Próximos cursos presenciales
Museo Arqueológico de Palencia


Comprar libro

Título: RUTAS DEL ROMÁNICO EN LA PROVINCIA DE PALENCIA

Título: COLECCIÓN RUTAS ROMÁNICAS

Comprar libros

Título: ENCICLOPEDIA DEL ROMÁNICO EN CASTILLA Y LEÓN. PROVINCIA DE PALENCIA (2 TOMOS)





All rights reserved. The contents of: "MUSEO ARQUEOLÓGICO DE PALENCIA" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "GUÍA DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE PALENCIA" son propiedad de © Arteguias.com

 

Guía del Museo de Palencia. Colección medieval

Introducción

El Museo Arqueológico de Palencia se ubica en la Plaza del Cordón 1, en pleno corazón monumental de la capital palentina.

Lateral de uno de los capiteles de San Martín de Frómista, conservado y expuesto en el Museo Arqueológico de Palencia

Sus fondos se reparten entre dos plantas con varias salas cada una y presenta una excelente colección de piezas que abarcan la Prehistoria, la Cultura Celtibérica, la Hispania Romana, y le época de la Edad Media.

Fíbulas de arco visigodas. Museo Arqueológico Nacional

Como solemos hacer en Arteguias, nos centraremos en la colección medieval de este museo que, aunque no tan numerosa, como en otros de Castilla y León, sí puede presumir de la calidad y buena conservación de lo expuesto, donde encontraremos piezas arquitectónicas y escultóricas en piedra, cerámica, orfebrería, etc.

Vasijas de los siglos XI, XII y XIII

Colección hispanovisigoda y prerrománica

Los fondos de época medieval de este museo se encuentran en la primera planta. Tras subir unas escaleras desde el piso bajo, lo primero que debemos examinar es todo lo relacionado con el Reino Hispanovisigodo.

Se exponen diversos frisos decorativos característicos de la arquitectura visigoda, procedentes de la célebre basílica de San Juan de Baños, próxima a la capital y verdadera joya de la arquitectura hispana de finales del siglo VII.

Friso decorado con motivos vegetales y geométricos muy del gusto de la cultura hispanovisigoda, procedente de San Juan de Baños

Dentro del arte mueble y de ajuar personal, se exponen numerosas fíbulas de arco, broches de cinturón, pendientes, anillos, etc. de bronce, muchos de las cuales están policromados con pastas vítreas de colores rojo y ámbar.

La procedencia de estos efectos personales es variada. Algunos son de San Juan de Baños y otros de necrópolis excavadas en Villajimena, Aguilar de Campoo y Herrera de Pisuerga. También hay ejemplares de monedas de diversos reyes godos, vasijas y una interesante asa de jarro litúrgico.

Diversos broches de cinturón, hallados en tumbas

Antes de llegar a la parte de la exposición dedicada a los siglos del románico y del gótico, hay que contemplar con atención un precioso capitel mozárabe del siglo XI, procedente de Sahagún. Podemos observar su collarino doble sogueado, así como su morfología que imita y reinterpreta las hojas de acanto y las volutas de los capiteles compuestos romanos.

Colección románica: siglo XI a comienzos del XIII

De la primera mitad del siglo XI (año 1039) tenemos la interesante placa pétrea de conmemoración de la construcción de la primitiva abadía de Santa María de Husillos.

Lápida de Husillos. Primer tercio del siglo XI

A continuación se nos muestra, a una altura idónea para poder contemplar con todo lujo de detalles, una importantísima colección de capiteles y canecillos románicos, especialmente los procedentes de la iglesia de San Martín de Frómista ("la diosa del románico palentino").

El primer capitel expuesto procede del Monasterio de Santa Cruz de la Zarza de Ribas de Campos. Está esculpido por sus cuatro costados y está relacionado con la vida heroica de Sansón, ya que en una de las caras mayores aparece cabalgando y desquijarando al león.

Pero no cabe duda que el plato fuerte de la colección medieval de este museo es el grupo de canecillos y capiteles originales de Frómista y que se trajeron aquí tras la polémica restauración de Aníbal Álvarez acaecida a finales del siglo XIX cuando "in situ" se colocaron copias de numerosas piezas escultóricas.

Así podemos observar el verdadero tamaño de estos enormes bloques pétreos, que cuando contemplamos una iglesia románica desde el suelo nos parecen pequeñas y sin embargo, son muy voluminosos.

Un canecillos nos muestran a un asno músico con su lira y otro a un hombre desnudo en cuclillas.

A continuación tenemos unos pocos capiteles pero de una importancia extraordinaria. Uno de ellos se conserva a la perfección y es inexplicable que se desmontara para colocar una réplica en la propia iglesia de San Martín. La escena representada es la de personajes montados en actitud de lucha contra sendos leones, todo ello en presencia de otros hombres que observan la escena en las caras menores.

Capitel de Frómista

Pero, sin duda, el más importante es el llamado capitel de la Orestiada (se ha interpretado como las parejas Caín- Abel o Adán-Eva) que fue estúpida e incomprensiblemente censurado y mutilado para evitar la vista de la desnudez de los dos protagonistas en un absurdo ataque de puritanismo. ¿Se imaginan que los arqueólogos del siglo XIX de otros países del mundo se hubieran dedicado a destrozar las más importantes esculturas grecorromanas debido a lo "impúdico" de su desnudez?. Habrían desaparecido obras maestras tales como el Discóbolo de Mirón, El Doríforo de Policleto o la Venus de Milo. Pero es que en conservación del patrimonio también podemos decir que "Spain is diferent".

