Próximos cursos presenciales
Aguilera (Soria)



Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "IGLESIA DE AGUILERA, SORIA" son propiedad de Arteguias.com

Iglesia románica de Aguilera (Soria)

Al suroeste de la provincia de Soria y dentro del extenso y desolado Marquesado de Berlanga, la minúscula localidad de Aguilera, cuya población apenas supera la veintena de habitantes, se presenta ante el visitante como una estampa que bien podría haber sido rescatada directamente del Medievo.

El elemento más valioso de la iglesia románica de Aguilera es su galería porticada

Emplazado el exiguo caserío a los pies de la ladera de un prominente cerro conocido como "El Cabezo" que, por lo propicio de su morfología y lo estratégico de su situación, bien pudo estar coronado hacia el año mil por una fortaleza o atalaya de frontera como tantas existen y existieron en la Marca Media soriana; la iglesia parroquial de San Martín de Tours ocupa una airosa posición en la parte más elevada del núcleo urbano, siendo visible desde varios kilómetros de distancia, incluso, desde la importantísima fortaleza de Gormaz.

Interior de la cabecera de la iglesia

Documentada Aguilera en la Crónica Silense como una de las plazas arrebatadas al poder musulmán por Fernando I junto a Gormaz y Berlanga en 1060, en 1136 vuelve a aparecer su nombre en el contexto de una controversia de dominios entre los obispados de Sigüenza y Osma, la cual, quedaría resuelta a favor de la primera, de la que pasaría a depender como una de las poblaciones de la Comunidad de Villa y Tierra de Berlanga.

Iglesia de Aguilera, Soria, desde el sur

La iglesia de San Martín, levantada más que probablemente entre las últimas décadas del siglo XII o primeras del XIII, responde al prototípico modelo rural de nave única rematada en su correspondiente ábside semicircular y una galería porticada abierta al costado sur; planimetría que se repite en numerosas construcciones coetáneas del entorno soriano como Andaluz, San Esteban de Gormaz, Caracena, Tiermes, Barca, Rejas de San Esteban, Berzosa y un largo etcétera.

Construido en mampostería a excepción de la galería porticada, el templo se adapta forzosamente a la irregularidad del terreno en pendiente sobre el que se asienta, de ahí que el ábside, al exterior, apenas resalte. La torre, sin embargo, se yergue adosada al hastial sur, aneja a la galería porticada, siendo muy posiblemente una obra más tardía levantada aprovechando el propio material del desaparecido campanario románico primitivo.

Acogedor interior de la galería

Al interior, la nave, totalmente revocada, queda techada mediante una artesa de madera, mientras que el presbiterio, marcadamente más elevado debido a la citada irregularidad del terreno, presenta una bóveda de cañón ligeramente apuntada que precede al casquete absidial, rematado en bóveda de horno.

Ábside

Resulta llamativa la palpable estrechez -casi angostura- del arco triunfal respecto a la anchura de la nave, circunstancia que nos evoca, salvando las distancias, al modelo de arco triunfal tipo portada existente en otros templos sorianos, como por ejemplo, el de Nafría la Llana. La decoración del arco triunfal se limita a sus capiteles, ambos gemelos y que despliegan hojas palmeadas muy esquemáticas en su mitad inferior, y una tosca cabecita humana entre dos fórmulas avolutadas en la parte superior de la cesta.

Capitel interior del arco triunfal

Animan las cornisas exteriores del templo tanto en el ábside como en los hastiales norte y sur una colección de sencillos canecillos lisos de tipo geométrico.

La portada muestra hechuras monumentales a pesar de su carácter rural

La portada de acceso al templo, cobijada por la galería porticada en la que a continuación nos detendremos, queda habilitada sobre un prominente cuerpo avanzado o arimez definido por tres pilastras escalonadas de remate abocelado a cada uno de sus lados; desplegando tres arquivoltas de medio punto y doble rosca que apean en columnas de fuste cilíndrico sobre un pronunciado basamento.

Sansón desquijarando al león

Los capiteles, de una factura tan tosca como inocente, despliegan motivos vegetales a base de cogollos de remates avolutados en las cestas de los extremos; mientras que las centrales, de poniente a levante, presentan: dos aves afrontadas bebiendo de lo que podría ser un cáliz, dos arpías, un combate entre dos hombres y un león (quizás Sansón), y una extraña composición en la que dos figuras sujetan a una tercera por sus extremidades y la mantienen boca abajo (posiblemente, juglares saltimbanquis).

¿Saltimbanquis?

La galería porticada parte del gran bloque prismático de la torre-campanario y se despliega por todo el muro sur, teniendo incluso continuidad por parte de la fachada occidental, donde presenta respecto al cuerpo del templo un marcado achaflanamiento que bien podría justificarse por alguna reforma tardía.

Uno de los alicientes de la iglesia de Aguilera son las vistas que se contemplan desde ella

Se compone la galería de un sencillo vano de ingreso paralelo a la portada que, a su vez, queda flanqueado por tres arcos de medio punto hacia la cabecera, y otros dos más hacia los pies, abriéndose igualmente, como decíamos anteriormente, otros dos arcos y una segunda puerta de acceso en su costado oeste, la cual, queda impracticable debido al acusado desnivel que hoy en día presenta respecto al nivel del suelo.

Pórtico románico

Los arcos descansan sobre columnas pareadas labradas en un mismo sillar y coronadas por capiteles de temática vegetal en su frente principal (sur), y por una enigmática composición figurada en sus cuatro caras en el dispuesto en el frente lateral occidental.

Capitel de extraña iconografía

Cabe destacar que la galería porticada, en su totalidad, fue levantada mediante un aparejo mucho más cuidado que el del resto del templo, a base de grandes y nobles sillares perfectamente escuadrados sobre los que, en algunos de ellos, se aprecian aún restos de tablas del juego del alquerque.

Sillar tallado con la tabla de un alquerque

Completa el repertorio escultórico de San Martín de Aguilera la colección de canecillos que recorre las cornisas de la galería porticada, en la que conviven sencillas piezas lisas con representaciones zoomorfas, vegetales, geométricas e, incluso, dos piezas en las que se reconocen sendos personajes.

Canecillos de la galería

Rutas y lugares a visitar desde Aguilera

La visita a la iglesia de Aguilera supone haberse adentrado en el corazón de la provincia de Soria. Por lo tanto, no es de extrañar que a pocos kilómetros a la redonda se hallen numerosos lugares del máximo interés.

Lugares a visitar hacia el sureste

La distancia de Aguilera hasta Berlanga de Duero es, tan solo, de cinco kilómetros por carretera. Esta monumental población fue antigua cabeza de Comunidad de Villa y Tierra medieval para pasar más tarde a convertirse en Marquesado. Conserva un soberbio castillo baluarte, parte de sus murallas, una colegiata monumental, un palacio renacentista semiarruinado por los franceses y un rollo jurisdiccional.

Castillo de Berlanga de Duero

Más información sobre Berlanga de Duero

Siguiendo al sureste llegamos a Casillas de Berlanga, donde es obligado hacer una parada tranquila en la magnífica iglesia prerrománica de San Baudelio de Berlanga, con una arquitectura completamente exótica y restos de sus famosas pinturas románicas.

Más información sobre la Ermita de San Baudelio de Berlanga

Impronta donde se aprecia con claridad un dromedario

Siguiendo por la misma carretera se llega a Caltojar, donde sobresale su iglesia parroquial, uno de los templos románicos rurales de mayor monumentalidad de toda la provincia de Soria, gracias a sus tres naves, la enorme cabecera y su portada que es una auténtica delicia.

Puerta de la iglesia de Caltojar

Lugares a visitar hacia el sur

Ermita de Nuestra Señora de la Calzada de Brías

A no demasiada distancia, pero por carreteras distintas, podemos visitar restos menguados de otrora nobles templos románicos, como la iglesia de San Pedro Apóstol de Paones o la Ermita de Nuestra Señora de la Calzada de Brías.

La primera apenas se mantiene en pie con su ábside resquebrajado y una galería porticada que se encuentra cegada a la espera de su restauración.

Puerta expoliada de la ermita

La segunda es un caso aún más lamentable, pues en el año 2011 fueron expoliadas tres de las columnas de su bella portada. Es una lástima que la despoblación general de la provincia propicie el robo, no ya de bienes muebles, sino de partes valiosas de su escultura monumental pétrea.

Lugares a visitar hacia el oeste

A menos de un cuarto de hora de Aguilera debemos visitar la localidad de Gormaz (no confundir con San Esteban de Gormaz, villa interesantísima, pero más alejada). En el cerro que domina esta pequeña aldea encontramos la inmensa alcazaba que el Califato de Córdoba erigió en el siglo X para controlar las acometidas cristianas sobre el río Duero.

Más información sobre la Alcazaba de Gormaz

Impresionante fortaleza califal de Gormaz

A media ladera de Gormaz tenemos la iglesia prerrománica de San Miguel. Además de su arcaica arquitectura vale la pena admirar sus pinturas románicas, muy relacionadas con las de San Baudelio de Berlanga.

Más información sobre la Ermita de San Miguel de Gormaz

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Monumentos
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "IGLESIA ROMÁNICA DE SAN MARTÍN DE FINOJOSA DE AGUILERA- SORIA" en octubre de 2012

AVISO LEGAL