Próximos cursos presenciales
Museo Catedralicio de Burgos


Comprar libros

Título: ENCICLOPEDIA DEL ROMÁNICO EN CASTILLA Y LEÓN. PROVINCIA DE BURGOS (4 TOMOS)

Comprar libro

Título: RUTAS DEL ROMÁNICO EN LA PROVINCIA DE BURGOS

Comprar libro

Título: MONASTERIOS Y CONVENTOS DE LA PROVINCIA DE BURGOS





All rights reserved. The contents of: "MUSEO CATEDRALICIO DE BURGOS" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "MUSEO CATEDRALICIO DE BURGOS" son propiedad de © Arteguias.com

 

Guía del Museo Catedralicio de Burgos y el Claustro de la Catedral. Colección medieval

Introducción

La visita a la Catedral de Burgos implica rastrear cientos de metros cuadrados de belleza, historia y arte, acumulados durante más de 900 años de edificación.

Píxide románico perteneciente al Museo catedralicio de Burgos

Por eso, puede suceder que el turista ocasional se pierda una parte importante de este conjunto catedralicio. Nos estamos refiriendo al doble claustro (con sus dos pisos), dedicado en la actualidad a espacio museístico, el llamado Museo Catedralicio.

Panda del claustro superior de la catedral de Burgos

En este apartado nos ocuparemos monográficamente de todo ello, muy especialmente, como no podía ser de otra manera, de su colección medieval, ya que de otras épocas más modernas el contenido es prácticamente inabordable.

El claustro superior contiene numerosas esculturas y puertas góticas

Comenzaremos por la descripción de los dos pisos del claustro, que son un museo de arquitectura y escultura en sí mismos, para luego ocuparnos de las diferentes capillas que se abren a él y donde se exponen las innumerables obras de arte que componen el Museo Catedralicio propiamente dicho.

Virgen María y el Niño Jesús. Imagen gótica del siglo XIII

Para finalizar el artículo, trataremos de algunas piezas conservadas en el claustro inferior procedentes -algunas al menos- de la catedral románica, lo que aprovecharemos para hacer una breve reseña histórica de la misma.

Un claustro de dos pisos

El claustro de la Catedral de Burgos se construyó entre las últimas décadas del siglo XIII y las dos primeras del XIV. Es de planta rectangular y tiene la peculiaridad de constar de dos pisos para salvar la diferencia de nivel entre el templo catedralicio y el espacio exterior en su costado sur. Hay que tener en cuenta que la Catedral de Burgos se edificó en una empinada cuesta con la ladera norte mucho más alta que la sur que conduce, a pocos metros, al río Arlanzón.

Una de las pandas del claustro superior

El piso alto del claustro es, por tanto, el que se comunica directamente con la iglesia, mientras que el bajo es el que sirve de escalonamiento. Este claustro inferior tuvo funciones mucho menos nobles que el superior, ya que, entre otros usos, sirvió como almacén. Además, desde el punto de vista estilístico, era el menos hermoso puesto que las tracerías de sus arcos son obra bastante moderna, de 1899, realizadas por el arquitecto e historiador Vicente Lampérez.

Ménsula del claustro inferior

La Puerta del Claustro

En la actualidad, los visitantes pueden entrar al claustro por su esquina noreste, pero la auténtica y original puerta medieval de acceso a dicho recinto estaba ubicada junto a la Capilla de San Enrique y comunicaba el brazo sur del crucero del templo con la esquina noroeste del claustro.

La Anunciación en la Puerta del Claustro

Esta magnífica puerta se estaba construyendo en 1270 y es una de las más perfectas obras góticas de la catedral burgalesa. El tímpano representa el Bautismo de Cristo y el Árbol de Jesé. En las jambas aparecen las grandes estatuas del rey David, el profeta Isaías y una escena de la Anunciación, que por su dulzura se ha relacionado con el Maestro de la sonrisa de la Catedral francesa de Reims.

Bautismo de Cristo

El Claustro Superior

Deesis

Las cuatro pandas del claustro alto están abovedadas por crucería sencilla, cuyos nervios apoyan en ménsulas con relieves de ángeles. Los arcos de comunicación al patio central son soberbias estructuras con maineles y tracerías (las vidrieras son modernas).

