Próximos cursos presenciales
Monasterios de San Juan de los Reyes. Toledo


Comprar libro

Título: LAS GÁRGOLAS DE SAN JUAN DE LOS REYES

comprar libro

Título: MORADAS PARA LA ETERNIDAD. LA ESCULTURA FUNERARIA GÓTICA TOLEDANA

comprar libro

Título: ARQUITECTURA GÓTICA

comprar libro

Título: LA MODERNIDAD DEL GÓTICO. SEIS PUNTOS DE VISTA SOBRE LA ARQUITECTURA MEDIEVAL

comprar libro

Título: ISABEL LA CATÓLICA. REINA DE CASTILLA

comprar libro

Título: MONASTERIOS Y CONVENTOS DE CASTILLA LA MANCHA





All rights reserved. The contents of: "MONASTERY OF SAN JUAN DE LOS REYES. TOLEDO" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "MONASTERIO SAN JUAN DE LOS REYES. TOLEDO" son propiedad de © Arteguias.com

Monasterio de San Juan de los Reyes (Toledo)

Origen e historia del monasterio

Vista del monasterio

San Juan de los Reyes de Toledo es una fundación auspiciada por los Reyes Católicos para conmemorar la victoria en la Batalla de Toro (1476) entre las tropas castellano-aragonesas de Isabel y Fernando frente al rey de Portugal Alfonso V y Juana la Beltraneja, lo que daba vía libre a su reinado.

Para ello fundan un convento franciscano en honor al Apóstol San Juan, que será elegido como panteón real. Isabel mostraba una gran devoción por el San Francisco de Asís y por el Evangelista.

En una Real Cédula fechada en 1477, se citan las causas que conduce a la reina Isabel a encargar el proyecto:

Por cuanto yo he tenido y tengo muy singular devoción al bienaventurado Señor San Juan y a la Orden de la Observancia de el Señor San Francisco, he deliberado de facer y edificar una Casa y Monasterio de la dicha Orden de San Francisco"

San Juan de los Reyes. Panda del claustro bajo

Sólo un año después de la citada victoria en la Batalla de Toro, -en 1477- se encargó la obra al maestro mayor de las obras reales: Juan Guas -del que luego nos ocuparemos- sin escatimar en medios para realizar una rápida y fastuosa edificación.

Para la reina Isabel este proyecto no era nada novedoso pues ella misma se había encargado de finalizar la burgalesa Cartuja de Miraflores como panteón funerario de su padre Juan II de Trastámara.

Tras la muerte de Juan Guas en 1496 quedó al frente de la obra del claustro el discípulo de Guas, Enrique Egas, siendo terminado el conjunto en los primeros años del siglo XVI.

A pesar de que finalmente los Reyes Católicos no fueron enterrados en San Juan de los Reyes sino en la Capilla Real de Granada, como afirmación de la conquista de Granada al Islam, este majestuoso edificio fue empleado en 1502 para las exequias del Príncipe de Gales, yerno de los Reyes Católicos por haberse casado unos meses antes con su hija Catalina.

También se empleó el templo para contener un monumento funerario tipo catafalco en honor de la propia Isabel, encargado por su nieto el emperador Carlos I de España

En 1808 San Juan de los Reyes va a sufrir su más importante afrenta destructiva. Un incendio provocado por las tropas napoleónicas va a acabar con un claustro plateresco que existía contiguo al gótico, la biblioteca y el retablo del templo, entre otros muchos destrozos. También se derrumbaron las bóvedas de una de las pandas claustrales.

Tras la Desamortización de Mendizábal fue cedido a la Comisión de Monumentos para instalar un museo.

En 1881, el arquitecto Arturo Mélida inició importantes obras de restauración, lo que incluyó la aplicación de los excesivos criterios historicistas románticos en la reconstrucción de algunas dependencias, por ejemplo, en el artesonado del piso superior y las gárgolas del claustro.

San Juan de los Reyes, como símbolo de la nueva monarquía

Escultura del claustroSan Juan de los Reyes se convierte en un edificio de gran valor simbólico para Isabel y Fernando que lo eligen inicialmente como panteón regio.

Sin duda, el mecenazgo real de San Juan de los Reyes se aprecia no sólo en la calidad artística (quizás la mejor obra del llamado gótico isabelino) sino también en su grandilocuencia propagandística.

Para ello se hace toda una exhibición de elementos heráldicos: escudos de los Reyes Católicos; símbolos del yugo y las flechas; inscripciones conmemorativas de carácter político y religioso y relieves en forma de "Y" y "F", iniciales de Isabel y Fernando, etc.

Como veremos más detenidamente a continuación, la construcción del templo fue encargada al arquitecto a la figura más importante del panorama artístico español del último cuarto de siglo XV: Juan Guas.

Juan Guas, genio del Gótico Hispano-flamenco

Como ya hemos explicado, la obra de San Juan de los Reyes es considerada una de las obras cumbres del Gótico Isabelino o Estilo de los Reyes Católicos, que no es otra cosa que la fusión entre el último momento del gótico (flamígero) imperante en Francia, Flandes y Alemania con la tradición decorativa y lujosa del mudéjar hispano. Por eso ahora se tiende a definir este modo de construir y ornar como Gótico Hispano-Flamenco.

Este estilo se desarrolla entre las últimas 3 décadas del siglo XV y la primera del XVI en las principales ciudades de la Corona de Castilla como Toledo, Segovia, Ávila, Guadalajara, Madrid, etc.

Se cree que los primeros artistas flamencos llegan a España en la primera mitad del siglo XV para intervenir en la catedral de Sevilla. Pero es Hanequin de Bruselas el primer maestro flamenco que acude a Toledo con un nutrido taller de operarios para realizar importantes intervenciones en la seo toledana, entre ellas la de la famosa Puerta de los Leones (fachada sur del crucero).

