Próximos cursos presenciales
Monasterio de San Pedro el Viejo


Comprar libro

Título: SAN PEDRO EL VIEJO. PANTEÓN REAL DE ARAGÓN

Comprar libro

Título: LOS MONASTERIOS ROMÁNICOS

Comprar maqueta Santa Cruz de la Serós (Huesca)

Maqueta: SANTA CRUZ DE LA SERÓS

Comprar maqueta San Pedro de Lárrede (Huesca)

Maqueta: SAN PEDRO DE LÁRREDE





All rights reserved. The contents of: "MONASTERY OF SAN PEDRO EL VIEJO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos del portal "MONASTERIO DE SAN PEDRO EL VIEJO" son propiedad de © Arteguias.com

Monasterio de San Pedro el Viejo. Huesca

El Monasterio de San Pedro el Viejo es uno de los principales hitos monumentales de la provincia de Huesca, especialmente por la escultura distribuida entre tímpanos y capiteles.


El Monasterio románico de San Pedro el Viejo se sitúa en el lugar que ocupaba el templo mozárabe que servía de culto a la comunidad cristiana durante los largos siglos de ocupación musulmana. De hecho, existe una larga secuencia constructiva sagrada en este lugar pues se ha localizado en su solar un templo romano, posteriormente sustituido por una iglesia visigoda y luego por el templo mozárabe indicado.

Ábside lateral sur

Tras la conquista de Huesca en el año 1096 el templo fue donado por el rey aragonés Pedro I a un monasterio benedictino francés por lo que pronto se derribó la mayor parte de la estructura prerrománica adaptada a la liturgia hispánica para adaptarla a la romana y a los usos cluniacenses. s éste el momento de la erección del complejo monacal románico del siglo XII que consta de:

  • Templo de tres naves.
  • Claustro adosado al costado meridional, con una excelente colección de capiteles del Taller del Maestro de San Juan de la Peña.

Claustro e iglesia de San Pedro el Viejo, Huesca


Como es normal, en un edificio tan grande y antiguo, los añadidos y reformas fueron abundantes. A nosotros nos interesa especialmente la construcción de un cimborrio en el siglo XIII y la adición de una torre en el costado norte, junto a la cabecera, en esa misma centuria.

Con todo, las peores agresiones sufridas fueron las innumerables viviendas que se fueron adosando por sus cuatro costados y que apenas dejan vislumbrar exteriormente la belleza del conjunto. En recientes restauraciones se ha dejado un estrecho pasillo para que, al menos, se pueda ver algo de la cabecera.

Iglesia

Interior de la iglesia

La iglesia tiene tres naves rematadas en una cabecera de tres ábsides escalonados de planta semicircular. Todos los arcos formeros y fajones son de medio punto y apoyan sobre pilares cruciformes. Cuenta con un, transepto no acusado en planta y un cimborrio sobre el crucero.


En las naves se aprecia la eliminación moderna de las pilastras que recogían la dobladura de los arcos fajones, con motivo, parece ser, de habilitar más espacio para los fieles.

El cimborrio del crucero, a ser tardío del siglo XIII, abandona la habitual cúpula sobre pechinas o trompas y se convierte en un cubo abovedado por crucería. Cuatro óculos en los muros verticales consiguen la iluminación exterior deseada.


 

Interior de la iglesia. San Pedro el Viejo


Exterior de la iglesia

Exterior de la cabecera Exteriormente se puede apreciar la maltrecha cabecera con sus ábsides de planta semicircular. Tan insigne monumento merecería la rehabilitación de esta deteriorada cabecera que, además está agobiada por edificaciones cercanas y apenas es visible.

Posiblemente, lo más valioso de la iglesia de San Pedro el Viejo es el tímpano de la portada norte. Muestra un magnífico crismón trinitario sujeto por dos ángeles de gran belleza, El conjunto es completado por una pequeña figurita humana tumbada en la parte superior que corresponde a San Vicente.

Tímpano de la portada norte deSan Pedro el Viejo de Huesca
Torre

Es una estructura de planta hexagonal adosada al muro norte del transepto y que se comunica con el interior del templo mediante una puerta de arquivoltas achaflanadas de medio punto y columnas con capiteles lisos.


El espacio interior, denominado capilla de San Ponce de Tomières se ha habilitado como pequeño museo. Su alzado es de dos cuerpos más la bóveda de crucería superior. El segundo cuerpo tiene ventanales de iluminación.


Claustro

Aunque ya hemos visto que la iglesia es interesante y tiene algunas piezas extraordinarias como el tímpano de la puerta norte, verdaderamente lo más destacado de San Pedro el Viejo es su magnífico claustro compuesto por cuatro pandas -que forman un rectángulo- abiertas al patio central mediante arcos de medio punto sostenidos por dobles columnas pareadas.

Claustro

Lo primero que hay que advertir es que el estado de este espacio era ruinoso hasta que en 1886 los arquitectos Patricio Bolomburu y Ricardo Magdalena acometieron su casi completa restauración. En estos trabajos se sustituyeron numerosos capiteles cuyos relieves estaban completamente erosionados por réplicas del escultor Mariano García Ocaña, que ciertamente se afanó en reproducir el estilo original del Maestro de San Juan de la Peña. Actualmente, esos capiteles deteriorados se guardan en el Museo Provincial.

