Próximos cursos presenciales

Iglesia de La Asunción de Duratón (Segovia)


All rights reserved. The contents of: "DURATÓN (SEGOVIA)" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "IGLESIA DE DURATÓN (SEGOVIA)" son propiedad de © Arteguias.com

Duratón, Segovia. Iglesia de la Asunción

Introducción

La iglesia de la Asunción de Duratón se encuentra en la mitad del campo, en las afueras del poblado, junto a la carretera que conduce a Sepúlveda.

Duratón, por lo restos arqueológicos hallados, fue una importante ciudad romana y visigoda de la que se han hallado numerosas obras de arte.

La iglesia de la Asunción de Duratón es uno de los más bellos templos del románico segoviano

Las gentes que a lo largo de los siglos XII y XIII arribaron a este lugar, aprovecharían no sólo el material de las construcciones anteriores, sino sus lugares sagrados. Por ello levantaron la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción sobre una necrópolis visigoda del siglo VI con más de 600 tumbas, a su vez superpuesta a un poblado romano, denominado de "Los Mercados".

Todavía es frecuente encontrar en las cercanías de la iglesia algúna persona dotada de detector de metales en busca del hallazgo arqueológico.

Es incuestionable que Nuestra Señora de la Asunción es uno de los ejemplos más espléndidos del románico rural segoviano. Como la mayoría de los casos, se encontraba en un lamentable estado, hasta que a mediados de los ochenta gozó de una esmerada restauración dirigida por el arquitecto Ramiro Moya.

Capiteles interiores del ábside

En esta intervención se liberó a la maltrecha galería de los muros que cerraban sus arcos; se eliminó una sacristía y se limpió y montó de nuevo piedra a piedra, lo que permitió recuperar su esplendor original.

Exterior de la iglesia

De planta y estructura habitual, el templo de Duratón no es de grandes dimensiones: dieciocho metros de largo por nueve de ancho, pero destaca sobremanera el sentido unitario de la construcción y la elegancia de los volúmenes arquitectónicos y delicadeza de su escultura.

La galería porticada tiene dos tramos de cuatro y seis arcos separados por el ingreso, con rica estructura de tres arquivoltas, la inferior polilobulada. Las columnas dobles que soportan los arcos presentan una serie de capiteles de magnífica factura, y aunque es reconocible la presencia de varios artistas.

Galería porticada desde el este

El conjunto iconográfico es de una belleza singular. Parece que los autores quisieron simbolizar la lucha entre el mal que acucia al hombre y el bien que, a la postre, se impone. Entre los capiteles que representan lo primero, contamos con el capitel de machos cabríos rampantes, otro con la lucha entre un guerrero y un animal demoniaco. También magnífico es el de las maléficas ocho arpías de extraordinaria factura.

Arcos, canecillos y metopas de la galería de la iglesia. Duratón

El canto a la esperanza vendría simbolizado por el capitel de magníficas aves de delicado plumaje picoteando racimos de uvas con evocaciones silenses, y sobre todo las escenas neotestamentarias del Ciclo de la Navidad, algunas de clara influencia apócrifa. A saber, quedan talladas en la rosada piedra de Duratón las escenas de la Encarnación, la Visitación, el Nacimiento, la Adoración de los pastores, la Epifanía de los Reyes Magos. Probablemente el capitel del Nacimiento, por su ritmo, composición y expresividad es la obra maestra de esta iglesia, y motivo de primer nivel entre todos los de la provincia.

Su tendencia al naturalismo nos habla de un estilo que ya anuncia el gótico. Esta escena muestra a la Virgen atendida por dos mujeres (Salomé y Zelomí) y el Niño junto a las cabezas del buey y la mula. Es notorio que la imagen representada está basada en evangelios apócrifos, muy frecuentes en la Edad Media.

Capiteles ricamente decorados del pórtico

La exuberancia decorativa continúa en la cornisa de la galería con un amplio conjunto de canecillos y metopas que aluden a la forma de vida de la época: faenas agrícolas y ganaderas, actividades artesanas, cacerías, situaciones cotidianas, etc., de una sociedad austera y ligada a la tierra y a sus tradiciones.

Algunos han querido ver en estas esculturas un posible mensario con actividades propias de cada mes (poda de la viña, siega, jinete con halcón, banquete, etc.)

Junto a estas plasmaciones cotidianas no faltan las de carácter simbólico, en este caso representadas por animales fabulosos del bestiario medieval: centauros, arpías, grifos, etc. Especial relevancia tiene la representación de un dromedario esculpido en una de las metopas y que podría ser obra, como otros elementos de la iglesia, de artífices mudejares, como vimos en Sotillo.

El estilo de la escultura de este pórtico de Duratón se va a perpetuar en numerosas iglesias de la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, como ya indicamos para la iglesia de Sotillo. Es por ello, y por su calidad, que se ha dado en llamar a este conjunto de artistas el nombre de Taller de Duratón.

Portada meridional. Duratón

Volviendo a la iglesia propiamente dicha, no fijaremos ahora en la portada meridional, cuyos cuatro capiteles representan grifos, entrelazos, sirena con doble cola, cetrería. En ellos, se vuelve a ver la mano del escultor que en Perorrubio y Santa Marta del Cerro talló los capiteles de puertas o arcos triunfales y que, en Fuentidueña, talló algunos canecillos del hemiciclo. Otra puerta más pequeña y peor conservada hallamos en el hastial occidental, con capiteles gastados en que se aprecian aves y arpías.

Capiteles de la puerta sur

En la cabecera se sustituyen las columnas habituales por dos contrafuertes que a la altura de los cimacios de los ventanales disminuyen su espesor. Cada calle tiene un elegante ventanal.

Interior

En el interior, sorprende la belleza de la cabecera con una articulación mucho más compleja que la habitual. El arco triunfal es ligeramente apuntado, y el presbiterio se cubre con bóveda de crucería sobre columnas, mientras que el ábside lo hace con bóveda de horno con nervaduras de refuerzo. Cada muro del presbiterio tiene un gran arco ciego sobre par de columnas. En el ábside, columnas que flanquean los tres ventanales reciben las nervaduras de la bóveda.

Capitel interior

Esta estructura columnaria ofrece un repertorio escultórico amplio y variado, aunque el desgaste de la mayoría de los capiteles no permite una fácil identificación. Destacan los capiteles que representan a Susana y los viejos, Daniel entre leones, Sansón desquijando el león y la Epifanía.

Capitel con caballeros en combate. Iglesia de Duratón, Segovia

Por la finura de sus tallas y el equilibrio de su arquitectura, este templo se erige en el mejor del grupo del Alto Duratón, e hito inexcusable para el viajero que desee conocer el románico de Segovia.

Rutas desde Duratón

La población de Duratón se halla en el corazón de la antigua Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, lo que es sinónimo de románico.

Oficios medievales en los canecillos de la iglesia de Sotillo

De todas las poblaciones que se pueden visitar a muy poca distancia de Duratón, escogemos las dos más cercanas (¡a menos de 5 kilómetros cada una!). Se trata de Sotillo y El Olmo.

Ambas son iglesias modestas desde el punto de vista arquitectónico pero muy interesantes por la iconografía de su escultura. Especialmente en los canecillos de ambas iglesias bulle la vida medieval en sus diferentes facetas. Se plasman los oficios y las actividades de aquellas personas, pero también sus creencias, ideales, esperanzas y miedos.

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Lugares España
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "IGLESIA DE DURATÓN (SEGOVIA)" en octubre de 2010

AVISO LEGAL