Próximos cursos presenciales

Puebla de Tábara, Zamora. Guía turística: arte, monumentos y rutas


The contents of "TÁBARA, ZAMORA" are property of © Arteguias.com


Los contenidos textos de "GUÍA DE ARTE, MONUMENTOS Y RUTAS EN TÁBARA, ZAMORA" son propiedad de © Arteguias.com.

Las imágenes no firmadas se usan bajo licencia Creative Commons ShareAlike. San Froilán (autor: Lancastermerrin88), León Felipe (autor: Dilema)

Guía monumental (arte e historia) de Tábara, Zamora

Tábara  
Zamora
Tábara
1.000
744

Introducción a la guía de arte (monumentos y rutas) de Puebla de Tábara, Zamora.

A unos cuarenta kilómetros al norte de Zamora capital, no lejos de la ribera del Esla y junto a las últimas estribaciones más orientales de la Sierra de la Culebra, se emplaza la insigne e histórica población de Tábara.

Iglesia parroquial de Santa María de Tábara (Zamora)

Con su casi un millar de habitantes, se considera a Tábara la capital de la comarca de su mismo nombre, aunque hay quiénes prefieren adscribirla a las Tierras de Aliste o de Alba.

Una aproximación histórica

Pese a que se sospecha de su existencia durante los siglos de la dominación romana, las primeras referencias fehacientes de la existencia de Tábara han de remontarse a finales del siglo VII, cuando en el contexto del XI Concilio de Toledo, aparece mencionado su topónimo dentro del Reino Astur Leonés.

Imagen de San Froilán , en la Catedral de  LugoFue sin embargo durante la segunda mitad del siglo VIII cuando Tábara alcanzó notable relevancia al ser erigido en sus pagos, por mandato del Rey Alfonso III y de manos del posteriormente Obispo de León San Froilán, un importante monasterio que, según las crónicas, llegó a acoger en primera instancia nada menos que a 600 religiosos entre frailes y monjas.

Contemporáneamente, muy cerca del primer cenobio y quizás para solventar los problemas de masificación, el propio San Froilán, en compañía de San Atilano, fundarían un segundo monasterio en la vecina localidad de Moreruela de Tábara.

Alcanzaría el cenobio tabarense un enorme prestigio cultural durante sus años de vida gracias a la instauración en él de un "scriptorium" especializado en la elaboración de códices iluminados, algunos de los cuales, han llegado hasta nuestros días, permitiendo que dicho monasterio haya pasado a la posteridad pese a su casi total ausencia de vestigios.

Tábara (Zamora)Sin embargo, todo ese esplendor quedó truncado cuando, a finales del siglo X y posiblemente debido a una de las devastadoras incursiones de Almanzor, tanto San Salvador de Tábara como su vecino de Moreruela quedarían notablemente dañados hasta el punto de que no volvieron a ser reconstruidos como tales.

Durante los siglos XII y XIII, Tábara y su tierra pertenecieron a la Orden del Temple, circunstancia que generó no pocos conflictos con el cercano obispado de Astorga hasta la disolución de la orden militar durante los primeros años de la decimocuarta centuria.

Ya en el siglo XVI y por dictado del monarca Carlos V, se estableció en esta localidad zamorana la sede de un importante Marquesado, cuyos señores llegaron a poseer extensísimos pagos por toda la comarca.

Monumento a León Felipe en la plaza de Tábara

Tábara puede también enorgullecerse de ser la cuna del famoso poeta León Felipe, una de las personalidades más relevantes de la Generación del 27 y a quien le fue dedicado un monumento en una plaza de la localidad.

El Monasterio de San Salvador y su "scriptorium"

El antiguo monasterio de San Salvador de Tábara se erigía sobre el mismo solar en que hoy se levanta la iglesia parroquial de Santa María, para cuya construcción, a juzgar por distintos vestigios allí aparecidos, debieron ser empleados materiales procedentes del ruinoso cenobio.

Puerta de acceso al interior de la torre

Los orígenes del monasterio habría que remontarlos a la segunda mitad del siglo IX cuando los monjes San Froilán y San Atilano (a la postre obispos de León y de Zamora respectivamente), deciden fundar una abadía poco después de la victoria cristiana contra el enemigo musulmán en la Batalla de la Polvoraria.

