Próximos cursos presenciales

Ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo, Palencia


All rights reserved. The contents of: "HERMITAGE OF SANTA CECILIA, AGUILAR DE CAMPOO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "ERMITA DE SANTA CECILIA DE AGUILAR DE CAMPOO" son propiedad de © Arteguias.com

Ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo, Palencia

Introducción

La villa de Aguilar de Campoo se sitúa en el extremo norte de la provincia de Palencia, a orillas del río Pisuerga y en un estratégico emplazamiento junto a una de las principales vías de comunicación naturales entre la Meseta Castellana y el Litoral Cantábrico.

Castillo y Ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo

De marcada personalidad industrial desde mediados del siglo XX gracias sobre todo a su producción galletera, desde las últimas décadas de la pasada centuria acoge también en su antiguo monasterio premostratense el Centro de Estudios del Románico de la Fundación Santa María la Real, habiéndose convertido en el auténtico epicentro cultural de lo que ha sido bautizado como el "País Románico", marca turística que engloba los territorios de los nortes provinciales de Burgos y Palencia junto al sur de Cantabria y que presume de albergar la mayor concentración de iglesias románicas de Europa.

Capitel

Contexto histórico

Tierras de repoblación temprana como atestiguan tanto los numerosos asentamientos eremíticos dispersos por la zona, como sobre todo el famoso fuero de la cercana población de Brañosera (año 824), fueron los monarcas Alfonso VII y principalmente Alfonso VIII quienes dieron el verdadero impulso al Aguilar medieval, convirtiendo a la villa en cabeza de una extensa merindad y dotándole de sus equipamientos defensivos y religiosos de los que aún hoy se conservan importantes restos como son el castillo, el Monasterio de Santa María la Real, la Colegiata de San Miguel, las ruinas de la iglesia de San Andrés (hoy cementerio) y, por supuesto, la antigua iglesia -hoy ermita- de Santa Cecilia.

Capitel del interior

Los orígenes de Santa Cecilia, asentada en la ladera sureste del castillo son del todo confusos, si bien es cierto que desde mediados del siglo XI en el Testamento de Doña Ofresa aparece fidedignamente citado el barrio de Santa Cecilia de Aguilar.

Por sus características estilísticas y formales, la mayoría de especialistas coinciden en encuadrar la construcción de Santa Cecilia entre la segunda mitad del siglo XII y principios del XIII, muy probablemente como parroquia de ese citado barrio homónimo; núcleo germinal de la villa al abrigo del castillo que, posteriormente, en tiempos de paz, iría expandiéndose por las mucho más fecundas vegas circundantes al monasterio de Santa María la Real.

Puerta de la ermita

Declarada Monumento Histórico Artístico en 1963, en esa misma década fue sometida a unas obras de restauración centradas principalmente en la consolidación del terreno sobre el que se asienta, el cual, por su notable inestabilidad, ponían al templo en evidente riesgo de derrumbe.

Mesa de altar

Santa Cecilia de Aguilar

La ermita de Santa Cecilia de Aguilar, en su actual apariencia, es según la mayoría de estudiosos el resultado de tres campañas constructivas: una primera de la segunda mitad del siglo XII en el que el templo se compondría de una sola nave, ábside semicircular y torre adosada al muro sur.

Poco después, durante la primera mitad del siglo XIII se ampliaría el espacio eclesial a tres naves, se abriría su nueva portada meridional y se recrecería la preexistente nave central.

Arcos formeros de división entre las tres naves

Por último, ya durante la Edad Moderna, se reedificaría el ábside central (seguramente debido a un derrumbe del semicircular preexistente motivado por la citada inestabilidad del terreno), para lo cual, se aprovecharían incluso parte de sus sillares primitivos.

Ermita de Santa Cecilia: interior del ábside

Exterior

Nos hallamos ante una construcción de tres naves canónicamente orientadas que rematan en una cabecera de testero recto de la que tan solo sobresale en planta la central, la cual, como ha quedado dicho, vendría a sustituir a una primitiva semicircular.

La ermita vista desde el noreste

La cabecera correspondiente a la nave norte, no manifestada al exterior en planta, se anima mediante un bonito ventanal de dos arquivoltas de medio punto que descansan sobre columnas acodilladas culminadas en capiteles vegetales relacionados con los existentes en el no lejano monasterio de San Andrés de Arroyo.

En una de las cestas de dicho ventanal, sin embargo, se aprecia una composición figurada en la que un guerrero alancea un animal fantástico, escena esta que se ha revelado de gran interés al aparecer labrado sobre el escudo del guerrero el emblema de la importante familia nobiliaria de los Lara, pudiendo especularse sobre su posible patrocinio o mecenazgo en la construcción del templo.

