Próximos cursos presenciales
Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Viaje marinero por Oporto, Viana do Castelo, Bragança y el mejor románico portugués: 21, 22, 23 y 24 de marzo de 2024


All rights reserved. The contents of: "STORY OF GUIDED TRAVEL: BRAGANÇA, PORTO, VIANA DO CASTELO AND ROMANESQUE ART IN PORTUGAL" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "CRÓNICA E IMÁGENES DEL VIAJE GUIADO: VIAJE MARINERO POR OPORTO, VIANA DO CASTELO, BRAGANÇA Y EL MEJOR ROMÁNICO PORTUGUÉS: 21, 22, 23 Y 24 DE MARZO DE 2024" son propiedad de © Arteguias.com

Crónica e imágenes del Viaje Guiado: Viaje marinero por Oporto, Viana do Castelo, Bragança y el mejor románico portugués: 21, 22, 23 y 24 de marzo de 2024

Entre el 21 y el 24 de marzo tuvo lugar la primera edición del Viaje Guiado ARTEGUIAS "Ruta por Oporto, Viana do Castelo, Braganza y el mejor románico portugués", una incursión por las poblaciones marineras lusas de la costa atlántica norte, que atesoran un importante patrimonio histórico y monumental.

El grupo posando ante la monumental  iglesia del Monasterio de Leça do Balio

El jueves 21 partimos bien temprano desde la madrileña Avenida de la Memoria, y tras dos paradas técnicas, llegamos a la ciudad fronteriza de Braganza. Aquí pudimos admirar la belleza del muy restaurado castillo, uno de los más importantes de Portugal.

Admirando la estampa del castillo de Braganza

Pero el gran protagonista de nuestra visita a Braganza era la llamada Domus Municipalis, un singular edificio del románico civil que, posiblemente, acogía las reuniones del concello, además de hacer las veces de aljibe del pueblo.

Foto de familia delante de la Domus Municipalis

A continuación nos dirigimos a las afueras de Bragança para conocer el único ejemplo del románico-mudéjar de Portugal: los restos del monasterio benedictino de San Salvador en Castro de Avelas.

Visita a los restos del monasterio benedictino de San Salvador en Castro de Avelas

Tras una rica comida popular con productos típicos de la comarca, continuamos nuestro camino hacia el último monumento del día, San Salvador de Tabuado. Se trata de una pequeña iglesia parroquial tardorrománica, sencilla pero muy bien conservada, cuya peculiaridad reside en su espadaña lateral. Conserva en su interior una bonita pintura mural del siglo XV que representa a Cristo como Varón de Dolores flanqueado por San Juan Bautista y Santiago el Mayor.

San Salvador de Tabuado

Con esto, dimos por finalizado el primer día y nos dirigimos a nuestro hotel en Oporto para cenar y descansar.

El viernes lo dedicamos por completo a esta preciosa ciudad portuaria, cuyas calles rebosan color y alegría. Empezamos nuestra ruta por la emblemática Torre e Iglesia de los Clérigos del siglo XVIII, que introduce la nueva corriente del barroco clasicista en Oporto.

Foto de grupo junto a la iglesia de Los Clérigos de Oporto y su famoso campanario

Este templo es uno de los monumentos barrocos más relevantes y bellas de Portugal por su planta ovalada, sus pilastras corintias, entablamentos, bóveda, etc.

En el Interior de la iglesia de Los Clérigos

Continuamos nuestro periplo por el casco histórico y nos acercamos a la Plaza de los Leones, corazón de la Ciudad Universitaria. A escasos metros encontramos la famosa librería Lello y la Iglesia de los Carmelitas.

Explicaciones en la iglesia de Los Carmelitas

De allí, cogimos el autobús hasta la majestuosa Catedral mariana, en su inicio una construcción románica pero de apariencia gótica con añadidos posteriores.

Visita a la Catedral de Oporto

Su claustro es uno de los aspectos más llamativos, ya que sus galerías están cubiertas por la característica azulejería religiosa portuguesa.

Recorrido por el claustro

Completa el conjunto el imponente Palacio Episcopal, un soberbio edificio rococó que domina el horizonte de la ciudad.

Descendimos hacia la célebre estación de San Benito, no solo un importante punto de conexión ferroviaria, sino todo un monumento en sí mismo. Considerada una de las más hermosas del mundo, sus paredes están decoradas con los tradicionales azulejos blancos y azules pintados a mano que representan algunos de los momentos claves de la historia portuguesa.

