Próximos cursos presenciales

Guía del Hospital de Tavera, Toledo


All rights reserved. The contents of: "HOSPITAL DE TAVERA, TOLEDO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "GUÍA DEL HOSPITAL DE TAVERA, TOLEDO" son propiedad de © Arteguias.com

Guía del Hospital de Tavera, Toledo (de San Juan Bautista)

Introducción

El Hospital Tavera, también conocido como el Hospital de San Juan Bautista o de Afuera, se encuentra situado en los arrabales de Toledo, a extramuros de la muralla, cerca de la puerta de la Bisagra. Es uno de los primeros monumentos que verá el visitante que se acerque a la ciudad en autobús, dada la cercanía de la estación.

Patios renacentistas del Hospital de Tavera, Toledo

El interior es visitable, y está ocupado por el Archivo de la Casa Ducal de Medinaceli, propietaria del edificio, la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, un colegio, y un museo que alberga importantes obras pictóricas de El Greco, Tintoretto, Zurbarán, o Carreño de Miranda, entre otros.

Cuadro de EL Greco: Lágrimas de San Pedro

Historia

El hospital se comenzó a construir en el año 1541 por orden del Cardenal Tavera (1472-1545). Se realizó siguiendo el proyecto de Alonso de Covarrubias, que ejecutó principalmente la parte delantera del edificio. A él le siguió Bartolomé de Bustamante, un jesuita que fue secretario personal del cardenal Tavera, y hombre de confianza, que proyectó la iglesia, y al que siguieron Hernán González de Lara y Nicolás Vergara "el Mozo".

Fachada del Hospital de Tavera

No presenta la tipología tradicional de los hospitales reales, que se estructuran en torno a cuatro patios interiores formando una cruz griega. Es probable que en un principio se concibiese así, pues el solar es rectangular y, en la parte delantera hay dos patios paralelos que permiten suponer que originariamente se proyectaron otros dos traseros. Pero la parte de atrás está totalmente incompleta. La crujía norte, donde se situaba la enfermería, es la única que se construyó en su totalidad, ocupando todo el largo del solar. A partir del año 1550, ya muerto el cardenal, sus albaceas modificaron el proyecto con el propósito de terminar cuanto antes la capilla para darle allí sepultura.

Capilla del Hospital de Tavera

La fachada principal

La fachada principal se abre en el lado oriental, el más cercano a la puerta de Bisagra y a la ciudad de Toledo. Consta de tres niveles. En el inferior vemos un almohadillado y grandes vanos adintelados, con jambas reforzadas con sillares colocados a soga y tizón.

Edificio desde el sureste

En el superior los sillares son lisos, a excepción de las jambas y las arquivoltas de las ventanas, que tienen arcos de medio punto, y están resaltados con almohadillado, al igual que en los ángulos. Por encima se sitúa un tercer piso, con ventanas de un tamaño mucho más pequeño, que recuerda de forma lejana a las galerías de los palacios tardogóticos.

Portada barroca

El proyecto original seguramente comprendiese la construcción de cuatro torres en las esquinas, como en otros palacios renacentistas, pero finalmente tan sólo se llegó a realizar una, la que se sitúa en el ángulo sureste. La portada fue trazada en el año 1760 por Pedro Martínez Morales y ejecutada por José de Montessomo entre esa fecha y 1762. Se estructura en torno a un arco de medio punto, enmarcado por dos columnas que se levantan sobre sendos pedestales, que rematan en dos jarrones. En el piso superior, sobre el vano de entrada se abre un balcón enmarcado por pilastras, con los escudos del cardenal y de la casa ducal de Medinaceli. Por encima, una imagen de san Juan Bautista, patrón del hospital, en una hornacina que se rodea también de pilastras. Remata el conjunto un frontón y una cruz.

Puerta del siglo XVIII de Pedro Martínez Morales

Los patios

Tras atravesar el atrio de entrada se accede a los dos patios, que son una de las obras maestras de Covarrubias. Se trata de estructuras totalmente clásicas, abiertas y comunicadas entre sí por medio de una panda común, que es más ancha que las demás, y se abre en los dos pisos.

Arquerías de los patios del Hospital de Tavera, Toledo

Las cuatro galerías se cubren con bóvedas de arista. Los patios tienen dos niveles de arquerías. En las inferiores hay columnas y capiteles dóricos, y arcos de medio punto con pequeñas molduras que crean un pequeño claroscuro. En las enjutas encontramos la decoración de espejos, característica de la arquitectura de Bramante. Al orden dórico de este primer piso se superpone el jónico en el superior, donde también hay arcos de medio punto, pero ligeramente rebajados.

