Próximos cursos presenciales

Iglesia de Valberzoso, Palencia


All rights reserved. The contents of: "CHURCH OF VALBERZOSO, PALENCIA" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "GU═A DE LA IGLESIA DE VALBERZOSO, PALENCIA" son propiedad de © Arteguias.com

Guía de la iglesia de Valberzoso, Palencia

Introducción histórica

Última localidad palentina antes de penetrar en territorio cántabro a través del Valle de Valdeolea, el minúsculo caserío de Valberzoso, con su veintena aproximada de habitantes y a unos 1100 metros de altitud, se despliega en las faldas del cerro Sestilón, quedando coronado en su parte más elevada por la iglesia parroquial de Santa María la Real.

Iglesia de Valberzoso, Palencia

Citado nada menos que en la célebre Carta Puebla de Brañosera en el siglo IX, hay que esperar a 1173 para volver a encontrar una nueva mención documental de Valberzoso, fecha en la que el Cardenal Jacinto pone su Monasterio de Santa Eufemia bajo la protección del no lejano cenobio premostratense de Santa María la Real de Aguilar de Campoo, una protección que se convierte en compra efectiva y definitiva en 1204 siendo ratificada por el rey Fernando III en 1231.

Iglesia de Valberzoso, Palencia

A partir de ahí y durante toda la Baja Edad Media, el monasterio de Valberzoso, ya bajo su nueva advocación de Santa María la Real, figura como lugar de abadengo hasta la exclaustración en fecha indeterminada de la modesta comunidad monástica, pasando desde entonces a desempeñar la función de iglesia parroquial del pequeño poblado nacido en torno a él. El templo fue declarado Bien de Interés Cultural en 1993.

Iglesia de Valberzoso en su precioso ambiente otoñal

La iglesia románica

Ábside de la iglesia de Valberzoso

La iglesia, levantada en buena sillería de tonalidad rojiza, responde al típico modelo rural tan repetido en el norte palentino de nave única con espadaña a los pies, tramo recto presbiterial y ábside semicircular dividido en tres paños mediante contrafuertes prismáticos y en cuyo eje abre un ventanal en arco de medio punto sobre columnillas y capiteles vegetales.

Capitel de la cabecera

La portada queda orientada al costado sur de la nave, protegida desde 1671 por la adición de una especie de porche de mampostería que oculta prácticamente la totalidad del hastial meridional. Dicha puerta despliega cuatro arquivoltas de medio punto con molduraciones billeteadas, sogueadas y en zigzag que apean alternativamente sobre columnas y pilares. Los capiteles, de gran esquematismo, limitan su ornato a formulas vegetales y de cestería.

Iglesia de Valberzoso: puerta

La espadaña, erigida a los pies de la nave y comunicada por una escalera de acceso de presumible cronología posterior, presenta la prototípica estructura de cuerpo bajo, un primer cuerpo de campanas con doble vano ligerísimamente apuntado y, por último, su consabido remate en piñón triangular horadado por una tronera sencilla.

Espadaña de la iglesia de Valberzoso

Las pinturas

Al interior, sin prácticamente alardes escultóricos, el elemento más interesante es sin duda el repertorio de pinturas murales desplegadas en parte de la nave, en los muros presbiteriales así como en el tambor y bóvedas absidiales. Se trata de un conjunto de pinturas al temple atribuidas al Maestro de San Felices y que, en el caso concreto de Valberzoso, podemos incluso fechar gracias a una inscripción.

Pinturas del ábside de la iglesia de Valberzoso, Palencia

Llama la atención en esta iglesia el hecho de que las pinturas conservadas no se circunscriben exclusivamente a la zona cabecera del templo como en otros de la zona, si no que han sobrevivido también en ciertas partes de los muros laterales de las naves.

Así, en el hastial del evangelio se conserva una composición en gran formato en la que, como en San Cebrián de Mudá, se representa una detalladísima última Cena.

Pintura de la Última Cena. Iglesia de Valberzoso, Palencia

Justo debajo, en un registro inferior, aparece representado un caballero que bien podría personificar al promotor del programa pictórico, ya que justo a continuación y enmarcado por grecas y diversos motivos geométricos, aparece una inscripción en la que puede leerse: "Esta obra la mandó hacer Juan González, padre de Trystán. Hízose en 1484"

En los laterales de la embocadura del sencillo arco triunfal son reconocibles las imágenes de San Andrés, Santa Bárbara, una tercera figura que al aparecer en contraposición con el demonio podría ser San Miguel, así como una personalidad eclesiástica mitrada.

