Próximos cursos presenciales

Catedral de Roda de Isábena, La Ribagorza (Huesca)



Comprar libro

Título: LA ARQUITECTURA ROMÁNICA DE LOS MAESTROS LOMBARDOS EN ARAGÓN. LAS PRIMERAS FASES CONSTRUCTIVAS DE LA CATEDRAL DE SAN VICENTE DE RODA DE ISÁBENA (HUESCA)

Comprar libro

Título: GUÍA DEL ROMÁNICO EN ESPAÑA
Autor: COBREROS, JAIME

Comprar libro

Título: VIDA Y MUERTE EN EL MONASTERIO ROMÁNICO

Comprar maqueta Santa Cruz de la Serós (Huesca)

Maqueta: SANTA CRUZ DE LA SERÓS

Comprar maqueta San Pedro de Lárrede (Huesca)

Maqueta: SAN PEDRO DE LÁRREDE





All rights reserved. The contents of: "CATHEDRAL OF RODA DE ISABENA, HUESCA " are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "CATEDRAL DE RODA DE ISÁBENA (HUESCA)" son propiedad de © Arteguias.com

Catedral de Roda de Isábena (Huesca)

Introducción

Curioso pueblecito el de Roda de Isábena que desde hace muchos siglos cuenta con una catedral, si bien luego perdió tal condición. Se encuentra en el valle del Isábena, muy cerca de las aguas del río homónimo, en la comarca oscense de La Ribagorza.

Catedral de Roda de Isábena: cripta

El edificio actual se comenzó a levantar a comienzos del siglo XI por la cabecera en estilo románico lombardo, siendo una de las obras más perfectas, junto al cercano monasterio de Obarra del Primer Románico en Aragón. Como veremos a continuación, décadas más tarde se reiniciaron las obras construyendo un gran edificio gracias a sus tres naves y la portada en un estilo mucho más tardío.

Catedral de Roda de Isábena: portada del siglo XIII en el muro meridional

Claustro románico de la catedral de Roda de IsábenaLo más interesante, además de la cabecera y la puerta meridional de grandes arquivoltas sobre amplio juego de columnas es el precioso claustro. Es de pequeñas proporciones, quizás de ahí venga su encanto. Los arcos son de medio punto y apoyan sobre columnas únicas de capiteles sencillos en su decoración.

Pero Roda de Isábena es mucho más que su antigua catedral, se trata de un núcleo de población de antiquísima historia, muy cuidado, repleto de casas de piedra de gran encanto, con restos de edificios históricos, murallas y otros restos arqueológicos y salpicado de miradores desde donde se aprecia el valle del río Isábena, el Prepirineo de Huesca y algunas de las montañas del Pirineo Central.

Paisaje del Prepirineo que rodea el pueblecito de Roda de Isábena

Historia

Su historia se haya indisolublemente unida a los inicios del reino de Aragón. La importancia que llegó a alcanzar en el siglo X, como capital del condado, se manifiesta en su imponente catedral.

Nave central con la cripta y el ábside principal encima

Historia

La primera iglesia mayor de Roda de Isábena se consagró en el año 819, pero hasta el 956 Roda de Isábena no se convirtió en sede episcopal, separándose de la de Urgel. Sin embargo la vida de esta primera catedral fue efímera, pues entre el 1003 y el 1006 las tropas de Abd el Malik, el hijo de Almanzor, la destruyeron por completo. Muy poco tiempo después, en el 1010, la villa volvió a ser tomada por los cristianos, quienes emprendieron rápidamente la construcción de una nueva iglesia, que se consagró en el primer tercio del siglo XI, y que es el edificio que ha pervivido hasta nuestros días. La catedral funcionó como sede episcopal hasta 1149, cuando se integro con la de Lleida, que había sido ganada a los musulmanes ese mismo año.

Claustro de la ex-catedral de Roda de Isábena

El exterior

El templo de la antigua catedral de Roda de Isábena tiene planta basilical con tres naves, la central de mayor anchura y altura que las laterales, y que rematan en otros tantos ábsides semicirculares, precedidos de un pequeño presbiterio.

Perfecta cabecera del Románico Lombardo

En el exterior, se aprecia una modélica cabecera lombarda cuyos ábsides se encuentran decorados con una franja de arquillos ciegos en la parte superior, y se dividen mediante lesenas, que acentúan su verticalidad. Por debajo se abren pequeñas ventanas abocinadas con arcos de medio punto que filtran al interior la luz natural. El ábside norte es una reconstrucción, dado que en época moderna se destruyó para edificar una sacristía. Junto a ese último se encuentra la capilla de San Agustín, que es una de las partes más antiguas del templo catedralicio.