Detalle de las arquerías

La panda que comparten los dos patios conduce a la capilla, que se sitúa en el centro de la parte trasera.

La capilla-panteón

La iglesia tiene una planta de cruz latina, pero tiende a la centralización, ya que la nave de los pies tan solo es un poco más larga que la del presbiterio. Éste se remata con un pequeño ábside semicircular. La iglesia se comenzó a construir en 1550, y se terminó en 1603. Se trata de una basílica preherreriana, de una gran pureza de líneas. La decoración se reduce a unas pilastras acanaladas, que crean pequeños juegos de claroscuros.

Capilla-panteón del Hospital de Tavera

La cúpula cobra un gran protagonismo. Se trata de una estructura semiesférica, que se oculta en el exterior bajo un cimborrio poligonal, que la protege y la dota de mayor esbeltez. Está construida en ladrillo, y recubierta por cemento y yeso, disfrazado con pequeñas molduras en la parte interior. En la parte exterior el cimborrio tiene una estructura de hierro y un armazón de madera, y se cierra en la parte de arriba con una linterna, de forma que es imposible adivinar la verdadera forma de la cúpula. Sobre la madera se recubre con placas de pizarra, un material que también encontramos en El Escorial, que se estaba construyendo en las mismas fechas, y que es una influencia de Flandes y del norte de Europa. En los ángulos hay cuatro pirámides, rematadas con decoración de bolas, que crean un movimiento ascensional que visualmente conduce a la linterna.

Sepulcro del Cardenal Tavera, obra de Alonso de Berruguete

Volviendo al interior de la iglesia, bajo la cúpula se encuentra el sepulcro del cardenal Tavera. Es una estructura realizada en mármol de Carrara, tallado siguiendo el proyecto de Alonso de Berruguete. Fue encargada en 1552 y se concluyo en 1561. En el contrato se especifica que debía tomar como modelo el sepulcro del cardenal Cisneros, que se encuentra en la capilla de la Universidad de Alcalá de Henares. Es una de las últimas obras del escultor, que murió poco después en este mismo hospital. La estructura tumular tiene un programa iconográfico que gira en torno a la vida del cardenal: en los laterales el bautismo de Cristo y la decapitación de Juan el Bautista y, en el contrario, Santiago, pues Tavera fue arzobispo de Compostela, y en los frentes una Caridad y San Ildefonso, en relación a la arzobispado del Templo Primado. En la cama sepulcral, con las Virtudes Cardinales en las esquinas, reposa el yacente, cuyo rostro es de un gran realismo.

Efigie del Cardenal Tavera

En el lado de la Epístola se expone el cuadro del Bautismo de Cristo, unas de las obras de El Greco que terminó su hijo Jorge Manuel Theotocópuli. Se trata de una composición basada en el mismo tema, cuya más famosa representación se encuentra actualmente en el Museo del Prado.

Cuadro del Bautismo de Jesús

La sacristía

Sacristía

La sacristía se encuentra adosada al costado de la Epístola de la Capilla, siendo un espacio renacentista equilibrado y sobrio, ejecutado por Nicolás de Vergara el Mozo. Sin embargo, lo más importante de este espacio es que, en la actualidad, se exponen un total de seis obras de Doménikos Theotokópoulos El Greco:

Cuadro del Cardenal Tavera, obra de El Greco

  • Retrato del Cardenal Tavera
  • Las lágrimas de San Pedro
  • San Francisco en oración
  • La Sagrada Familia con Santa Ana
  • Estatua de Cristo Resucitado

    De todas ellas, la Sagrada Familia se considera de entre las más importantes del genial pintor cretense, especialmente por la belleza del rostro de la Virge María. También es muy destacable la figura de Cristo Resucitado, al ser la única obra escultórica atribuida a este artista.
Detalle de la Sagrada Familia

La cripta

Debajo de la capilla se encuentra la cripta, que alberga los sepulcros de los patronos de la casa de Malagón y, posteriormente, de la de Medinaceli. Tiene planta circular, y se cubre con una bóveda prácticamente plana, estructurada en torno a hiladas de sillares concéntricos, lo que la dota de una sensación de profundidad mayor de la que tiene en realidad. Está bóveda se apoya en cuatro grandes arcos torales que forman una cruz griega y recaen directamente en el suelo, que está estructurado de forma similar a la bóveda, con sillares concéntricos muy marcados que confluyen en el centro. El resto de la bóveda se apoya sobre las pechinas que se encuentran entre los arcos. La bóveda recuerda a la que realizó Juan de Herrera en el atrio de la basílica del Escorial.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
Víctor López Lorente)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GUÍA DEL HOSPITAL DE TAVERA, TOLEDO" en febrero de 2018

AVISO LEGAL