Próximos cursos presenciales
Museo de Arte Sacro de Atienza en la iglesia de San Gil


Comprar libro

Título: RUTAS DEL ROMÁNICO EN LA PROVINCIA DE GUADALAJARA

Comprar libro

Título: POR LOS CAMINOS DEL CID

Comprar libro

Título: CASTILLOS DE GUADALAJARA

Comprar libro

Título: RUTAS DEL ROMÁNICO EN LA PROVINCIA DE GUADALAJARA





The text of: "MUSEO DE ARTE SACRO DE ATIENZA - CHURCH SAN GIL IN ATIENZA" are property of © Arteguias.com


Los textos de "MUSEO DE ARTE SACRO E IGLESIA DE SAN GIL DE ATIENZA " son propiedad de © Arteguias.com. Las siguientes imágenes se usan bajo licencia Creative Commons Attribution-Share Alike: vista lateral del Museo de San Gil (autor: Cruccone), Calvario románico de la Trinidad de Atienza (autor: Pedro María Reyes Vizcaíno)

 

Guía del Museo de Arte Sacro de Atienza en la iglesia de San Gil

Introducción a la historia antigua y medieval de Atienza

Atienza antigua

La población de Atienza, actual Conjunto Histórico-Artístico de carácter nacional, fue poblada primero por razas celtíberas, siendo denominada Tihita y más tarde por los romanos, según atestiguan restos encontrados. La presencia goda queda en interrogante por no haberse hallado rastro alguno de esta época.

El peñón de Atienza estuvo poblado desde tiempo inmemorial

Atienza musulmana

Con la llegada de los musulmanes a la Península, Atienza debió constituir un pequeño núcleo defensivo. Aunque fue tomada inicialmente por Alfonso II hacia el año 870, la mayor parte de los siglos iniciales de la reconquista estuvo en manos musulmanes, aprovechando la infranqueable peña que queda a su lado a 1.200 metros de altitud. En esta época de fuertes beligerancias con castellanos y leoneses los musulmanes debieron apoyarse en esta fortaleza y la de Medinaceli, hoy en la provincia de Soria, para rechazar las incursiones cristianas.

Asentamiento del castillo musulmán y cristiano

Atienza medieval cristiana

Iglesia de San Gil

La reconquista cristiana definitiva llegó en 1085 ó 1086 tras la caída de Toledo a manos de Alfonso VI y la consiguiente incursión almorávide. Atienza, de este modo, forma con otras poblaciones fronterizas como Sepúlveda, Segovia, Ávila y Salamanca una línea de contención contra el peligro africano. Probablemente se abandonó en 1109 ante las derrotas castellanas contra los almorávides de finales del siglo XI y comienzos del XII. Es en el siglo XII cuando Atienza y Medinaceli con reconquistadas definitivamente por Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y consorte de Castilla. De esta época datan el castillo actual y las murallas.

Más tarde llegó el famoso fuero y su constitución en poderosa cabeza de Villa y Tierra, alcanzando su jurisdicción hasta el Tajo.

Atienza y el románico

Puerta románica de Santa María del Castillo

El auge definitivo de la villa llega con los reinados de Alfonso VII y VIII, en que se afirma que ya existían catorce templos románicos. De este elevado número sólo perduran restos de este estilo en cinco y sorprendentemente son de gran heterogeneidad, probablemente porque se construyeron en diferentes fechas de los siglos XII y XIII, recibiendo dispares influencias. Nos referimos a las antiguas iglesias de la Santísima Trinidad, San Gil, Santa María del Rey, San Bartolomé y Santa María del Val.

Pilas bautismales románicas de iglesias de Atienza

El Museo de Arte Sacro y la iglesia de San Gil

En este apartado nos ocuparemos monográficamente de la iglesia de San Gil, uno de los monumentos románicos más relevantes de la villa atencina, que desde hace unos años alberga el Museo de Arte Sacro de Atienza.

Cabecera de la iglesia de San Gil

Este templo debió tener en su origen, a comienzos del siglo XIII, una nave unida a la tradicional cabecera con tramo recto presbiterial y ábside de planta semicircular. Sirvió de parroquia hasta el siglo XIX y a partir de 1939 fue abandonada para el culto. Afortunadamente, esta olvidada parroquia de San Gil se convirtió en el Museo de Arte Religioso de la villa el 14 de julio de 1990. Este ejemplo demuestra que muchos templos arruinados o abandonados pueden ser reaprovechados como lugar de uso para otras actividades culturales.

Iglesia de San Gil convertida en el Museo de Arte Sacro de Atienza

La más importante transformación sufrida en la iglesia románica aconteció cuando en el siglo XVI se derribó la nave para ampliarla hasta tres naves separadas por tres parejas de grandes arcos apuntados, cubiertas por techo de madera.