En este taller vendrían los padres de Juan Guas: Pierre Guas y Brigite Madama Testes, originales de la Bretaña francesa.

Juan Guas trabajará desde muy joven en la catedral de Toledo y de ahí va a pasar a dirigir las obras de la catedral de Ávila, así como otros insignes monumentos: el Monasterio del Parral, el claustro de la Catedral de Segovia, el Palacio del Infantado de Guadalajara, etc.

Su principal obra es, sin embargo, nuestro Monasterio de San Juan de los Reyes.

Este gótico hispano-flamenco combina las formas llameantes del gótico flamígero (por ejemplo, los arcos conopiales y los pináculos erizados) con una tendencia al ornato mural propia de lo mudéjar a base de pequeños elementos rítmicamente acumulados, como ramas y hojarasca de cardinas y otras plantas en cuyo interior se esconden animales de todo tipo.

Tampoco falta en este estilo la decoración epigráfica, tomada del mundo musulmán, e incluso en ocasiones los mocárabes tan empleados en la decoración nazarí.

Descripción artística del monasterio de San Juan de los Reyes

La entrada de los turistas al conjunto conventual se hace por una puerta del costado este que accede a la escalera que conduce a la antigua sacristía. Esta puerta está coronada por el célebre conjunto escultórico flamenco del Calvario donde María y San Juan flanquean una gran cruz convertida en Árbol de la Vida sobre la que se encarama un gran pelícano que está alimentando a sus crías. El pelícano ha sido desde los primeros siglos del Cristianismo símbolo del propio Jesucristo.

La antigua sacristía es una estancia amplia donde se ha instalado la actual taquilla. Tiene bóveda de crucería compleja y restos de pinturas murales.

La iglesia

La entrada más monumental al templo se encuentra en el muro septentrional. Es bastante posterior al resto de la construcción -comienzos ya del siglo XVII- y aunque pretende ajustarse a las formas isabelinas del conjunto, denota falta de nervio. Además de la estatua de Cristo, aparecen santos franciscanos y relieves con el yugo y las flechas.

La entrada a la iglesia desde el claustro está formada por un arco mixtilíneo que cobija a la Verónica mostrando el lienzo de Jesús que está sujeto también por dos ángeles.

Interior

La amplia iglesia conventual tiene nave única finalizada en ábside hemidecagonal. Tiene capillas entre los contrafuertes -no existen arbotantes- y coro elevado a los pies.

El claristorio está constituido por enormes ventanales apuntados que cobijan sencillas tracerías flamígeras. Por su parte, las bóvedas tardogóticas son estrelladas presentando múltiples nervios.

El actual retablo no es el original que despareció en el incendio de la Guerra de Independencia. El que hoy vemos procede del Hospital de Santa Cruz y tiene la particularidad de contener pinturas alusivas al descubrimiento de la cruz de Cristo por Santa Elena, madre del emperador Constantino el Grande.

El transepto no sobresale en planta pues su única ampliación con relación a la nave es aprovechar el espacio de las capillas laterales. Presenta una torre cimborrio de planta poligonal (concretamente octogonal) y nervios que forman una estrella que recuerda estructuras mudéjares e, incluso, las bóvedas de crucería cordobesa.

Los muros interiores del citado transepto concentra la más exuberante decoración del templo a base de potentes y grandiosos motivos heráldicos entre los que destacan los repetidos escudos de los Reyes Católicos (anteriores a la toma del Reino de Granada), acogidos por águilas nimbadas de San Juan más parejas de leones a los pies. No podían faltar los símbolos del yugo y las flechas.

Interior de la iglesia de San Juan de los Reyes de Toledo

Exterior

En este contexto fuertemente propagandístico, el Monasterio de San Juan de Reyes se ha hecho célebre por la exposición en sus muros externos de cadenas que simbolizan la liberación de cautivos cristianos en algunos territorios andaluces, como Málaga, durante la Guerra de Granada.

También refuerza la simbología del poder real la presencia de un total de doce estatuas de heraldos, que en la época a la que nos referimos eran personajes encargados de preceder a los monarcas en sus apariciones en público y presentar sus mensajes en cortes de otros reinos.

Dos pisos del claustro del Monasterio de San Juan de los Reyes

El claustro

Si la iglesia del Monasterio de San Juan de los Reyes es importante, su claustro ha de considerarse como excelente. Incluso se le ha llegado a calificar como el más hermoso del estilo gótico en toda España.

decoración del claustro bajo. S. Juan de los ReyesConsta de dos pisos. El inferior presenta arcos apuntados con tracerías de purismo gótico. El superior lleva arcos mixtilíneos de influencia andalusí. La cubierta del claustro es de madera con artesonado mudéjar muy decorada con motivos geométricos.

La labra de los conjuntos escultóricos que salpican las galerías del claustro bajo son exquisitas. Junto con grandes estatuas adosadas a los muros y pilares de las galerías, se desarrolla todo un programa de filigrana en decoración vegetal y zoomorfa que puede pasar desapercibida por la exuberancia del conjunto.

Hay que detenerse a contemplarla para hacerse una idea de la minuciosidad con la que trabajaron el conjunto de escultores.

Como ya indicamos anteriormente, en el siglo XVI se construyó otro gran claustro simétrico y de estilo plateresco, conocido como Claustro del Rey y que tristemente desapareció en tiempos de la Guerra de Independencia, siendo destruido por las tropas francesas.

 

 

 

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Monasterios
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "MONASTERIO DE SAN JUAN DE LOS REYES. TOLEDO" en enero de 2018

AVISO LEGAL