Capitel de la Orestiada  tras ser bárbaramente destrozado

Lo que hace aún más increíble este lamentable suceso es que la réplica que se colocó en el templo de San Martín sí muestra los cuerpos desnudos de los personajes (?)

Réplica del capitel del Maestro de la Orestíada colocado en San Martín de Frómista

En resumen, estos capiteles originales pertenecen al llamado Maestro de Jaca (porque además de en Frómista trabajó en la seo aragonesa en ambos casos en las últimas décadas del siglo XI). Su importancia radica en que es uno de los primeros escultores medievales que emplea las cestas de los capiteles para componer figuras e historias, alejándose del generalizado aniconismo imperante durante la Alta Edad Media tras la caída del Imperio Romano.

Además, el Maestro de Jaca aplica a sus personajes una anatomía naturalista bastante cuidada, próxima a las escultura griegas y romanas. Parece claro que, para ello, se inspiró en el Sepulcro romano de la Abadía de Husillos (próxima a Frómista), pieza del siglo III que se expone en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid y donde se esculpieron los acontecimientos mitológicos de la Orestiada.

Más información de la Iglesia de San Martín de Frómista

Colección gótica

Al final de esta primera planta se conservan algunos sarcófagos del siglo XIII procedentes de las Abadía de Benevívere y Santa María de la Vega, propios de un taller de Carrión de los Condes y realizados entre los años 1240 y 1260.

Museo de Palencia: Maiestas Domini y Tetramorfos

Estos sepulcros tienen una calidad notables y se encuentran en muy buen estado de conservación. Al estar esculpidos por sus cuatro caras podemos entretenernos a comprender la iconografía representada, que es la habitual de este época para este tipo de soporte.

En concreto, lo representado se divide en dos temáticas: una religiosa donde suele aparecer un Maiestas Domini y el Tetramorfos, los Apóstoles u otro personajes sagrados relacionado con el Juicio Final. La otra temática se relaciona con la vida y muerte del personaje difunto donde no faltan los melodramáticas plañideros lamentando con exageración el fallecimiento. El punto de conexión entre ambas áreas es la escena donde el alma del difunto sale del cuerpo y es recogida por ángeles.

Desde aquí se puede acceder a una pequeña sala donde encontraremos un retablo de la primera mitad del siglo XV originario del Hospital de San Millán de los Palmeros (Amusco) y un códice iluminado de ese mismo siglo.

Esta pequeña sala refrigerada también muestra en algunas vitrinas objetos de pequeño tamaño como cálices, patenas y vinajeras de peltre de época bajomedieval y un Cristo todavía románico elaborado en bronce.

.

Otras piezas

Aunque nos hemos centrado en la colección medieval del Museo Arqueológico de Palenciamuseo, recomendamos encarecidamente visitar las otras secciones, especialmente las dedicadas a la cultura celtibérica y romana, con una importante colección de cerámica, escultura y mosaicos extraordinarios.

Excelente mosaico romano en el Museo Arqueológico de Palencia

Rutas

La privilegiada ubicación del Museo de Palencia va a permitir poder visitar los principales monumentos de la capital palentina que no se hallan ni siquiera a más de diez minutos a pie.

Por ejemplo, La preciosa Catedral de San Antolín está a un par de centenares de metros. Ni siquiera es necesario invertir más de tres minutos en llegar hasta ella tomando la Calle del Árbol del Paraíso. Este edificio es conocido como "La Bella Desconocida" puesto que atesora menor fama que otras catedrales españolas y, sin embargo, es un prodigio de elegancia en su interior.

Alzado en el crucero

En ella se puede visitar lo que fuera parte de la primera catedral de tiempos visigodos (siglo VII) enlazada a una nave de comienzos del siglo XI.

Más información de la Catedral de Palencia

Otra posibilidad es acercarnos a la iglesia de San Miguel, situada a menos de 300 metros (¡sólo cuatro minutos caminando!), siguiendo la Calle Mayor Antigua, pero en sentido contrario al de la catedral. La iglesia de San Miguel es el emblema de la ciudad palentina -en algún modo, más incluso que la "Bella Desconocida". Se trata de un edificio de comienzos del siglo XIII de arquitectura gótica primitiva de tipo hispano-languedociano, muy similar a los monasterios cistercienses que se construyen en los alrededores, como el de Santa María de Palazuelos de Valladolid. Tiene tres naves, crucero y cabecera de tres ábsides, siendo el central de planta poligonal.

Iglesia de San Miguel de palencia, a cuatro minutos del Museo Arqueológico

Pero lo que hace célebre a esta iglesia es su fachada occidental con su enorme portada con esculturas en las arquivoltas y la preciosa torre campanario rematada por un cuerpo almenado que contiene un amplio ventanal con tracerías góticas.

Puerta y campanario

Otros sitios muy próximos al Museo Arqueológico de Palencia son la iglesia del antiguo Convento de San Francisco y el puente sobre el río Carrión conocido como "Puentecillas".

La iglesia franciscana conserva una interesante fachada gótica y un pórtico que no es otra cosa que una de las pandas de su antiguo claustro.

Fachada y parte del claustro de la iglesia del Convento de San Francisco

El puente de "Las Puentecillas" debe tener origen romano, aunque con varias transformaciones medievales y del siglo XVI.

Puente de "Las Puentecillas" sobre el río Carrión. Palencia

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Museos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE PALENCIA" en febrero de 2013

AVISO LEGAL