Estatua de un rey

Los muros están salpicados de grandes estatuas de bulto redondo que representan reyes, personajes bíblicos y escudos. El más conocido es el grupo formado por la pareja de reyes Alfonso X y Doña Violante, cambiando sus votos matrimoniales.

Estatuas que posiblemente representan al rey Alfonso X y su mujer Doña Violante de Aragón

También hay que fijarse en los cuatro machones angulares con delicados grupos escultóricos con las siguientes representaciones:

Grupo escultórico en una de las esquinas del claustro superior

  • Una delicadísima y bella Anunciación.
  • La Adoración de los Reyes Magos.
  • Un grupo formado por el Rey Alfonso X con tres infantes (también hay quien piensa que son cuatro reyes de la casa de Judá).
  • Un rey con un obispo más dos cortesanos.

Detalle de la Epifanía

La mayoría de estas esculturas han sido restauradas y se les ha dotado de la policromía que habían perdido durante siglos.

Estatua de un obispo, probablemente Don Mauricio

La zona bajo de estos muros claustrales está repleta de sepulcros góticos y renacentistas pertenecientes a distintos canónigos y otras piezas escultóricas de diversa índole.

Relieve gótico presidido por la Virgen y el Niño.

Uno de ellos llama la atención por ser de estilo románico. Tradicionalmente era conocido como el Sepulcro de Mudarra, el hermanastro vengador de los Siete Infantes de Lara, aunque tal extremo resulte bastante inverosímil.

Sepulcro de Mudarra

Procedente del Monasterio de San Pedro de Arlanza, esta bella estructura funeraria se articula de forma similar a una portada con canecillos en al alero y un doble arco con pinjante trasdosado por otro más amplio de intradós angrelado sobre columnas.

Canecillos del sepulcro de Mudarra

Las Capillas del Claustro Superior

Por la orografía que circunda la catedral sólo se pudieron abrir estancias en la panda oriental del claustro: Capillas de San Juan Bautista, Santa Catalina, Corpus Christi y la actual sala capitular.

Capilla de San Juan Bautista

Cáliz

La de San Juan Bautista es una capilla funeraria del obispo Juan Cabeza de Vaca (1406-1412) pero completamente reformada en el siglo XVI y convertida en sacristía durante el siglo XVII. En la actualidad, este gran espacio es el dedicado a sala principal del Museo Catedralicio.

Cristo de bronce y esnaltes

La colección de obras de arte es mareante. Abundan las piezas de orfebrería de diversas épocas y de incalculable valor económico y artístico, (a destacar una cruz relicario pectoral del siglo XI, varias cruces procesionales, cálices, etc.).

Cruz relicario pectoral

Detalle de una cruz procesional

También abundan los retablos, los tapices, las casullas, diversas pinturas y esculturas de imaginería.

Museo Catedralicio: interior de la capilla de San Juan Bautista

Capilla de Santa Catalina

La Capilla de Santa Catalina se construyó a iniciativa del obispo Gonzalo de Hinojosa entre 1316 y 1354 para emplearla como sala capitular.

Se comunica con el claustro mediante una bella portada gótica fechable en la primera mitad del siglo XIV, donde se narra el Descendimiento de Cristo. Hay que fijarse en el bellísimo rostro de San Juan Evangelista.

Tímpano de la Capilla de Santa Catalina: Descendimiento

Capilla del Corpus Christi

Es coetánea a la anterior y patrocinada por García Fernández de Castellanos, hijo de Juan Estébanez, canciller del rey Alfonso XI. Tiene también una puerta de extraordinaria importancia con el dintel incorporando las estatuas del promotor y su esposa Doña Inés de Escobar de rodillas y en actitud de orar (en el centro hay un escudo).

En el tímpano se nos muestra una habitual iconografía gótica del Juicio Final, con Cristo en Majestad pero mostrando las llagas de la pasión (Cristo Varón de Dolores) flanqueado por la Virgen María y San Juan Evangelista que ruegan por los hombres que van a ser juzgados. Cuatro ángeles completan el conjunto.