Tanto el Monasterio de San Salvador, como su vecino de Moreruela de Tábara, se convertirían rápidamente en influyentes centros de poder y cultura, acogiendo, según reza la tradición, nada menos que 600 religiosos de ambos sexos, por lo que, fiable o no el dato, debió ser un edificio de considerable relieve.

El scriptorium de San Salvador de Tábara (Beato de Tábara)No dejaría de ser San Salvador de Tábara uno más de los numerosos y casi ignorados cenobios altomedievales extintos de no ser por el importante scriptorium especializado en la manufactura de códices iluminados que allí se instaló. Coinciden en señalar los especialistas que de él saldrían obras miniadas de la relevancia del Beato Morgan, del conocido como Beato de Tábara, o el Beato de Gerona.

En ellos trabajarían maestros como Magius y su discípulo aventajado Emeterio, con puntuales aportaciones de la monja miniaturista Ende y de un monje copista de nombre Senior. Muy conocido es, precisamente, el que ha sido bautizado como Beato de Tábara ya que en él, concretamente en su primera lámina, fue representado de manera muy gráfica el scriptorium del Monasterio de San Salvador, siendo reconocibles dos copistas o iluminadores trabajando en un manuscrito junto a una torre campanario con arcos de herradura que algunos han querido comparar con la actual torre de la parroquia, de factura algo posterior.

Almanzor

Lamentablemente, la vida del monasterio de San Salvador, al igual que la de varios del entorno, fue significativamente corta ya que, como antes señalábamos, fueron pasto de la destrucción en el contexto de las arrasadoras campañas o razias de Almanzor por tierras zamoranas y leonesas en su camino hacia Compostela.

Iglesia parroquial de Santa María

La actual Iglesia de Santa María de Tábara se yergue sobre el antiguo solar en el que se ubicaría el influyente Monasterio de San Salvador, que, tras la extinción de la comunidad monacal a consecuencia de las aludidas campañas de Almanzor, nunca llegó a ser reconstruido, siendo aprovechado el terreno y parte del material disperso para dotar a la población de un centro de culto.

Santa María de Tabara

De la actual fábrica, sólo el cuerpo inferior de la torre podría ser heredero de la primitiva construcción monacal, siendo el grueso del templo actual de factura románica, pudiendo ser fechada su consagración en 1137 gracias a una inscripción conservada junto al ingreso habilitado bajo el porche lateral.

La iglesia fue profundamente reformada durante el siglo XVIII, conservándose de su primitiva fábrica románica la torre y dos de sus portadas.

La torre-campanario, sobre la que hay quien ha querido ver una cierta evocación de la representada sobre el célebre Beato de Tábara, se eleva a los pies del templo en tres cuerpos de campanas separados mediante listeles horizontales y abiertos en arcos de medio punto doblados.

Puerta de la iglesia de Tabara

De sus dos portadas, la sur despliega dos arquivoltas de medio punto cobijadas por un elegante guardapolvo ajedrezado, habiéndose conservado tan sólo una de las dos columnas sobre las que reposaban. La norte, hoy cegada y bastante alterada, presenta una disposición similar, llamando la atención la arquivolta central a base billetes de considerable tamaño.

Detalle de una de las puertas románicas de la iglesia de Tábara

Además de la lápida fundacional, se han conservado en el templo varias inscripciones y una lauda prerrománica, habiendo sido recientemente descubiertos en distintas campañas de excavaciones numerosas piezas románicas hasta conformar un interesante lapidario hoy expuesto en un pequeño museo habilitado en el propio templo.

Inscripción fundacional del siglo X. Tábara, Zamora

La Iglesia de la Asunción o "El Convento"

Completa el patrimonio religioso de Tábara un edificio en la Plaza Mayor de la localidad conocido popularmente como "El Convento" ya que, a lo largo de su vida, acogió a monjes tanto Jeróminos como Dominicos.

La historia del templo, construido a mediados del siglo XVI, discurre en paralelo al contiguo palacio de los Marqueses de Tábara, quienes lo emplearon como panteón familiar hasta que, en a principios del siglo XX, fue convertida en iglesia parroquial.

