Próximos cursos presenciales

Tortosa, Tarragona, Guía turística: arte, monumentos y rutas




The texts of the site "TORTOSA, TARRAGONA" are property of © Arteguias.com


Los textos de "GUÍA DE ARTE, MONUMENTOS Y RUTAS EN TORTOSA, TARRAGONA" son propiedad de © Arteguias.com

El autor de la imagen del Castillo de Tortosa es Manel Zaera, y se usan aquí con licencia Creative Commons Attribution ShareAlike 2.0

Guía monumental (arte e historia) de Tortosa, Tarragona

Tortosa  
Tarragona
Baix Ebre
32.000
12

Introducción a la guía de arte (monumentos y rutas) de Tortosa, Tarragona.

Historia medieval de Tortosa

La ciudad de Tortosa se encuentra enclavada muy cerca de la desembocadura del río Ebro, por lo que desde antiguo ha tenido una gran importancia estratégica. Inicialmente un poblado íbero, capital de los ilercavones, fue romanizada con el rango de municipio; de ello queda constancia en las monedas de la época, donde se puede leer la inscripción "DERTOSA MUNICIPIUM HIBERA IULIA ILERCAVONIA".

Con el cristianismo, ya en el siglo VI era sede episcopal, conservando dicho estatus hasta su conquista por los musulmanes entre 715 y 717; con éstos llegó a constituirse en taifa a partir de 1018, pero en 1148 fue reconquistada por Ramón Berenguer IV, quien a continuación le concedió una carta puebla específica para su gobierno y restauró la antigua sede episcopal. Junto con las nuevas normas, el conde de Barcelona acordó la división de la ciudad en tres partes, concediendo cada una de ellas a quienes habían participado en su reconquista, aunque acabó perteneciendo a los templarios hasta su completa integración la corona catalano-aragonesa con Jaime II en 1294.

Durante el siglo XIV alcanzó una gran prosperidad comercial, comenzando su declive hacia finales del XV, y sucesivamente se vio seriamente afectada por los diversos conflictos que sacudieron sus tierras: la Guerra dels Segadors y las de Sucesión, Independencia y, finalmente, la Guerra Civil del pasado siglo, en la que se vio inmersa en la conocida Batalla del Ebro, quedando prácticamente destruida.

La Tortosa medieval

De toda esta intensa historia ha conservado, pese a la destrucción de la ciudad, numerosas huellas en forma de monumentos. Los dos fundamentales son de época medieval, uno musulmán y otro cristiano: la fortaleza árabe y la catedral.

Fortaleza árabe (Suda)

La Suda o fortaleza árabe, conocida también como castillo de San Juan, fue levantada por Abderramán III en 944, aunque pasó posteriormente a manos de los templarios y en 1294 fue reconvertida en palacio real.

Fortaleza árabe (Suda) de Tortosa, uno de sus principales monumentos

Erigida en lo alto de un cerro que domina la ciudad y buena parte del curso del Ebro, conserva importantes elementos, como la muralla perimetral con diversas torres, entre ellas la torre maestra, el patio de armas, el polvorín abovedado o las mazmorras. Actualmente, el castillo califal ha sido reconvertido en Parador Nacional.

Catedral

La otra construcción destacada es la catedral, de época gótica iniciada hacia 1345 y declarada monumento histórico-artístico en 1931; presenta tres naves con capillas laterales y un doble deambulatorio reforzado con arbotantes y pináculos en el exterior. Sobre estos elementos se han llevado a cabo diversas modificaciones barrocas, como la monumental fachada de los siglos XVII-XVIII, la puerta de acceso al claustro o la capilla de la Virgen de la Cinta.

Entre las diversas obras conservadas en el interior y en el Tesoro catedralicio cabe mencionar el retablo mayor en madera policromada (realizado en 1351) o el de la Transfiguración, también gótico, el tapiz de la Santa Cena y una arqueta árabe realiza en el siglo XI en madera y marfil; en la Biblioteca existen también diversos códices miniados de finales del siglo XII o principios del XIII, como el Misal de San Rufo, importante por su esmerada encuadernación de orfebrería de tipo lemosino, pues la primitiva catedral poseía también scriptorium propio. Adosado al sur se encuentra el claustro, de planta trapezoidal y con galerías de arcos ojivales sobre columnas de fuste cuadrilobulado, con algunos capiteles y frisos decorados de tradición todavía románica. A este recinto se abren el refectorio y la fachada de la sala capitular.

Para completar el conjunto catedralicio, el Palacio Episcopal se levanta junto al claustro. Se compone de una serie de edificaciones góticas levantadas entre los siglos XIII y XIV en torno a un patio central de planta cuadrada con galerías de arcos apuntados en su primer piso. En la portada de su capilla se puede ver, en el tímpano, un relieve de la Virgen con el Niño entre dos ángeles, así como diversas figuras de obispos en las jambas.

Otros monumentos medievales de Tortosal

Tortosa conserva otras edificaciones góticas de cierta importancia, como una buena serie de palacios de los siglos XIV y XV: el Palacio Oliver de Boteller conserva únicamente su fachada, el Palacio Despuig, con un patio de arcos apuntados, el Palacio Oriol y la Lonja; finalmente, en el monasterio de Santa Clara queda todavía un buen claustro.

Los monumentos renacentistas

De las épocas posteriores quedan en Tortosa buenos monumentos de estilo renacentista, algunos de ellos declarados también de interés histórico-artístico, como los colegios de San Luís y de Santo Domingo, el primero fundado por Carlos V para la educación de los moriscos conversos, con una formidable portada profusamente decorada con relieves, esculturas y elementos corintios, y un patio de clara influencia italiana con un friso decorado con los bustos de los soberanos que han gobernado el reino desde Ramón Berenguer IV hasta Felipe III. El colegio de Santo Domingo, por su parte, presenta una fachada realizada en 1578, de dos cuerpos en los que se alternan los órdenes dórico y jónico. Otra fachada renacentista encontramos en la iglesia de Santo Domingo, anexa a los anteriores colegios; esta construcción se ha convertido en Museo-Archivo Municipal, y en ella se guardan, entre otros, la carta puebla concedida por Ramón Berenguer IV en 1149 y el conocido códice "Els Costums de Tortosa" (1279), que incluye las prácticas consuetudinarias de la ciudad y que fue otorgado por Jaime II.

El modernismo

Por último, pese a la destrucción de la ciudad durante la Guerra Civil, que se vio mucho más afectada en su parte más moderna, Tortosa ha conservado algunos edificios modernistas levantados principalmente por dos arquitectos entre finales del siglo XIX y principios del XX: Juan Abril i Guanyabens (el mercado público, la iglesia del Rosario, la cúpula de la iglesia de la Reparación o el parque municipal) y Pablo Montguió (las casas Pallarés y Grego, o el matadero municipal). Entre los restantes edificios, cabe citar las casas Pinyana, Brunet, Bau, Mateu y la del pintor Ferran Arasa.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS: Javier Bravo)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Pueblos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DE ARTE, MONUMENTOS Y RUTAS EN TORTOSA, TARRAGONA" en febrero de 2008

AVISO LEGAL