Ábside meridional

En el lado sur se encuentra la torre campanario y un pequeño atrio abierto con una arcada de medio punto, y al que se accede mediante una escalinata. Tanto el atrio como la torre fueron añadidos en el siglo XVIII. La torre se edificó en el mismo lugar en el que se levantaba el campanario románico. Tiene planta poligonal, y se articula mediante tres cuerpos separados con cornisas, y remata con un chapitel piramidal.

Catedral de Roda de Isábena: monumental puerta tardorrománica

El elemento más significativo del lienzo meridional es la monumental portada de acceso, que fue construida en el siglo XIII, y presenta algunas semejanzas con la portada principal de la Seu Vella de Lleida, que se abre al claustro gótico. Está formada por un gran arco de medio punto enmarcado por seis arquivoltas con baquetones, y un guardapolvos decorado con puntas de diamante.

Capiteles de la portada

Estas apoyan en tres pares de columnas, y otras tres medias columnas que cumplen una función decorativa, con capiteles en donde se representan escenas del Ciclo de la Natividad y la historia del plan de salvación de Dios para hombre.

Capitel de la Natividad de Jesús

El espacio interior

El interior del templo se encuentra articulado en torno a dos espacios claramente definidos, la cabecera y el cuerpo de las naves. Esta división tan clara se debe a que el presbiterio y el altar se encuentran elevados del nivel del suelo, debido a tres criptas que se sitúan a diferente altura. La nave central se cubre con bóveda de cañón apuntado, y las laterales con bóvedas de arista. El presbiterio se cubre con una bóveda de cañón apuntado, y los ábsides con bóvedas de cuarto de esfera.

Catedral de Roda de Isábena: nave central con el ábside y la cripta

Las criptas

La cripta más destacada es la central, conocida como cripta de San Ramón, en cuyo episcopado (1104-1126) se edificó, en torno a 1125. Se encuentra al mismo nivel que el suelo de la nave, y se comunica con esta por medio de tres arcos de medio punto, que desembocan en tres naves cubiertas con bóvedas de arista, y que se rematan con una cabecera semicircular.

Detalle de la cripta

Las naves están separadas mediante pilastras, con capiteles de formas muy sencillas. El interior se ilumina por medio de dos ventanas saeteras que se encuentran en la cabecera. Esta cripta acoge el sepulcro del obispo San Ramón.

Una de las joyas de la Catedral de Roda de Isábena es el sarcófago del obispo San Ramón

El sepulcro solo está decorado en su frente y en sus dos laterales, dado que se concibió para situarse junto al muro absidial de la cripta, y no en el centro de la misma como se encuentra en la actualidad.

Costado del sarcófago con la escena de la Huída a Egipto

En el costado derecho se encuentra representada la Huida a Egipto. En el frente hay escenas del nacimiento de Cristo: de derecha a izquierda, la Anunciación, la Visitación, el Nacimiento y la Adoración de los Magos. En el lateral izquierdo se encuentra una representación de San Ramón como obispo.

San RAmón junto a dos canónigos

Bajo los dos primeros tramos de la nave norte, y el presbiterio y el ábside norte hay otra cripta, conocida como "Sala del Tesoro". Tiene unas dimensiones reducidas, con una única nave cubierta con una bóveda de medio cañón y una cabecera semicircular. En su interior se expone una arqueta con esmaltes de Limoges, que alberga los restos del san Valero. Pero lo más imponente de este espacio son las pinturas murales del siglo XIII, que se encuentran extraordinariamente bien conservadas.

En la cripta norte hay pinturas del siglo XIII en buen estado de conservación

En la bóveda se aprecia un Cristo en Majestad rodeado del Tetramorfos. Por debajo hay un calendario agrícola en donde diferentes individuos representan las faenas más características de cada uno de los meses del año.

Escena del Baustismo de Cristo en el Jordán

En los muros laterales de la cripta hay una representación del Bautismo de Cristo, en el costado norte, y enfrente una representación de San Miguel pesando las almas, con un diablo intenta hacer fuerza en la balanza para que se incline a su favor, pero no lo consigue puesto que -como sucede en todas las psicostasis románicas- el alma se salva gracias a sus buenas obras.