Durante los últimos años de la centuria pasada fue descubierta bajo ella una curiosa cripta que vendría a acoger las sepulturas de los Marqueses y sus familiares más próximos.

Alrededores de Tábara

Moreruela de Tábara

A escasos kilómetros al este de Tábara se encuentra la pequeña localidad de Moreruela de Tábara, donde consta igualmente la existencia de un monasterio contemporáneo al de San Salvador y fundado también por los los santos Froilán y Atilano.

Dicho cenobio correría la misma suerte que su vecino tabarés, sufriendo las acometidas del caudillo árabe Almanzor sin que fuera posteriormente reconstruido ya que, la comunidad monacal, se trasladaría a una nueva fundación al otro lado del río Esla y de la que se conservan unas insignes ruinas que a continuación abordaremos.

La iglesia parroquial de San Miguel Arcángel de Moreruela de Tábara es una construcción románica de tres naves que sufriría importantes reformas durante el siglo XVIII. Conserva de su obra primitiva la distribución interior original a base de arcos apuntados sobre pilares rematados en capiteles; su portada norte de tres arquivoltas apuntadas; y varias piezas fragmentarias entre las que destacan un rosetón empotrado en la cabecera, y una preciosa celosía prerrománica.

Monasterio de Santa María de Moreruela

Junto a la fértil ribera del Esla y muy cerca de la pequeña localidad de Granja de Moreruela, se emplazan los suntuosos restos del que fue importantísimo monasterio cisterciense de Santa María de Moreruela.

Los orígenes del cenobio podrían remontarse al siglo IX, siendo por lo tanto de fundación contemporánea a los monasterios de San Salvador de Tábara y Moreruela de Tábara, quedando, al igual que ellos, destruidos tras las incursiones de Almanzor. Sin embargo, mientras que aquellos nunca recuperarían su rango abacial y serían sólo reconstruidos como iglesias parroquiales, el de Santa María acogería a los monjes de la zona hasta que, a mediados del siglo XII, pasaría a manos del Císter, siendo beneficiario de generosas donaciones por parte de monarcas como Alfonso VII y Fernando II.

Monasterio de Santa María de Moreruela

En el siglo XIX, la invasión francesa primero, y la Desamortización de Mendizabal después, acabaron por extinguir la comunidad morerolense, quedando sus equipamientos abandonados hasta que, en la década de los sesenta del siglo XX, fueron consolidadas y puestas en valor sus nobilísimas ruinas.

De todo el conjunto monacal, el edificio más importante es la iglesia, la cual se estructuraba en tres naves que desembocaban en un marcadísimo crucero que, a su vez, abría a la cabecera, quedando ésta rodeada por una girola a la cual, abren siete pequeñas absidiolas de planta semicircular.


Al exterior, es precisamente la zona de la cabecera la mejor conservada, presentándose como un armónico bloque estructurado en tres niveles; el superior semicircular correspondiente al presbiterio, el intermedio poligonal coincidente con la girola que lo abrazaba, y el inferior con las mencionadas siete absidiolas radiales.

Conserva también la iglesia monasterial varias de sus puertas, caracterizadas todas ellas por la prototípica austeridad que pregonaba la orden cisterciense.

Faramontanos de Tábara

La iglesia de San Martín Obispo de Faramontanos de Tábara es un edificio de fábrica post medieval que conserva, empotrada junto a la puerta sur, la lápida fundacional de su primitiva iglesia tardorrománica, datable a mediados del siglo XIII y consagrada por el Obispo Pedro de Astorga.

Santa Eulalia de Tábara

Heredera de una primitiva construcción románica es la sencilla portada principal de la iglesia parroquial de Santo Tomás, en Santa Eulalia de Tábara. Consta de un sencillo arco de medio punto doblado que reposa sobre pilares rematados en cimacios decorados con motivos vegetales muy erosionados. El resto de la fábrica, es de factura más moderna.

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Pueblos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DE ARTE, MONUMENTOS Y RUTAS EN TÁBARA, ZAMORA" en septiembre de 2010