Próximos cursos presenciales

Guía de Albarracín, Teruel


All rights reserved. The contents of: "ALBARRACÍN, TERUEL" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "GUÍA DE ALBARRACÍN, TERUEL" son propiedad de © Arteguias.com

Guía de Albarracín, Teruel

Albarracín  
Teruel
Sierra de Albarracín
1.000
1.171

Introducción a la guía de arte (monumentos y rutas) de Albarracín, Teruel

Descripción de Albarracín, Teruel

Hablar de Albarracín es hablar de un pueblo de encanto singular, enclavado en un paradisíaco paraje de montaña, entre riscos pedregosos y el cauce del río Guadalaviar, que cerca con sus aguas tan fabuloso lugar, como protegiéndolo del paso del tiempo, recreando una burbuja donde el espíritu del Medievo permanece inalterable.

Albarracín: calles y muralla

Albarracín, antigua plaza fuerte de la dinastía musulmana de los Banu Razín, se localiza en la franja suroeste de Teruel.

Albarracín

Su belleza indiscutible es herencia de su pasado mozárabe, visigodo y cristiano, del legado de la nobleza aquí instalada durante siglos y del respeto que sus habitantes han sentido siempre por esta impresionante localidad, propuesta por la UNESCO como Monumento de Interés Mundial.

Albarracín: calles y muralla

Sus calles empinadas, adaptándose a la accidentada orografía del terreno, el cauce del río enmarcando el casco urbano, la singular arquitectura local y las formas de sus casonas y edificios más antiguos, que parecen desafiar las leyes de la gravedad, han inspirado a poetas y artistas en múltiples ocasiones.

Como ya dijo Azorín en un conocido slogan turístico: "Visite una de las ciudades más bonitas de España. Visite Albarracín".

Tramo de la Muralla de Albarracín

Monumentos de Albarracín

En esta guía de Albarracín nos ocuparemos de su recinto amurallado, las casas nobles y la arquitectura tradicional, la Plaza Mayor, el Palacio Episcopal, sus principales iglesias: catedral y templos de Santa María y Santiago.

Albarracín y su catedral en el centro del casco histórico

Plaza Mayor

Este es el núcleo central de Albarracín y uno de los rincones más visitados y fotografiados, tanto por su belleza formal, flanqueada por impresionantes fachadas de marcado sabor medieval como por su original estructura, totalmente irregular según el diseño original del siglo XI.

Pórtico

Los edificios que enmarcan la plaza saludan al visitante con sus hermosos balcones corridos y las tradicionales barandillas de forja que han adquirido fama por todo el país. Aquí se encuentra el Ayuntamiento, construido a mediados del siglo XVI sobre una base de soportales con arquería de medio punto, mientras que en el piso superior luce el escudo de Albarracín.

Ayuntamiento de Albarracín

A partir de la Plaza surge el entramado de calles de la ciudad, tortuosas, estrechas hasta el punto de que los tejados de las construcciones llegan a rozarse, empinadas y pese a todo llenas de un encanto que no dejan indiferente a nadie.

Entramado de calles de Albarracín

Casas Nobles y Arquitectura Tradicional

El recorrido por las callejuelas de Albarracín discurre por entre un sinfín de construcciones dignas de mención. Resultan especialmente llamativas las mansiones de la antigua nobleza local, muestra del lujo y opulencia vividos en estas tierras siglos atrás, con sus escudos y blasones señoriales, sus rejas de forja en ventanas y balcones y las peculiares aldabas que visten sus puertas.

Albarracín: calles y viviendas tradicionales

Tal es el caso de la casa de los Dolz de Espejo, edificada en el siglo XV; la cercana casa de La Brigadiera, construida en el siglo XVI y hoy totalmente reformada y convertida en un hotel; la mansión de los Navarro de Arzuriaga, del siglo XVII, con su soberbia torre lucenaria y su fachada ricamente ornamentada con detalles de color azul; o la casa de los Monterde y Altillón, perteneciente a una de las familias más notables de la localidad, también del siglo XVII.

Albarracín: calles y viviendas tradicionales

Junto a estas casonas nobiliarias pueden admirarse otras insignes muestras de arquitectura local, más humildes pero igualmente fascinantes. Tal es el caso de la casa de La Julianeta, bien conocida por su exacerbada inclinación, la casa de El Chorro y otras viviendas de la calle Azagra.

Palacio Episcopal

El boato barroco y la carga ornamental se dan cita en este hermoso edificio del Palacio Episcopal construido entre los siglos XII y XVIII como residencia oficial de los obispos de la localidad.

Palacio Episcopal

Destaca imponente la escalera principal del edificio, que lleva al piso superior donde aún pueden verse los salones y capillas con su decoración original. Hoy día el Palacio es sede del Museo Diocesano, con una importante exposición de piezas de orfebrería y objetos de liturgia.

Palacio Episcopal

Catedral

El edificio de mayor abolengo del lugar impregna la austeridad pétrea de Albarracín con su original estructura. La catedral fue construida a principios del siglo XIII, aunque en el siglo XVI experimentó una reestructuración casi completa, con lo que el edificio actual se ha convertido en una síntesis de elementos góticos y renacentistas.