Puerta de la Capilla del Corpus Christi

En esta capilla se guarda un arcón de madera conocido como el "Cofre de El Cid" pues la tradición decía que era el mismo con el que el caballero castellano engañó a los judíos burgaleses para la obtención de recursos financieros. En realidad, se trata de un mueble donde se guardaba documentación del Cabildo.

Una de las grandes obras de arte conservadas en esta capilla es el famoso, realista y patético Cristo atado a la columna de Diego de Siloé.

Actual Sala Capitular

Se exponen diversos tapices flamencos y tablas pintadas, entre otras muchas obras de arte.

El Claustro Inferior y el recuerdo de la catedral románica

Al claustro inferior de llega por una escalera que parte de la Capilla de San Juan Bautista.

Panda del claustro inferior

En la actualidad, alberga, junto a algunas capillas adyacentes, el Centro de Interpretación de la Catedral de Burgos donde se trata de explicar el proceso constructivo de la seo burgalesa.

Capitel doble románico, probablemente procedente de la catedral románica

Se exponen numerosas piezas supuestamente procedentes de la catedral románica así como una maqueta de la catedral actual y varias representaciones de la fachada gótica occidental antes de las reformas modernas que desmontaron sus portadas monumentales medievales.

Maqueta de la catedral de Burgos en su estado actual

Con todo, lo más interesante de este claustro es, precisamente, poder recordar aquella primera catedral que se construyó en el último cuatro del siglo XI a iniciativa de Alfonso VI para la nueva sede episcopal burgalesa fundada en 1075, cuando Burgos todavía era una población de medio rango en el contexto de los reinos cristianos hispanos.

Capitel con hojas de acanto

Este conjunto catedralicio formado por el templo, el complejo claustral y las estancias residenciales del obispo debieron terminarse sólo unos años después dentro del estilo que llamamos Románico Pleno, como otros monumentos señeros tales que la Catedral de Jaca o San Martín de Frómista. Si bien no tenemos que irnos tan lejos, pues a finales del siglo XI o comienzos del XII se estaba construyendo cercanos edificios plenorrománicos parcial o completamente conocidos como San Quirce, Santo Domingo de Silos o San Pedro de Arlanza

El historiador Félix Palomero nos habla de una iglesia de tres naves con cabecera tripartita, escalonada de tres ábsides, con posible cimborrio sobre el crucero.

Capitel románico, similar a algunos de San Pedro de Arlanza

Volviendo a lo expuesto en el claustro inferior, lo más llamativo son piezas escultóricas románicas -sobre todo capiteles y canecillos- procedentes de esta catedral románica. No obstante algunos autores adviertan de que algunas de estas esculturas proceden de lugares distintos, principalmente del arruinado complejo monástico de San Pedro de Arlanza.

Capitel  románico zoomorfo

Dentro de este repertorio, se expone como procedente de la seo románica una clave de bóveda donde aparece Cristo e Majestad dentro de una mandorla. Sin embargo, nos parece que aunque el hieratismo del relieve de Jesús pueda parecer románico, la decoración que rodea la mandorla fecha la pieza como más tardía y seguramente procede ya de la construcción del siglo XIII.

Una clave de bóveda con Maiestas  Domini

Por último, nos detendremos en el sepulcro del infante Don Sancho, hijo de Fernando III, muerto en 1180.

Se trata de una urna de piedra con el frontal decorado con un relieve alusivo al momento del fallecimiento del menor, que se encuentra tumbado en una cama, mientras dos ángeles sujetan su alma en ascenso. Flanquean esta imagen dos pequeñas figuras humanas lamentándose por el deceso y ocho personajes eclesiásticos -algunos obispos en actitud bendicente- con báculo bajo sendos arcos.

Sepulcro románico del infante Don Sancho

La lauda reitera la misma iconografía: dos ángeles tumbados en actitud voladora sujetan una mandorla donde se encuentra el alma del infante (la cabeza se halla rota en la actualidad).

Lauda del sepulcro

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Museos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "MUSEO CATEDRALICIO DE BURGOS" en diciembre de 2013

AVISO LEGAL