Psicostasis

En el subsuelo del ábside meridional y del primer tramo de la nave, se sitúa una tercera cripta, de menores dimensiones, que en la actualidad funciona como sacristía.

La cabecera

Se accede a la zona alta de la cabecera por medio de una escalera situada en la cabecera de la nave de la epístola.

Lo más significativo de este espacio es el ara de altar tiene en su frente cuatro representaciones de ángeles que portan en sus manos los prótomos del Tetramorfos.

Relieves de los Evangelistas ubicados actualmente en la mesa del altar

En el costado meridional del ábside hay una talla de San Juan, que era parte de un magnífico Calvario románico que se destruyo en el incendio provocado en la Guerra Civil.

Talla de madera de un Calvario románico que representa a San Juan Evangelista

Las naves

Cada nave se divide en cuatro tramos, separados mediante arcos formeros de medio punto. Las tres naves se separan mediante pilares cruciformes

En el segundo tramo de la nave del evangelio se abre una portada que comunica la iglesia con el claustro. Tiene formas sencillas, con un arco de medio punto y dos arquivoltas, que acogen a un tímpano sin decoración.

En el muro de la nave de la epístola se expone la mazonería de un gran retablo renacentista, único resto conservado de la obra original, que ardió en la Guerra Civil. A los pies de esta nave también pueden verse algunos restos del obispo San Ramón, como una silla de tijera del siglo IX, la mitra episcopal, las sandalias y un guante.

Mitra episcopal de San Ramón

En la nave del evangelio se encuentran los restos del sudario. Tanto la silla como el sudario están muy fragmentados, ya que fueron víctimas del espectacular robo que en 1979 perpetró en la catedral Erik el Belga.

Restos conservados de la silla de tijera de San Ramón

El claustro

El claustro tiene planta cuadrangular, y arcadas de medio punto en todas sus pandas. Debió ser construido en el segundo cuarto del siglo XII.

Catedral de Roda de Isábena: panda del claustro ubicado al lado norte de la iglesia

Sobre las arquerías hay una pequeña franja con taqueado jaqués. La mayoría de los capiteles están decorados con motivos geométricos y vegetales, y dos de ellos con formas animales, tallados de una forma un tanto tosca. En los ángulos de las galerías hay arcos dobles de medio punto, que ayudan a descargar los empujes. En el centro se encuentra un aljibe.

El aspecto del claustro es de lo más sugerente

Uno de los hechos más característicos de este claustro en inmenso número de inscripciones funerarias de los siglos XII al XV que se encuentran grabadas en los cimacios y salmeres.

Inscripciones funerarias en las arquerías de entrada a la sala capitular

El espacio articulaba diferentes estancias catedralicias, como el refectorio y la sala capitular, en cuyo interior hay algunos restos pictóricos.

La sala capitular

Desde la panda oriental se accede a la sala capitular, que fue construida ganando espacio a la capilla de San Agustín. Se abre al claustro mediante cinco arcos de medio punto, en cuyos intradoses hay laudas funerarias. Los capiteles sobre los que apoyan estos arcos tienen formas vegetales.

Catedral de Roda de Isábena: entrada a la antigua sala capitular

La capilla de San Agustín

El acceso a la capilla de San Agustín se realiza desde la sala capitular, y también desde la calle. Seguramente sea el espacio que ocupaba el oratorio del antiguo castillo de los condes de Ribagorza, cuyos orígenes podrían remontarse a época romana. Es un espacio de dimensiones reducidas, con una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón, y cabecera semicircular con bóveda de cuarto de esfera. En su interior conserva unas interesantes pinturas murales del siglo XII, entre las que se identifica un Pantocrátor rodeado por el Tetramorfos, así como algunas escenas hagiográficas relacionadas seguramente con el santo titular de la capilla.

La capilla de San Agustín

El refectorio

En la panda septentrional del claustro se encuentra el antiguo refectorio, que en la actualidad ha sido recuperado como restaurante. Es un espacio de planta rectangular, cubierto con una bóveda de medio cañón apuntado dividida en cuatro tramos por medio de arcos de medio punto, que apoyan en ménsulas de gran tamaño. En uno de sus muros laterales se pueden apreciar algunos restos pictóricos, entre los cuáles se distingue un Descendimiento.

(Autor del texto del artículo de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Catedrales
 


Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DE LA CATEDRAL DE RODA DE ISÁBENA (HUESCA) " en septiembre de 2019

AVISO LEGAL