Conjunto del claustro

Tímpano de la Epifanía

Antes de adentrarnos en el mundo de los capiteles originales de este claustro hay que contemplar el tímpano de la puerta que comunica el recinto con la iglesia. Su autor es el Maestro del sepulcro de Doña Sancha de Santa Cruz de la Serós, hoy custodiado en la iglesia jaquesa del Monasterio de las Benedictinas. El registro superior muestra a dos ángeles sujetando con sus manos un crismón trinitario. El friso inferior es el de la escena de la Epifanía


En las pandas claustrales hay otro tímpano reseñable. Se trata de la misma escena representada en la puerta del muro norte de la iglesia: dos ángeles sujetando con sus manos un gran crismón trinitario con un Agnus dei en el centro. Éste del claustro, además de encontrase mucho más erosionado, pertenece a una mano menos cualificada.


En uno de los muros hay una pequeña pieza empotrada que vuelve a mostrarnos la misma representación, aunque parece que es más tardía.

Crismón empotrado en uno de los muros del claustro

También hay que citar las tres grandes esculturas de apóstoles encastradas en los costados largos del claustro, de los que sólo uno de ellos es original.

Capiteles originales

Los dieciocho capiteles originales del claustro podemos clasificarlos, desde el punto de vista iconográfico, en los que muestran narraciones de escenas bíblicas y aquéllos que tienen contenido simbólico.


Entre los primeros y, a pesar del estado en que se encuentran la mayoría, es relativamente fácil adivinar lo que muestran. En ellos se relatan acontecimientos de la muerte, Resurrección y Ascensión de Cristo, así como de la Asunción de María. También tenemos algunos momentos del Antiguo Testamento.

DEscendimiento de Cristo de la cruz

Entre los temas simbólicos aparecen los habituales combates entre bestias maléficas y el hombre que denotan la continua lucha entre el bien el mal que habita en el alma humana.

Capitel del claustro de San Pedro el Viejo: combate entre hombres y serpientes

Las escenas representadas son, en total, las siguientes:

  • Descendimiento de Cristo y su entierro.
  • Los sacerdotes judíos reclamando guardía a Pilatos para vigilar el sepulcro de Cristo.
  • Las tres Marías visitando el sepulcro vacío de Jesús con los soldados dormidos.
  • Los discípulos de Emaús y Noli me Tangere
  • Duda de Santo Tomás.
  • Ascensión.
  • Pentecostés.
  • Dormición de la Virgen.
  • Hombres alanceando serpientes.
  • Diversos combates entre hombres y dragones.
  • Arpista y bailarina.
  • Sagitario lanzando una flecha a una sirena pez (nereida) con dos peces en las manos.
  • Vida de San Silvestre.
  • Demonios y dragones.
  • Arpías devorando a un hombre.
  • Leones devorando un carnero.
  • Caín y Abel.
  • San Silvestre y el bautismo de Constantino.
  • Regreso de Egipto.
  • Bautismo de Jesús.
  • Tentaciones de Cristo.


De los capiteles que se ocupan de Cristo, es especialmente valioso el conjunto de capiteles que relatan los acontecimientos entre su muerte y Resurrección y la Ascensión final,puesto que no siempre encontramos tales episodios en otros monumentos románicos historiados (Noli me Tangere, Discípulos de Emaús, Duda de Santo Tomás, Pentecostés, etc.).


También, llamamos la atención sobre el capitel del regreso de Egipto por ser una de las esculturas románicas originales mejor conservadas de todo el claustro de San Pedro.


Otro de los capiteles que nos parece más expresivo es el que muestra las tentaciones de Cristo por el demonio en el desierto.


Por último, mencionaremos también el que tiene tallada la escena del músico (en este caso, tañendo una enorme arpa) junto a una bailarina que se dobla hacia atrás dejando caer su larga cabellera. Esta representación la encontramos en Biota, Agüero, etc. por lo que se la considera una auténtica firma del taller. No obstante, la talla de San Pedro el Viejo debió ser realizada por un miembro menos experto del taller por su menos plasticidad en comparación con las anteriores citadas.


Capilla de San Bartolomé

La panda este del claustro da acceso a una estancia abovedada del máximo interés. Se trata de la capilla de San Bartolomé, único vestigio conservado del templo prerrománico, espacio alargado y completamente abovedado por medio cañón con refuerzo de arcos fajones.


Se salvó de ser destruida porque cuando se estaba materializando el nuevo cenobio benedictino de estilo románico (siglo XII) se decidió utilizar este espacio como su sala capitular.

Posteriormente fue convertido en Panteón Real, albergando los restos de, nada menos, los dos últimos reyes del Reino de Aragón antes de convertirse en Corona de Aragón: Alfonso el Batallador y Ramiro II el Monje.

Lo más destacable es el sepulcro de Ramiro II que es un sepulcro romano marmóreo del siglo II d.C. con el busto de un personaje togado dentro de un clípeo que es elevado por dos genios alados, que a su vez se hallan flanqueados por Neptuno, Anfítrite, Hypnos y Thánatos.

Es más que evidente cómo la representación de ángeles sosteniendo un crismón -y que está presente en varios tímpanos del monasterio de San Pedro el Viejo- deriva de este tipo de iconografías clásicas.

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Monasterios
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "MONASTERIO DE SAN PEDRO EL VIEJO. HUESCA" en octubre de 2012

AVISO LEGAL