Próximos cursos presenciales
Camino de la Costa a Santiago de Compostela










El Camino de la Costa (Página Actual)


Comprar libro

Título: EL CAMINO DE SANTIAGO DEL NORTE

Comprar libro

Título: LOS CAMINOS DE LA MAR A SANTIAGO DE COMPOSTELA

Comprar libro

Título: CAMINO DE SANTIAGO, GEOGRAFÍA DEL ESPÍRITU

Comprar libro

Título: ELEMENTOS SIMBÓLICOS DE LA PEREGRINACIÓN JACOBEA

Comprar libro

Título: LEYENDAS E HISTORIAS JACOBEAS

Comprar libro

Título: SAN VICENTE DE SERRAPIO. UN TEMPLO ROMÁNICO EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Comprar libro

Título: PUENTES Y SUS CONSTRUCTORES

Comprar libro

Título: CAMINO DE SANTIAGO. GUÍA DE LA NATURALEZA

Comprar libro

Título: CAMINAR POR ESTRELLAS

Comprar libro

Título: EL CAMINO DE SANTIAGO


Comprar DVD

Título: DVD "EL CAMINO DE SANTIAGO, NO UN CAMINO DE ROSAS"

Comprar DVD

Título: PACK DE 2 DVD MÁS LIBRO "EN EL CAMINO DE SANTIAGO. 2010 AÑO XACOBEO"

Comprar CD

Título: EL CAMINO DE SANTIAGO EN LAS CANTIGAS DE ALFONSO X EL SABIO





All rights reserved. The contents of: "WAY OF SANTIAGO BY THE COAST - SPAIN" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "EL CAMINO DE LA COSTA A SANTIAGO DE COMPOSTELA " son propiedad de © Arteguias.com

Las imágenes no firmadas proceden de fuentes de dominio público.

El Camino de la Costa a Santiago de Compostela

El Camino de la Costa o Camino del Norte encuentra sus orígenes en el mismo descubrimiento del cuerpo de Santiago Apóstol cuando, encontrado en tierras gallegas, el rey astur Alfonso II, reinado al que se atribuye su descubrimiento, marchó hasta Santiago para ver él mismo los restos encontrados.

Colegiata de Santillana del Mar

Al comenzar el culto al Santo y aumentar el prestigio del mismo, se traza un camino, por el cual todo peregrino podía visitar los restos de Santiago pero no sin riesgos y es que no podemos olvidar que la Península era, en su mayoría, gobernada por los musulmanes, siendo el norte el único reducto cristiano por el las gentes de esta religión podían hacerlo sin miedo a un ataque. Por ello, muchos se decidieron por la costa cantábrica, asturiana, vasca y gallega, para emprender su camino, reduciendo el nivel de peligrosidad que podían suponer otras provincias más al sur.

El Camino de la Costa encuentra su origen en Irún para posteriormente recorrer las tierras de Guipúzcoa y Vizcaya en el País Vasco; Cantabria y Asturias y por supuesto Galicia.

El Camino de la Costa en el País Vasco

San Sebastián

Situamos las primeras referencias documentales sobre esta hermosa ciudad en el siglo XII cuando Sancho el Sabio de Navarra otorga Carta Puebla a la localidad. A partir de este momento el enclave privilegiado permite su desarrollo, huella visible en el Castillo de la Mota, construcción que se alza majestuosa sobre el Monte Urgull, compuesto de dos cuerpos: una torre, edificación originaria, de planta cuadrangular, que derivó en un castillo-palacio.

San Sebastián y Bahía de la Concha  desde el Monte Igueldo

Junto con el castillo merece la pena visitar el Convento de San Telmo erigido a principios del siglo XVI por un funcionario cercano a Carlos I, Alonso de Idiáquez, con el fin de dotar a los dominicos de la ciudad con un lugar donde poder desarrollar sin problemas sus actividades diarias.

Zarautz

Junto a San Sebastián encontramos esta villa medieval que conserva espléndidos monumentos de esa época. Comenzaremos el recorrido por la Torre Lucea, casa de estilo gótico, de la que sorprende el acierto en el uso de los arcos apuntados así como la belleza de sus ventanales germinados de arco trilobulado.

Este edificio, de cuatro plantas, se levantó a principio del siglo XV. Junto a esta torre existen tres torres-casas de características similares: la casa Makatza, una construcción de tres plantas con tejado voladizo y seis grandes vanos junto con dos más pequeños, antiguas saeteras, y arcos de medio punto.