Fachada occidental

Exterior

Consecuencia de las reformas del siglo XVI tenemos la puerta plateresca ubicada en el muro meridional y formada por un arco de medio punto con dovelas rehundidas con relieves de florones, flanqueado por dos pilastras de fustes y capiteles con relieves de guirnaldas renacentistas.

Puerta plateresca

Por tanto, lo único que queda románico es la cabecera, de sillería perfectamente escuadrada y aparejada, donde destaca la clásica articulación románica de dos columnas que dividen el hemiciclo en tres paños, y en cada uno un ventanal que se muestra alto y estrecho, con arquivolta de medio punto y guardapolvos de puntas de diamante, sobre columnas esbeltas de elegantes capiteles vegetales. Los cimacios se impostan en el muro recorriendo todo el semicilindro.

Ventanal del ábside

Interior

En el interior, el arco triunfal es apuntado y de triple arquivolta apoyado sobre columnas colgadas. La bóveda del presbiterio es de cañón apuntado. La entrada al ábside propiamente dicha también tiene arquivoltas apuntadas sobre columnas cortadas y apoyadas en ménsulas. La bóveda es de cuarto de esfera reforzada por dos grandes nervios que vuelven a apoyar en columnas incompletas.

Ventanal interior de San Gil. Atienza

Interesantes son los capiteles de estas columnas. Las cestas las ocupan sendas cabezas de ensortijados cabellos de similar estampa, pero una observación más detenida demuestran que se trata de muy distintas representaciones.

Detalle del ábside

La cabeza del capitel derecho según el observador parece disponer de dos enormes alas junto a sus orejas, lo que, posiblemente, nos indica que se trata de un ángel.

Por su parte la cabeza del capital derecho tiene en sus costados animales de aspecto maléfico.

Es muy posible que la policromía original mostrase al derecho con tez pálida y cabellos rubios (ángel) y el izquierdo con rostro oscuro y pelo negro (rasgos negroides) en representación de la maldad y el pecado.

Capitel del ábside

Los tres ventanales estrechos externos se hacen más amplios y con derrame interior, teniendo todos ellos una arquivolta plana sobre una pareja de columnas. Esta disposición interior de la cabecera con arcos apuntado y columnas apoyadas en ménsulas con nervios de refuerzo en la bóveda constituye una solución tardía, que aleja esta construcción del siglo XII y la traslada probablemente al XIII.

El Museo de Arte Sacro

La colección museística del Museo de Arte Sacro cuenta con piezas que podríamos clasificar en:

Parte de la colección del Museo de Arte Sacro

  • Pintura sobre lienzo y tabla: lo más destacable es una "Anunciación" y una "Adoración de los Magos" pintadas por Matías Jimeno. También hay que citar cuatro tablas posiblemente trabajadas por Alonso Berruguete y la llamada Virgen de Belén de Juan de Juanes.
  • Imaginería. En la nave norte se expone un Cristo crucificado gótico de tres clavos muy bien conservado. También hay que admirar la escultura de la Virgen del Rosario de Luis Salvador Carmona, además de un Cristo yacente del siglo XVI.
  • Orfebrería: son decenas las obras de oro, plata y bronce pertenecientes al ajuar litúrgico las que se exponen en este museo: cruces, cálices, etc.
  • Paleontología: esta colección de fósiles complementa la más importante y numerosa que se conserva en la iglesia de San Bartolomé.
  • Documentación religiosa.

Cristo gótico

También destacamos la pila bautismal románica, la más noble de las conservadas en Atienza, cuya copa se anima mediante equilibrados arcos perlados que apoyan sobre pilares.

Pila bautismal. San Gil de Atienza

Otros museos de Atienza: San Bartolomé y La Trinidad

Además del Museo de la iglesia de San Gil, Atienza cuenta con otros dos museos de propiedad eclesiástica instalados también en el interior de iglesias de origen románico sin culto. Nos referimos a la iglesia de la Trinidad, con su Museo de la Caballada, y la iglesia de San Bartolomé con muy variadas obras expuestas de arte y de paleontología.

En el Museo de la iglesia de la Trinidad encontramos variados cuadros y grupos escultóricos de diversas épocas como la Virgen de La Estrella, el Cristo del Perdón, obra de Luis Salvador Carmona en el siglo XVIII o un magnífico calvario románico policromado que se halla perfectamente conservado y es de gran calidad y expresividad.

Calvario románico. Iglesia de la Trinidad

En el interior de la iglesia de origen también románico de San Bartolomé se guarda una extraordinaria colección museística sobre paleontología, con diez mil fósiles invertebrados.

Pero también existen numerosos lienzos y piezas de imaginería, donde destaca, por su relevancia, un magnífico Descendimiento gótico llamado "Santo Cristo de Atienza" fechable alrededor del año 1300.

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Museos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval


Última actualización de "MUSEO DE ARTE SACRO E IGLESIA DE SAN GIL DE ATIENZA" en enero de 2013

AVISO LEGAL