Visita a la estación de ferrocarril con sus célebres paneles de azulejos

Continuamos la jornada de la mañana en el Palacio de la Bolsa, uno de los edificios más renombrados de toda la ciudad, clasificado como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Erigido en estilo neoclásico en 1842 por la Asociación Comercial de Oporto, quizás sea mejor conocido por su Salón Árabe, una sala inspirada en la Alhambra que nos transportó a otra época.

Salón Árabe del Palacio de la Bolsa

Después de la comida en un restaurante junto al muelle, nos embarcamos en el "Crucero de los seis puentes", un relajado paseo en rabelo por el Duero para conocer los seis eclécticos puentes que unen Oporto con Vila Nova de Gaia, como el de María Pía o el del Infante Don Enrique.

El barco que nos condujo por el río Duero y sus seis puentes

Finalizamos el día en el Convento de San Francisco, un sobrio inmueble gótico que sorprende por su excesiva ornamentación dorada barroca interior. Uno de sus mayores atractivos es el retablo del Árbol de Jesé, por su temática e iconografía poco habitual.

Iglesia de San Francisco

Visitamos también su interesante Museo dedicado a la Orden Tercera, así como la cripta y el osario donde descansan los restos de los hermanos franciscanos.

Al atardecer, disfrutamos de unas horas libres para degustar los vinos tawny a orillas del Duero, comprar souvenirs y pasear por las vibrantes callejuelas.

El sábado por la mañana nos dirigimos al monasterio de Santa María de Leça do Balio, considerado uno de los edificios góticos más importantes de Portugal por su elegancia castrense y sus equilibradas proporciones. Su aspecto de fortaleza responde al hecho de que fue ocupado por la Orden religiosa-militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, como dan cuenta los numerosos elementos defensivos integrados en su arquitectura.

A continuación, visitamos la iglesia del antiguo monasterio de San Cristóbal de Rio Mau, un templo románico profusamente esculpido. Nos adentramos en la iconografía de los relieves figurativos, historiados, vegetales, etc., pero sin duda destacan los tímpanos del imafronte con alegorías del Sol y la Luna; y del muro norte, con una lucha entre un dragón y un grifo.

Explicaciones en la cabecera de la iglesia de San Cristóbal de Rio Mau

La jornada de la tarde la dedicamos por completo a la bonita ciudad marinera de Viana do Castelo, situada en el estuario del río Limia. Nuestra primera parada, como no podía ser de otra forma, fue el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús, una basílica neoclásica que se alza sobre el monte de Santa Luzía y que nos ofreció una panorámica sin igual de la costa portuguesa.

Detalles de las vidrieras neogóticas del Santuario

Descendimos al casco histórico para conocer la Sé o Iglesia Matriz, un edificio fuertemente ligado a la nobleza naviera local.

Catedral de Viana do Castelo

Además, coincidiendo con las fiestas de Pascua, nos topamos con el desfile folclórico de la Mordomia, una romería en honor de la Virgen de la Agonía.

Foto de familia junto a mujeres con sus trajes típicos de Viana do Castelo

Continuamos nuestro paseo por las calles flanqueadas de palacios renacentistas y casonas de granito y disfrutamos de un merecido aperitivo antes de regresar al hotel.

Paço de Sousa

Nuestro último día, el domingo, lo destinamos a conocer algunas de las iglesias románicas más importantes del Valle de Sousa. Comenzamos por el monasterio de San Salvador de Paço de Sousa, un sobresaliente conjunto benedictino que custodia el sepulcro de un legendario personaje clave para la historia de Portugal: Egas Moniz, ayo del rey Alfonso Enríquez y protagonista de una bonita leyenda caballeresca.

Sarcófago atrubuido a Egas Moniz

Continuamos con el monasterio de San Pedro de Ferreira, una antigua canónica agustiniana notable por conservar un nártex funerario adosado a la fachada principal, un ejemplo inusual en el románico luso.

San Pedro de Ferreira

Hicimos una breve parada técnica para desayunar y poder degustar los tradicionales pastéis de nata antes de seguir hacia San Salvador de Travanca, cuya monumental iglesia abacial responde al enorme poder económico, político y religioso que este monasterio ejerció durante toda la Edad Media. Posee un campanario anexo en forma de torre almenada que refuerza esta impresión de pujanza y supremacía.

San Salvador de Travanca

Tras una última comida familiar en este mismo municipio, pusimos rumbo a Madrid, donde llegamos a la hora prevista. Gracias por acompañarnos en este viaje ¡Esperamos veros de nuevo muy pronto!

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Viajes Guiados

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

AVISO LEGAL