Catedral de Albarracín

La original cúpula del edificio, de remate piramidal y recubierta de brillantes azulejos de colores, impregna de alegría la panorámica de Albarracín con su original nota cromática. La fachada del templo, por el contrario, es austera y de escuetas dimensiones, estando los principales tesoros en el espacio interior: destacan el Retablo Mayor y el dedicado a San Pedro, ambos del siglo XVI, así como el coro, con una admirable sillería tallada en el siglo XVII.

Bóvedas de la catedral de Albarracín

La catedral de Albarracín es también conocida por albergar uno de los más valiosos archivos de música gregoriana de España.

Iglesia de Santa María

He aquí el edificio más antiguo de la ciudad. Si bien no se tiene conocimiento preciso de sus orígenes sí se sabe que es anterior al siglo XII, y que posiblemente fue construido por los mozárabes para la práctica del culto cristiano. Tras sufrir un incendio, el edificio fue reconstruido en el siglo XVI, aunque preservando la estructura original de nave única y capillas alojadas en los contrafuertes.

Iglesia de Santiago

Al igual que la vecina Iglesia de Santa María, este templo muestra trazas del gótico tardío, pese a ser de construcción muy posterior, a comienzos del siglo XVI, de la mano del maestro Alonso del Barrio.

Campanario de la iglesia de Santiago de Albarracín, Teruel

De notable sencillez estructural y ornamental en su conjunto -donde destaca la silueta del campanario-, el templo guarda en su interior un bello Altar Mayor dedicado al Apóstol Santiago.

Iglesia de Santiago de Albarracín

Tras la visita al templo nada mejor que pasear por la tranquilidad de la calle del Chorro, donde puede verse la Fuente del Chorro y beber de su agua, que según dicen tiene propiedades medicinales.

Otros templos de interés

Albarracín cuenta con otras muchas iglesias que merece la pena visitar, tanto por su valor histórico como por su belleza simbólica y formal. Tal es el caso de la ermita del Cristo de la Vega, erigida en el siglo XVII, aunque en su interior custodia una talla románica de mucha más antigüedad, una delicada Virgen románica del siglo XIII. También aquí puede verse el curioso lienzo del Ecce Homo, del siglo XVI.

También hay que citar la Ermita de San Juan, en lo alto de la localidad, erigida en el siglo XVII seguramente sobre el lugar donde existiría una sinagoga judía.

Ermita de San Juan

Destaca también el convento barroco de los Escolapios o el monasterio de las dominicas de San Bruno y San Esteban, del siglo XVI.

Las Murallas

Protegiendo el corazón de la ciudad con su abrazo de piedra, las murallas ponen el broche de oro al conjunto medieval de Albarracín.

Murallas de Albarracín

Debido a los constantes ataques e invasiones, la antigua muralla fue derribada y reconstruida en varias ocasiones. En la actualidad, el tramo más antiguo conservado es de principios del siglo X, aunque otras estructuras, como la Torre Blanca -hoy convertido en mirador- datan del siglo XIII.

Torre Blanca

Conviene mencionar que la muralla formaba parte del primigenio sistema defensivo de la inexpugnable Albarracín, formado en sus épocas de máximo esplendor por tres fortalezas distintas: la de Doña Blanca, El Señorío y El Andador.

Murallas de Albarracín

Para entrar al recinto interior, la muralla se abre en dos puertas, el Portal de Molina y el Portal de Agua. Erigidas sobre ellas, sendas torres defensivas extremaban la precaución con su vigilancia constante.

Otras Imágenes de Albarracín

Castillo de Albarracín
Vista de Albarracín
Puerta de la muralla. Albarracín
 
Castillo de Albarracín Vista de Albarracín Puerta de la muralla de Albarracín  

Lugares de interés y rutas desde Albarracín

A poco más de media hora de Albarracín, resulta casi obligada una visita a la ciudad de Teruel, capital por antonomasia del mudéjar Patrimonio de la Humanidad y que conserva cuatro de las torres de este estilo más auténticas.

Teruel mudéjar

Catedral de Teruel

De entre todas ellas son de destacar la catedral de Santa María de Mediavilla con su genuino artesonado historiado y policromado, así como la parroquia de San Martín, famosa por acoger el monumento a los universales Amantes de Teruel. Dignas de visita son también las torres de San Martín y del Salvador.

Cimborrio de la catedral

Arquerías del campanario

Al norte de la Sierra de Albarracín y perfectamente accesible desde la localidad de Ródenas, el castillo de Peracense es una de las fortalezas de mayores dimensiones de la Corona aragonesa, la cual, además, cuenta con el atractivo de situarse encaramada sobre una vertiginosa roca que acentúa aún más su fotogenia.

Castillo de Peracense

Castillo de Peracense

Al mismo pie de la Ruta del Cid, la hoy pujante población de Cella, citada expresamente en el Cantar, conserva algunos restos de origen medieval como la llamada "Fuente de Cella", el mayor pozo artesano de toda Europa.

Y más allá de los indudables atractivos históricos y artísticos que ofrece el entorno de Albarracín, buena parte de su fama viene también dada por su riqueza natural y paisajística de la Sierra de Albarracín y Montes Universales, con localidades de enorme personalidad como Bronchales y Orihuela del Tremedal, o espacios naturales de gran valor como los pinares de Rodeno o la Cascada del Molino Viejo, en las proximidades de Calomarde.

Cascada del Molino Viejo

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Pueblos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval


Última actualización de "GUÍA DE ALBARRACÍN - TERUEL" en enero de 2018

AVISO LEGAL