Además podemos ver la casa Dotorekua, edificación del siglo XVI que presenta, como la anterior, cierto aspecto defensivo. La casa-torre de los Zarautz, del siglo XV, alberga en la actualidad el Museo de Arte e Historia de la localidad. De mayor tamaño que las anteriores, además del museo realiza las funciones de campanario de una iglesia anexa.

Además de los monumentos ya citados, el pueblo alberga el palacio de Narros, levantado en la primera década del siglo XVI sobre los restos de una antigua construcción gótica, estilo que copian los últimos arquitectos. Desde su origen se convirtió en un centro importante de la política vasca, perteneciendo a grandes familias nobles hasta que, según cuentan las crónicas, el palacio de Narros fue residencia de la reina Isabel II.

Bilbao

Los orígenes de la ciudad de Bilbao se unen al nombre de Diego López de Haro quien, a principios del siglo XIV, le concedía Carta Puebla, dando comienzo a la historia de esta bella localidad.

Siendo medieval su origen no podíamos por menos encontrar monumentos erigidos en ese tiempo como muestra el casco viejo, que perpendicular al río Nervión, está formado por un total de siete calles rodeadas por una muralla llamada Ronda cuyo objetivo fue defender la ciudad que, gracias a su gran actividad portuaria, en poco tiempo se convirtió en lugar de intensos intercambios así como de actividades de compra y venta, constituyéndose como una plaza suculenta para cualquier enemigo.

Portada de la Catedral de Bilbao

Además de este recinto amurallado destacan, por su belleza, la Catedral de Santiago el Mayor, la iglesia de San Antonio Abad o San Antón y el Santuario de la Virgen de la Begoña que dominando la ciudad, se convirtió en el sitió escogido por los bilbaínos para rendir culto a la patrona de su ciudad. Edificado a principios del siglo XVI bajo una antigua ermita, esta construcción gótica consta de tres naves que se cubren con bóvedas de crucería.

La catedral de Bilbao o de Santiago el Mayor, de estilo gótico en sus inicios pero concluida en su fachada principal con estilo neo-gótico, comenzó a levantarse en el siglo XIV. Compuesta por tres naves, a los lados se abren hasta un total de nueve capillas, la mayor de ellas recorrida por un triforio de arcos lobulados.Sobre la puerta principal hay un coro sobre arcos escarzanos y bóvedas de crucería. El conjunto tiene adosado un claustro del año 1404, con florida decoración.

Catedral de Bilbao, interior

La Iglesia de San Antón, de estilo gótico, supone una de las construcciones más visitas de la villa. Erigida en el mismo centro de la ciudad en el siglo XV, en su fachada principal se encuentra el escudo municipal, primer símbolo que reconocen las autoridades. Al igual que la Catedral, la iglesia de San Antón consta de tres naves además de una torre barroca, añadida con posterioridad. De esta maravilla destacan los ventanales góticos con arcos apuntados y tracerías góticas. La portada principal fue decorada bajo los influjos del estilo plateresco.

San Salvador de Fruiz

Cerca de Gernika, la pequeña localidad de Fruiz conserva de su primitiva iglesia altomedieval, su portada meridional, uno de los escasos testimonios románicos de Vizcaya.

Capiteles de la portada de San Salvador de Fruiz

Consta de tres arquivoltas apuntadas sobre columnas rematadas en capiteles de los cuales, dos presentan fórmulas vegetales mientras que en los otros dos pueden contemplarse escenas figurativas de carácter litúrgico.

El Camino de la Costa en Cantabria

Castro Urdiales

Entramos en Cantabria a través de una magnífica villa que cuenta con siglos de historia. Situada en la costa, Castro Urdiales era, durante la Edad Media, uno de los puertos más activos y concurridos del norte peninsular.

A causa de ello fue construida una muralla que, en algunos de sus tramos, defendía un castillo el cual se sitúa en la parte más alta del pueblo, pudiendo divisar el acceso al mismo a través de sus costas. Gracias a su buen estado de conservación, podemos observar que la planta del mismo es pentagonal con fuertes cubos angulares.

Casco histórico de Castro Urdiales visto desde el puerto

Entre los siglos XIII y XV fue construida la Iglesia de Santa María de la Asunción, el templo gótico más representativo de la provincia, sobre una planta de cruz latina cuyas naves, un total de tres siendo la central de mayor tamaño, se cubren con bóvedas.

El puente medieval y la ermita de Santa Ana son otros de los monumentos medievales de la localidad, aportando a Castro Urdiales una singularidad propia de las villas con mucha historia.

Laredo

Laredo cuenta con un núcleo histórico considerado Conjunto Histórico-Artístico, calificación que nos permite hacernos una idea sobre la belleza de sus monumentos. Así por ejemplo ocurre con la Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, construcción de grandes dimensiones, una verdadera obra maestra del estilo gótico.

Interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Laredo

Edificio religioso es asimismo la Capilla del Espíritu Santo anexa al Hospital de la Villa, obra del siglo XV que acogió entre sus muros a cientos de miles de peregrinos que buscaban alojamiento y alimento.

La villa estuvo, a partir del siglo XIII, protegida por una muralla de la que se conservan varias puertas como la de San Lorenzo o la de San Martín que, según cuentan las crónicas, era el primer paso aduanero y de control para los peregrinos y los mercaderes. También se conserva de esta muralla una torre de vigilancia erigida en el siglo XIV.

Santoña

Desde Laredo accedemos a este pueblo marinero donde observamos una bella iglesia llamada de Santa María del Puerto en honor a su patrona. Erigida a principios del siglo XII sobre restos de otra anterior, la iglesia consta de tres naves y un crucero de mayor altura.

Santoña, Iglesia de Santa María del Puerto

Las bóvedas, de crucería estrellada, compiten en belleza con el retablo de San Bartolomé, compuesto de tablas de origen flamenco diseñadas en el siglo XVI y considerado uno de los más bellos del patrimonio español. En su interior también puede admirarse su fantástica pila bautismal, de principios del siglo XIII.

Muy cerca de Santoña y formando parte en la actualidad de un complejo hostelero, la iglesia de San Román de Escalante es un pequeño templo de nave única y ábside semicircular cuya sencillez exterior, contrasta con la riqueza decorativa que fue desplegada los capiteles del interior, entre los que cabe destacar el magnífico Descendimiento representado en uno de los capiteles del arco triunfal.

Santa María de Bareyo (Ajo)

Junto al Cabo de Ajo, la iglesia de Santa María de Bareyo constituye uno de los ejemplos más sobresalientes del románico rural cántabro. Se trata de un edificio de nave única rematada en ábside semicircular precedido de un tramo recto cubierto con bóveda de cañón, resultando muy llamativa la ventana central abierta en el ábside, de doble vano de medio punto.

Doble ventana absidal de la Iglesia de Santa María de Bareyo

Al interior, sorprende la articulación de la cabecera a base de un doble registro de originales arcos de medio punto sobre columnas con capiteles figurados, conservándose en la superior una tosca figura a modo de cariátide. Muy destacada es también su pila bautismal, de copa cuatrilobulada y asentada sobre una basa decorada con leones antropófagos.

Santillana del Mar

Nos adentramos en uno de los pueblos más singulares de nuestra geografía, nombrado por muchos como el más hermoso de Cantabria. Nosotros recorreremos sus monumentos medievales más característicos, toda una muestra de historia y pasado esplendoroso.

De Santillana resaltamos en primer lugar su extraordinaria colegiata, llamada de Santa Juliana, una construcción del siglo XII con tres ábsides semicirculares, la central de mayor altura- por lo que el crucero presenta planta cuadrada- y torre cilíndrica a los pies. Adosado a la misma encontramos un claustro, de extraordinaria belleza gracias a las tallas y decoración presente por ejemplo en los cuarenta y tres capiteles que sustentan los arcos de medio punto que recorren todo el patio interior del claustro.

Claustro de la Colegiata de Santillana del Mar

Junto con la colegiata, el monumento románico más representativo de toda la provincia, hallamos un centro histórico caracterizado por las numerosas viviendas que fueron construidas en los siglos medievales y modernos. Por su belleza destacan la Torre de Don Borja -construida a finales del siglo XIV- así como la Torre del Merino -siglo XIV-, la casa de los Tagle o la casa gótica de Leonor de la Vega, espléndido monumento de ingeniería civil. Merece la pena, sin lugar a dudas, pasear por las calles, observando todos estos monumentos.

San Vicente de la Barquera

Seguimos caminando por la costa santanderina hasta que topamos con un pequeño pueblo marinero que posee multitud de vestigios medievales. Así por ejemplo mencionamos la Iglesia de Santa María de los Ángeles que junto con el santuario de la Barquera, son los dos monumentos religiosos más destacables de la localidad.

La iglesia, construida entre los siglos XII y XVI y viendo por tanto distintos estilos en su construcción, consta de tres naves, crucero y cabecera con bóvedas de crucería estrelladas. En su interior destaca la estatua yacente del inquisidor Antonio de Corro tallada por Juan Bautista Vázquez en 1564.

San Vicente de la Barquera, Iglesia de Santa María de los Ángeles
Si centramos nuestro interés en el Camino de Santiago, ruta que estamos siguiendo, vemos un hospital para peregrinos llamado Hospital de la Concepción cuya utilidad se ha analizado en otros artículos de este mismo portal. Construido entre los siglos XIV y XVI fue refugio de miles de peregrinos que necesitaron alojamiento, comida o cuidados.

Los elementos defensivos de la ciudad son, como en otras muchas de la geografía española, la muralla y el castillo, situado en un lugar privilegiado de la villa. La construcción defensiva o Castillo del Rey data del año 1210 cuando gracias a la intervención de Alfonso VIII, se ofrece la concesión de fuero a la ciudad, que se crea a partir de estos dos elementos, quedando las viviendas más antigua dentro del recinto defensivo. La puerta más conocida de esta muralla se conoce popularmente como la Puerta del Peregrino.

Castillo del Rey, en San Vicente de la Barquera
La Torre de Presbote, que cumplió la función de cárcel de la villa y sede de la recaudación de impuestos durante la Edad Media, es un espléndido ejemplo de ingeniería civil medieval. De planta cuadrada no posee apenas vanos. Se une a un complejo anexo por medio de un puente almenado que corona un arco de medio punto.

El Camino de la Costa en Asturias

Llanes

Torreón medieval de LlanesLas primeras construcciones que se alzaron en esta villa costera, gracias a la Carta Puebla otorgada por Alfonso IX en los primeros años del siglo XIII, fueron un castillo así como una defensa para el mismo: una muralla que tenía el objetivo de defender a un puerto que, alrededor del siglo XVIII, se convirtió en un punto esencial en la pesca de ballenas, negocio que lucró los bolsillos de sus habitantes.

Del castillo hoy en día se conserva la torre gracias a una reconstrucción a la que fue sometida en la primera mitad del siglo XX por la que podemos disfrutar de su planta circular y cuatro pisos, así como de su estilo almenado y escasos vanos en forma de saeteras.

Paseando por su casco antiguo descubrimos la Parroquial de Santa María del Conceyu, construida entre los siglos XIII y XV y por tanto entre los estilos románico, que vemos en la portada, gótico e incluso plateresco, impronta visible en el retablo.

A escasos kilómetros de Llanes, justo en la desembocadura del rio que le da nombre, la iglesia del antiguo monasterio benedictino de San Antolín de Bedón es un edificio de tres naves, crucero sobresaliente en alzado rematado en un cimborrio, y tres ábsides semicirculares abiertos mediante sencillos vanos de medio punto en derrame.

Monasterio de San Antolín de Bedón desde la cabecera

Sus dos portadas, orientadas al sur y al oeste, presentan ya arquivoltas apuntadas sobre capiteles de sabor cisterciense, circunstancia que corrobora su datación a principios del siglo XIII.

Villaviciosa

Conocido como Maliayo durante la Edad Media, el actual concejo litoral de Villaviciosa puede presumir de albergar en su territorio una de las mayores concentraciones de edificios religiosas medievales de toda Asturias.

El "Conventín" de San Salvador de Valdediós

De todos ellos, quizás el más importante es el conjunto de San Salvador de Valdediós, con su “Conventín” prerrománico atribuido a Alfonso III, y el Monasterio cisterciense de Santa María, de principios del siglo XIII. También prerrománicas son la iglesia de San Salvador de Priesca y la reformada de San Andrés de Bedriñana, la cual conserva empotradas en sus muros varias celosías.

Además de la de Santa María de la Oliva, situada en la propia capital del municipio, son numerosos los pequeños templos rurales románicos que jalonan el Camino de Santiago de la Costa por tierras de Villaviciosa, siendo dignas de destacar entre otras las de San Juan de Amandi, San San Salvador de Fuentes, San Andrés de Valdebárcena, Santa María de Sariegomuerto, San Juan de Camoca, Santa Eulalia de Selorio, Santa María Magdalena de Los Pandos, Santa María de Sebrayo o Santa Eulalia de La Lloraza.

Gijón y la Costa Verde

La próspera ciudad de Gijón apenas conserva vestigios de época medieval, sin embargo, en varias de sus aldeas adyacentes aún perviven pequeñas construcciones rurales como San Andres de Ceares, San Juan de Fano, Santa Eulalia de Baldornón, San Vicente de Caldones o La Magdalena de Ruedes.

Portada de la Iglesia de San Francisco de Avilés

Sin embargo, en la industrial Avilés, la antigua parroquia de Sabugo, el convento de los Padres Franciscanos o las iglesias de San Nicolás de Bari y de Santa María Magdalena de Los Corros, atestiguan la importancia de la villa de Avilés en los siglos medievales.

Continuando por el occidente asturiano, la Ruta Jacobea recorre emblemáticas localidades como Cudillero, Luarca, Navia, Tapia de Casariego y Vegadeo


El Camino de la Costa en Galicia

Mondoñedo

Ya en tierras gallegas, a partir de Ribadeo el Camino de Santiago del Norte abandona el litoral para adentrarse en las fértiles tierras lucenses, pasando muy cerca del sobresaliente templo de San Martín de Mondoñedo, considerada una de las primeras catedrales españolas que, poco tiempo después debido al peligro que suponían las incursiones marítimas de los piratas, vio como su sede se trasladaba a la localidad del mismo nombre, mucho más resguardada.

Capitel de San Martín de Modoñedo
Villalba

La Torre de Villalba es el único resto conservado del antiguo Castillo de los Andrade. Se trata de un sólido bloque de planta octogonal, sin más aperturas que pequeñas saeteras, coronado por un cuerpo de almenas sostenidas por un alero volado apeado sobre modillones.

Sobrado dos Monxes

Entramos a la provincia de La Coruña, acercándonos irremisiblemente a nuestro objetivo, Santiago de Compostela, por este pequeño pueblo cuyo nombre en castellano será más conocido por todos: Sobrado de los Monjes gracias al monasterio del mismo nombre, edificio fundado en el año 952 por el Conde Don Hermenegildo y refundado en 1142 con monjes cistercienses provenientes de Claraval, Francia.

Sala Capitular del Monasterio de Sobrado dos Monxes

Debido a que el edificio ha sufrido distintas obras y remodelaciones, es posible ver disparejos estilos arquitectónicos: desde el románico- del que sólo se conservan restos de la sala capitular y la capilla funeraria de la Magdalena- pasando por el barroco, presente en la iglesia levantada en el siglo XVI.

Gracias a esta mezcla el monasterio es considerado una de las obras más hermosas de toda Galicia.

Arzúa

Tras esta población el Camino de la Costa o del Norte se une al recorrido del Camino Francés, el más utilizado y conocido en todo el mundo. Así los peregrinos llegarán juntos hasta Santiago de Compostela, dando por finalizada esta maravillosa aventura.

Gracias a la importancia y la cercanía que le otorgaba el Camino de Santiago, Arzúa vio cómo sus habitantes, recursos y monumentos se multiplicaban en el momento de mayor esplendor del Camino. Así hacia el siglo XIV la ciudad fue amurallada y se la dotó de un convento de monjes agustinos, del que hoy en día sólo se conserva la capilla de la Magdalena pero que un día fue un importantísimo albergue para peregrinos.

A partir de aquí el Camino del Norte se une al Francés, terminando pocos kilómetros después en Santiago de Compostela.

(Autor del texto del artículo/colaborador de ARTEGUIAS:
José Manuel Tomé)

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: MITOLOGÍA CRISTIANA. FIESTAS, MITOS Y RITOS DE LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: IGLESIA Y VIDA RELIGIOSA EN LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: ATLAS HISTÓRICO DE LA ESPAÑA MEDIEVAL

Comprar libro

Título: LA EDAD MEDIA HISPÁNICA: EN TORNO A CUATRO CENTENARIOS

Comprar libro

Título: LAS PEREGRINACIONES A SANTIAGO Y SAN SALVADOR ( 2 VOLS.)

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER EL CONTEXTO SOCIAL, POLÍTICO Y CULTURAL EN EL QUE SE DESARROLLÓ EL RAMAL DEL CAMINO DE SANTIAGO POR LA COSTA CANTÁBRICA


Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval


* Última actualización de "EL CAMINO DE LA COSTA A SANTIAGO DE COMPOSTELA " en febrero de 2010

AVISO LEGAL