Próximos cursos presenciales
El arte en la época del Cid



Todos los derechos reservados
Propiedad de Arteguias.com

 

El arte en la época del Cid

La vida del Cid coincidió con la llegada del románico a España. En la imagen, la iglesia de Neila, BurgosNo sabemos si el Cid Campeador durante sus miles de kilómetros recorridos a lo largo de su vida se fijó en la arquitectura de los principales edificios de las poblaciones y campos por donde pasaba. Intuimos que no demasiado, salvo la estructura de las fortalezas que asediaba y vencía pues de ello dependería su estrategia militar.

Lo que no cabe duda es que el viajero del siglo XXI que siga el Camino del Cid va a contemplar, en la mayor parte de los casos, no sólo un paisaje distinto (desgraciadamente mucho más degradado) sino un arte y una arquitectura diferente a la existente hace más de 900 años.

También que hay que renunciar, nos tememos, a la preciosa estética con que el director de cine Anthony Mann y el productor Samuel Bronston nos regalan en la célebre película de "El Cid" protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren.

Fachada de Santo Domingo de Soria

Todos recordamos la apasionante escena de este film de la Jura de Santa Gadea, frente a una iglesia que imita la magnífica fachada tardorrománica de Santo Domingo de Soria, construida, más de un siglo después del acontecimiento relatado.

Dicha jura, en caso de haberse producido, pues históricamente no está demostrada, habría acontecido en el año 1072 -tras la muerte de Sancho II "El Fuerte"- y como veremos, para esas fechas, las iglesias existentes en Burgos serían de un estilo y de una estética mucho menos fastuosa.

Las fortificaciones cristianas y musulmanas en tiempos del Cid

Cuando un castillo nos llama su atención por la belleza de sus formas y elegancia de sus volúmenes, en la mayor parte de los casos nos remiten a la arquitectura señorial del siglo XV, donde los castillos jugaban un papel de palacio o residencia de un gran señor. Es en ellos donde encontramos escudos, ventanas decoradas con ajimeces, bonitos garitones, matacanes.

Atalaya altomedieval. Montejo de TiermesEl problema es que las fortificaciones de tiempos del Cid es un tema más de arqueólogos que de estudiosos del arte ya que en su inmensa mayoría, las fortalezas de aquellos tiempos han llegado a nuestros días en un casi total estado de ruina y desaparición, o han sido reformados en diversas épocas cambiando estructuras y fisionomías.

Las fortalezas en los duros tiempos del Cid eran, por obligación, mucho más pequeñas y sobrias, sin concesiones artísticas. En la mayoría de los casos se reducirían a torres que cumplirían la doble misión de puestos de vigía y lugar de defensa en caso de ataques. Tanto cristianos como musulmanes construyeron numerosas torres vigía a lo largo de la Marca Media, y probablemente es Soria la provincia actual que más y mejor conserva muchas de estas torres.

Ruinas del Castillo de Osma, Soria

En otros casos, las principales fortalezas tendrían ya un tamaño mayor. Estarían encaramados en altos montes o cerros, en muchos casos herencia de castros celtibéricos, romanos o visigodos.

El arte religioso en tiempos del Cid: entre la tradición hispánica y el románico internacional

La vid del Cid transcurre en la etapa en que un arte nuevo, el románico que penetra desde Europa por el Camino de Santiago sustituye las arquitecturas tradicionales de la España Cristiana.

Aunque de manera simplista y sólo con motivo de dar algunas pistas sobre la situación artística de la España cristiana durante la juventud de Rodrigo Díaz podemos establecer cuatro estilos:

Arte Asturiano (Asturias y Galicia)
Si nos situamos por el año 1050, en amplias extensiones territorios del norte (Asturias, Cantabria y Galicia) las muestras artísticas se centran en el peculiar arte asturiano

Arte Mozárabe o de repoblación (Reino de León)
Centrado especialmente en tierras del reino de León, (León, Zamora, Valladolid y Palencia), los edificios mozárabes, aunque sin duda, tienen una herencia hispano-romana-visigoda evidente, tienen como particularidad el mestizaje con estéticas andalusíes, como los arcos de herradura muy cerrados rodeados por alfiz, los capiteles y modillones de ascendencia cordobesa, etc.

Aunque se cuestiona en los últimos años, en este arte mozárabe o de repoblación, debieron tener un papel decisivo los cultos y arabizados mozárabes que en gran cantidad abandonan Al-Andalus buscando territorios cristianos donde emprender una nueva vida, especialmente durante el siglo X.

Arte Condal (Condado y Reino de Castilla)
En las ásperas tierras de la Castilla alto y plenomedieval, la arquitectura religiosa que existía antes del románico y que vería el Cid niño y joven, es conocido por los numerosos -aunque alterados- restos que nos han quedado especialmente en la histórica comarca de la Sierra de la Demanda y Tierras de Lara.

Estas iglesias son de reducido tamaño y tienen una nave y cabecera con testero plano. Su fábrica es de grandes sillares, en ocasiones de muy distinto tamaño. La puerta de arco de herradura poco cerrada, al igual que el arco triunfal.

Como apreciamos, estructuras así perfectamente están vinculadas con la tradición visigótica anterior y a su vez en la arquitectura tardorromana.

Pero la diferencia con la arquitectura mozárabe del reino de León, en este arte condal se aprecian pocas o ninguna decoración influencia del mundo califal andalusí.

Irrumpe el románico

Aunque siguen existiendo muchas controversias sobre dataciones exactas, lo que no cabe duda es que durante las correrías de Don Rodrigo Díaz de Vivar, se comienzan a construir en Castilla (y otros reinos y territorios de la Hispania cristiana) templos con un lenguaje artístico distinto.

Fachada norte del Monasterio de San Quirce

Estos edificios son revolucionarios pues ahora Los testeros planos se convierten en semicirculares, la decoración sumaria o inexistente hasta ahora (en todo caso, realizada a bisel) se sustituye por escultura monumental con mayor relieve. En los canecillos aparece una vida humana y animal sin precedentes.

En todo caso, por la biografía del Cid es fácil imaginar que durante sus últimos años en territorio cristiano (los abandona definitivamente en **) Don Rodrigo pasaría por templos románicos en proceso de construcción, tanto en monasterios como en villas relevantes.

El Arte musulmán

Acostumbrado a la austeridad castellana, los viajes de El Cid por tierras musulmanes (especialmente a la ciudad de Valencia) debió impactar al caballero.

Poco nos ha quedado de la arquitectura árabe en Valencia, pero no es difícil imaginar que una Taifa tan importante como la de Valencia albergaría palacios y mezquitas suntuosas, como se desprende del palacio de la Aljafería de Zaragoza.

Otra cosa muy distinta son las aldeas musulmanas, donde los principales edificios, las mezquitas, tendrían modestas dimensiones. Su grácil estampa no distaría mucho de las mezquitas toledanas de la época que nos han llegado, la del Cristo de la Luz y las Tornerías.

Suscripción
 
Tiendas
 
Página Principal
 
Monografías
 
Rutas
 
Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: EL CID

Comprar libro

Título: POEMA DE MIO CID

Comprar libro

Título: LA FORMACIÓN MEDIEVAL DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: CABALLEROS MEDIEVALES

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL DE LA EDAD MEDIA EN ESPAÑA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "EL ARTE EN LA ÉPOCA DEL CID" en mayo de 2007

AVISO LEGAL