Parte de las pinturas

En los lienzos del tramo recto presbiterial distinguimos a San Miguel pesando las almas en el muro del evangelio, y a Cristo camino del Calvario en el opuesto de la epístola, mientras que para las bóvedas de cañón apuntado fueron elegidos escenas del Ciclo de la Pasión.

Iglesia de Valberzoso: pintura de la Pasión de Cristo

Por último, en el cascarón absidial así como en el muro semicircular del mismo, preside la composición la Virgen María rodeado de los coros angélicos. Justo debajo, el Ciclo de la Natividad, con los temas de la Anunciación, la Visitación, la Natividad y la Circuncisión.

Iglesia de Valberzoso:  Ciclo de la Natividad

En el registro más bajo de la bóveda absidial, tras una escena caballeresca, continúa el Ciclo de la Infancia con la Epifanía y la Huída a Egipto. Inmediatamente más abajo, concluye la "narratio" con una doble composición identificada la de la izquierda como una posible Misa de San Gregorio, y la Matanza de los Inocentes a la derecha.

Otras iglesias románicas palentinas cercanas a Valberzoso

Dentro del espacio de la Montaña Palentina y en el entorno inmediato de Valberzoso hay tres iglesias románicas muy interesantes que el visitante no deberia perderse. Nos referimos a los templos de Cillamayor, Revilla de Santullán y Villavega de Aguilar.

Iglesia de Villavega de Aguilar: portada

Iglesia Santa María la Mayor de Cillamayor

Apenas a diez kilómetros de Valberzoso en dirección sur encontramos la población de Cillamayor, en cuyo centro se alza su iglesia parroquial de Santa María la Real. Perfectamente conservada, se trata de una construcción rural de nave única rematada en su correspondiente ábside semicircular, todo ello a base de sillería perfectamente escuadrada.

Iglesia Santa María la Mayor de Cillamayor

Además de su portada sur protegida por un pórtico más tardío y la rica colección de canecillos figurados que animan la cornisa absidial, la iglesia de Cillamayor cobró especial relevancia cuando unas obras de pavimentación de la calle contigua en 2006 sacaron a la luz la hasta entonces oculta y desconocida portada occidental original, de cinco arquivoltas e interesantísimos capiteles historiados.

Iglesia Santa María la Mayor de Cillamayor: canecillos

Iglesia de los santos Cornelipo y San Cipriano de Revilla de Santullán

A idéntica distancia aunque algo más al oeste encontramos la minúscula población de Revilla de Santullán, cuyo templo parroquial dedicado a los santos Cornelio y Cipriano se ha convertido en uno de los monumentos más visitados y reconocidos del románico del norte palentino.

Iglesia de los santos Cornelipo y San Cipriano de Revilla de Santullán: portada

El interés por este templo se explica por su magnífica portada principal, abierta al costado sur y magníficamente conservada gracias a la protección que le confiere un pórtico levantado en fechas posteriores. Dicha portada, quizás la más interesante de todo el románico palentino, además de capiteles de bellísima factura y un apostolado completo participando de la última Cena en su arquivolta central, goza de tanta fama por la presencia de un autorretrato del maestro escultor trabajando junto a la inscripción "Micaelis me fecit"

Escultura del maestro del taller

Iglesia de San Juan Bautista de Villavega de Aguilar

Bastante más desconocida aunque no carente de interés resulta la iglesia de San Juan Bautista de Villavega de Aguilar, cuya sencillez planimétrica contrasta con el rico y variado repertorio escultórico plasmado en los capiteles del interior y, sobre todo, de su ábside, en el que destaca una cesta decorada mediante un mascarón grotesco que parece engullir la columna; un motivo que se repite recurrentemente en el románico palentino, cántabro y burgalés y que se conoce como "gloutón".

Iglesia de San Juan Bautista de Villavega de Aguilar: capitel del ábside

Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Monumentos
 

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "GU═A DE LA IGLESIA DE VALBERZOSO, PALENCIA" en enero de 2019

AVISO LEGAL