Puerta y campanario de la ermita

En el muro sur se abre su portada principal, realizada durante la ampliación del siglo XIII siguiendo cánones estéticos andresinos. Presentada sobre un cuerpo en resalte bajo tejaroz, consta de cuatro arquivoltas apuntadas y baquetonadas que apean sobre un ábaco corrido sobre los capiteles, todos ellos de idéntica decoración a base de carnosas hojas de remates avolutados. Las columnas, acodilladas y de fuste cilíndrico, se elevan sobre basas dispuestas sobre un prominente pódium.

Puerta de la ermita situada en el muro sur

Uno de los elementos que confieren personalidad propia a la ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo es su campanario, levantado en el ángulo suroriental del edificio justo sobre lo que sería el ábside de la nave sur. Conservado en toda su integridad original, se trata de uno de los mejores exponentes de torres-campanario románicos de la Península Ibérica, presentando además la peculiaridad de contar con columnas entregas en sus aristas angulares.

Torre románica

Consta de un primer cuerpo de gran solidez tan solo horadado por la abertura de alguna aspillera, un segundo cuerpo con un ventanal románico por lienzo, mientras que el superior queda definido, también en cada frente, por vanos ajimezados.

Vanos del campanario

Los huecos de campanas de los cuerpos intermedio y superior de la torre presentan arcos de medio punto sobre columnas acodilladas con capiteles decorados con motivos vegetales, apareciendo en alguna cesta las omnipresentes figuras de arpías y dragones, tan recurrentes en el románico palentino.

Capiteles de un ventanal de la torre con arpías y dragones

Interior

Al interior, las tres naves (de tres tramos cada una) se separan entre sí mediante arcos doblados apuntados que descansan sobre potentes pilares de sección rectangular a los que, por sus lados mayores, adosan las columnas de los formeros.

Interior de la Ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo vista desde la cabecera hacia los pies

El cuerpo de naves cubre mediante una rehecha techumbre a dos aguas que sustituiría su primitiva cubierta también de madera. El tramo recto presbiterial sí conserva su abovedamientos original de cañón apuntado, mientras que el ábside central se resuelve mediante una solución de crucería nervada de carácter tardío.

Capitel vegetal con cimacio repleto de arpías finísimamente tallado

El arco triunfal de ingreso al presbiterio, doblado y de perfil apuntado, descansa sobre sendos capiteles: el del lado de la epístola vegetal, de finísima traza y recorrido en su ábaco por varias arpías pasantes; y el del lado del evangelio que, sin lugar a dudas, se trata de uno de los capiteles más interesantes del románico palentino.

Célebre capitel de la Matanza de los Inocentes

Representa este capitel el episodio de la Matanza de los Inocentes, apareciendo en una escena corrida a lo largo de sus tres caras visibles cinco soldados ataviados con cota de malla ejecutando otros tantos infantes ante la presencia impotente de sus madres, las cuales, manifiestan su gesto de desconsuelo llevando las manos a sus rostros.

Detalle de este fantástico capitel de la ermita de Santa Cecilia

En uno de los ángulos de la cesta es perfectamente reconocible la efigie de Herodes; coronado, vestido con túnica y que mientras con un dedo de su mano izquierda realiza un autoritario ademán que lo identifica como instigador de la escena, con la mano derecha clava su espada en el costado de uno de los inocentes.

El emblemático capitel de la Matanza de los Incoentes de la Ermita de Santa Cecilia de Aguilar de Campoo

Mientras que estos finísimos capiteles del arco triunfal pertenecen a un aventajado taller identificado por algunos especialistas con la misma mano que trabaja en el claustro del Monasterio de Santa María la Real, el resto de capiteles del templo, si bien interesantes, no llegan a alcanzar la maestría de los descritos.

Capitel con un combate entre un guerrero y un león

En ellos, además de los típicos repertorios geométricos y vegetales a base de acantos, pencas, zarcillos entrelazados y perlados, son visibles varias composiciones figuradas como luchas entre soldados o entre soldados y leones, el tema de la venta de José y, mucho más conocido, el episodio del Sacrificio de Isaac.

Capitel que representa el episodio del Antiguo Testamento de la Venta de José

En definitiva y a modo de conclusión, la hoy ermita de Santa Cecilia de Aguilar puede ser considerada una de las obras clave del románico del norte provincial palentino, siendo además una de las más conocidas y visitadas al encontrarse perfectamente accesible dentro del casco urbano de la propia villa aguilarense.

Credencias con arcos lobulados

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "ERMITA DE SANTA CECILIA DE AGUILAR DE CAMPOO, PALENCIA" en noviembre de 2014

AVISO LEGAL