Próximos cursos presenciales
Descubiertos los cimientos de la primera iglesia románica de Zaragoza



Descubirtos los cimientos de la primera iglesia románica de Zaragoza

(abril 2002) La excavación arqueológica del paseo Independencia no sólo ha sacado a la luz un barrio musulmán del siglo XI, sino la cimentación de los ábsides de una iglesia románica de tamaño monumental cuyas obras fueron repentinamente abandonadas. Así lo aseguró ayer a este diario el director de las obras, el arqueólogo Javier Gutiérrez, quien se llevó una auténtica sorpresa el pasado día 11 al hallar los primeros vestigios de la cimentación del templo en la zona de "avance". Desde entonces, los técnicos del grupo Entorno, adjudicatario de los trabajos, han retirado toda la tierra para lograr que, desde ayer, se pueda observar la piedra.
La jefa del servicio de Museos y Exposiciones, Carmen Aguarod, no dudó en resaltar la importancia de este hallazgo histórico, al igual que el profesor de Historia Medieval y del Islam de la Universidad de Zaragoza, José Luis Corral. Este experto medievalista consideró que esta obra religiosa supondría "el primer elemento de la cristianización urbanística" de la ciudad tras su conquista por Alfonso I El Batallador en el 1148. Además, destacó su orientación, norte-sur, muy distinta al resto de templos cristianos.

MAS DE UN METRO DE PROFUNDIDAD El arqueólogo que dirige la excavación manifestó que la iglesia se podría datar en el siglo XII, aunque por las cerámicas encontradas en su entorno también podría remontarse al siglo XIII. La cimentación del ábside central y de uno lateral, el del este, se encuentran a la altura del antiguo Coliseo Equitativa y tienen un 1,15 metros de profundidad. "La planta es romámica y habría sobrepasado los 20 metros de anchura. Por la potencia de la cimentación, estaríamos hablando de una obra seria y muy ambiciosa. Habría sido una iglesia tan grande como La Seo de la época románica", sentenció.

Gutiérrez señaló que ningún experto de la ciudad le ha sabido precisar la existencia de este templo, del que se carece de referencias documentales. De lo que está seguro es de que no se llegó a construir, ya que no se ha encontrado ningún resto de sillares en su entorno. "No ha salido nada más, como también lo demuestra la estratigrafía del terreno", añadió.
La cimentación de la iglesia "corta" parte de los restos musulmanes, pero se adecúa a la propia configuración del barrio y de sus calles. "Cuando se empezó a construir, se adaptó a su estructura porque seguía habiendo vecinos", explicó.

José Luis Corral apuntó como posible causa del abandono de las obras de la iglesia el pánico que causó en Zaragoza la muerte en el año 1134 de El Batallador, que pudo haber finiquitado el proyecto. "Durante años hubo pánico y la población se refugió dentro de la ciudad porque se temía una invasión de almorávides. Con posterioridad se construyó San Pablo", dijo.

(Noticia procedente de Diario de Aragón)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Noticias
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval