Próximos cursos presenciales

Basílica de Saint Just de Valcabrère (Francia)



Comprar libro

Título: ARQUITECTURA ROMÁNICA

Comprar libro

Título: ICONOGRAFÍA Y SIMBOLISMO ROMÁNICO

Comprar libro

Título: INTRODUCCIÓN AL ROMÁNICO





All rights reserved. The contents of: "BASÍLICA DE SAINT JUST DE VALCABRÈRE, FRANCIA" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "GUÍA DE BASÍLICA DE SAINT JUST DE VALCABRÈRE, FRANCIA" son propiedad de © Arteguias.com

Guía de la Basílica de Saint Just de Valcabrère (Francia)

Introducción

La basílica de Saint Just de Valcabrère se levanta a poco más de un kilómetro de la catedral de Saint-Bertrand-de-Comminges, quedando ambas conectadas visualmente hasta el punto de que, encuadrándose desde la cabecera de Saint Just, se compone una de las estampas más icónicas y recurrentes del departamento de Alto Garona, con la cabecera de la basílica en primer término y ese auténtica acrópolis que constituye la villa amurallada de Saint Bertrand con su catedral de Santa María destacando por encima del burgo medieval.

Diferentes excavaciones han demostrado que el entorno en el que se asienta Saint Just de Valcabrère sirvió como lugar de enterramiento o necrópolis desde época romana, construyéndose en el lugar ya en época paleocristiana una basílica martirial con el fin de cristianizar el lugar. También hay quien piensa que entre dicha basílica del siglo V y la definitiva románica del XII existió una importante reconstrucción visigoda. La verdad es que este templo es un interesantísimo "puzzle" heteróclito de piezas constructivas de acarreo anteriores al templo plenomedieval.

El origen de la actual iglesia románica de Saint Just está perfectamente documentada gracias a que, a finales del siglo XIX, un párroco descubrió bajó el altar una lipsanoteca en la que, además de algunas reliquias, aparecía un detallado texto fundacional en el que se deja constancia que el templo fue consagrado en tiempos del Obispo Raymond-Arnaud de Labarthé, cuya mitra se prolongó entre los años 1188 y 1205. Dicho documento reza así:

Escucha Israel: el Señor tu Dios es uno. No tomarás el nombre de tu Dios en vano. Observa el día de reposo. Honra a tu padre y a tu madre. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás falso testimonio. No desearás el bien de tu prójimo. No desearás a su esposa. Principio del santo evangelio según Mateo. Libro de la genealogía de Jesucristo hijo de Abraham. Comienzo del santo evangelio según Marcos. Aquí estoy enviando a mi ángel. Principio del santo evangelio según Lucas. En los días del rey Herodes había un sacerdote llamado Zacarías. Principio del santo evangelio según Juan. En el principio era el Verbo y el Verbo era Dios. El año de la encarnación 1200, siendo Felipe rey de los franceses, en octubre, este altar mayor fue consagrado en honor de San Esteban, primer mártir y de los santos mártires Justo y Pastor, por Raimundo, Obispo de Comminges.

Es una iglesia de planta basilical de tres naves de cuatro tramos, extraña cabecera triabsidal, y torre campanario sobre el primer tramo de la nave central.

Fue elevada a la categoría de monumento nacional francés en el siglo XIX (1840) y también forma parte de los Caminos Franceses a Santiago de Compostela (Camino del Piamonte) por lo que está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998.

Exterior

El acceso al templo se lleva a cabo por una puerta románica que da acceso al cementerio por el flanco norte. En una de las esquinas aparece incrustada una losa que formaría parte de un dintel o un tímpano de puerta con un crismón románico.

El templo de Saint Just es de mediano tamaño con sus casi treinta metros de longitud. Una de las primeras impresiones que tenemos cuando nos acercamos a esta iglesia de Saint-Just de Valcabrère es el caótico material y aparejo de sus muros, consecuencia de varias construcciones y reconstrucciones.

Podemos encontrar sillarejos, sillares de tamaño mediano y otros de enorme volumen. Éstos últimos son de muy probable reutilización de acarreo de edificios romanos. En esta línea, observamos a la derecha de la puerta norte, de la que a continuación nos ocuparemos, un relieve empotrado con bustos que podrían ser de un sarcófago romano. También en el contrafuerte oriental del muro meridional se empotró otro relieve romano de una máscara.

Muros laterales

Junto al muro meridional observamos unos arranques de muros que correspondería a un claustro románico, por desgracia perdido en la actualidad. Se desconoce cuando la iglesia tuvo una comunidad religiosa que justificara la construcción de esta dependencia. Quizás el claustro fuera empleado ocasionalmente por los canónigos de la cercanísima catedral de Saint Bertrand de Comminges.

La Cabecera

Llama poderosamente la atención la planta y el alzado de la cabecera de gran originalidad, nada convencional. El ábside central es cuadrado en su parte inferior y poligonal en la superior. Tiene cuatro bovedillas a la manera de trompas. Por su parte, los ábsides laterales son poligonales. Toda esta cabecera se apuntala mediante gruesos contrafuertes. La planta exterior de los ábsides, como veremos posteriormente, no se corresponde con el interior.

La torre campanario

Uno de los aspectos más atrayentes de la estampa exterior que ofrece Saint Just de Valcabrère es el contraste de la no demasiado alta cabecera con la espigadísima torre campanario que se construyó sobre el primer tramo de la nave central en el siglo XIV. Se divide en dos cuerpos. El primero es liso y el segundo tiene dos troneras en cada cara.

La portada norte

Uno de los elementos más interesantes de la basílica de Saint-Just-de-Valcabrère es su portada septentrional, perfilada por un guardapolvos de grandes tacos que abraza dos arquivoltas de medio punto apeadas sobre estatuas-columna culminadas por espectaculares capiteles de cestas narrativas.


En el centro de la composición, sobre un dintel liso, preside el tímpano la efigie de Cristo en Majestad en su mandorla bendiciendo con la mano diestra y sosteniendo un libro con la izquierda. Lo flanquean, en grupos de a dos, los cuatro evangelistas portando sus correspondientes símbolos animales (prótomos) del Tetramorfos (San Marcos el león, el toro San Lucas, el águila San Juan y el hombre San mateo). Completan la escena dos ángeles turiferarios.

Respecto a las cuatro estatuas-columna que flanquean la puerta, es tanto el mencionado texto de consagración aparecido en el siglo XIX como los capiteles dispuestos sobre sus cabezas los que nos dan pistas sobre la identidad de los personajes.

Las dos figuras de las columnas exteriores son los santos Justo y Pastor, dos niños que fueron ejecutados, dada su condición de cristianos, por orden del gobernador Daciano, durante la persecución del emperador romano Diocleciano de comienzos del siglo IV d. C., en Complutum, antigua ciudad romana muy próxima a lo que hoy es Alcalá de Henares.

Justo y Pastor están representados como jóvenes imberbes vestidos a la manera sacerdotal y sosteniendo sendos libros.

Sobre sus cabezas, los capiteles representan dos momentos de su vida: su detención y martirio el de la derecha, y recibiendo sus cabezas ya decapitadas en sus manos el de la izquierda.

El tercer personaje masculino parece claro que se trata de San Esteban, primer mártir de la iglesia a quien, según el documento fundacional, le fue dedicado uno de los altares del templo. Sobre él, en el capitel, la clásica escena de su lapidación.

La última de las figuras -única femenina- coronada y sosteniendo una cruz sobre el pecho se interpreta como Santa Elena, madre del emperador Constantino.

Encima, en su capitel, aparece una mujer con un bordón y portando una alforja junto a un hombre y un caballo. Se trataría, de nuevo, de Santa Elena en el momento de iniciar su viaje (aquí asociada a la peregrinación) a Tierra Santa con el fin de buscar la cruz de Cristo. Santa Elena es una santa recurrente a la hora de plasmar la exaltación de la Vera Cruz, y es que según el texto de consagración, en Saint Just entre otras muchas reliquias, se veneraba un fragmento de la cruz de Cristo.

Interior

Cuando entremos en el interior de la iglesia de Saint-Just de Valcabrère, lo primero que percibimos es la falta de armonía del conjunto (lo contrario a lo que suele suceder) y es que la belleza de este monumento y su valor histórico artístico se desprende no de su totalidad sino de las partes individuales en que está compuesta como un enorme rompecabezas tridimensional.

La construcción actual, que aprovecha la cimentación de la primitiva estructura paleocristiana así como una considerable proporción de material reaprovechado de época romana y -quizás- visigoda, presenta una estructura de tres naves de cuatro tramos (más ancha la central) sobre pilares. El tramo adyacente a la cabecera de la nave central es más alto que el resto y sobre él se yergue la torre campanario.

La cabecera

La cabecera es de lo más interesante. Su arco triunfal se apoya sobre dobles columnas geminadas constituidas con fustes romanos cortos y superpuestos, rematados en capiteles primitivos.

Está conformada por el ábside central semicircular y sendos ábsides laterales, presentando éstos la particularidad de disponer al interior de una peculiar planimetría ultrasemicircular o de herradura.

El ábside central se ocupa de proporcionar una buena parte de la luz natural del edificio, mediante sus seis ventanales (dos hileras superpuestas de tres vanos cada una).

Presidiendo el hemiciclo central, articulado en todo su perímetro interior por una arquería, se alza un tabernáculo o monumento funerario destinado a contener las reliquias de los santos Justo y Pastor. Esta especie de ciborio gótico tiene arcos apuntados con tracería, mientras que de frente aparecen dos estatuas que, a buen seguro, representan a los santos titulares.

Debajo se practicó un habitáculo de pequeñas dimensiones, a modo de cripta funeraria.

Las naves

Algunos de los pilares de división de las naves llevan columnas adosadas -no embebidas- cuyos fustes parecen romanos, mientras que hay diversidad de capiteles, algunos de tipo corintio romano, otros paleocristianos, pero también podrían ser algo posteriores, altomedievales. En uno de estos soportes lo que hace las veces de capitel es un fragmento de entablamento de un edificio romano

La bóveda de la nave central es de medio cañón y las de las laterales de cuarto de cañón.

Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé y David de la Garma)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "BASÍLICA DE SAINT JUST DE VALCABRÈRE, FRANCIA" en julio de 2021.

AVISO LEGAL