos (presentados en su forma animal del Tetramorfos).

Detalle de la mocheta

Por último, el tímpano, compuesto a base de dos bloques monolíticos probablemente reaprovechados, presenta una sencilla decoración de rosetas secantes entrelazadas de escaso relieve.

Los capiteles de esta portada septentrional son sencillos: uno de temática vegetal con rosetas y el otro con cabezas humanas invertidas.

Capitel con cabezas invertidas

En el muro de los pies de la iglesia y a considerable altura hasta el punto de poder ser confundida con un ventanal, se aprecia una segunda puerta que en origen comunicaría la iglesia por la zona del coro con el resto de dependencias monacales desaparecidas, de manera que las religiosas tenían acceso directo a la iglesia desde sus celdas.

Hastial occidental con una de las puertas de ingreso desde las dependencias monacales

Interior

En el interior, lo que más llama la atención en San Miguel de Eiré es la citada estructura que individualiza el espacio de la falsa nave transversal que antecede al presbiterio sirviendo de sustento a la torre. Comunica con el cuerpo de la iglesia mediante un arco diafragma de medio punto sobre capiteles figurados bajo los cuales, se prolongan columnas entregas hasta mitad del muro y que rematan en una cabecita y una roseta a modo de ménsulas.

Columna del interior

Sin embargo, analizando con detalle su estructura desde el interior, se aprecia una morfología de lo más original por estos pagos: el espacio de la nave, cubierto con techumbre de madera, presenta planta cuadrangular. A continuación, lo que desde el exterior podría fácilmente identificarse con el primer tramo de la nave anterior al espacio presbiterial, en realidad es una pequeña nave transversal a modo de transepto no manifestado en planta y cubierta con bóveda. Este singular espacio fue concebido sin duda para reforzar el sustento y los apoyos de la torre campanario que se yergue sobre él.

Capitel

En esta iglesia de San Miguel de Eiré los capiteles de la nave presentan cabezas humanas volteadas como continuación de hojas, piñas, leones enlazando sus patas y las ya mencionadas cestas caladas características de este taller.

Capitel con cuadrúpedos

El arco triunfal es muy monumental, con cuatro arquivoltas de medio punto sostenidas por dos parejas de columnas de distinta anchura, cuyos capiteles vegetales a base de volutas caladas vuelven a recordarnos, como ya vimos al exterior, a una de las señas de identidad del Maestro de Eiré, resultando llamativo como, frente al material granítico predominante en la construcción, para las cestas fueron elegidos bloques calizos mucho más maleables.

Interior de la cabecera de San Miguel de Eiré

En el cuarto de esfera del cascarón que aboveda el ábside hay pinturas murales góticas con un Cristo en Majestad fechado a finales del siglo XV o comienzos del XVI.

San Miguel de Eiré: bóveda del ábside

Además existen varias piezas de interés como el aludido ventanal prerrománico, la pila bautismal decorada con sogueados, cruces patadas y flores de lis, además de varios canes concebidos para soportar la cubierta de madera.

Pila bautismal

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Monasterios
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "MONASTERIO DE SAN MIGUEL DE EIRÉ, LUGO" en septiembre de 2015

AVISO LEGAL