Próximos cursos presenciales
Herejías medievales



Comprar libro

Título: LA MAGIA EN LOS MANUSCRITOS MEDIEVALES

Comprar libro

Título: MONASTERIOS EN ESPAÑA. ARQUITECTURA Y VIDA MONÁSTICA

Comprar libro

Título: VIAJE A LOS MONASTERIOS DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: LOS MONASTERIOS ROMÁNICOS

Comprar libro

Título: MONJES Y MONASTERIOS HISPANOS EN LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: MONASTERIOS, CARTUJAS Y CONVENTOS EN LAS RUTAS COMPOSTELANAS ESPAÑOLAS

Comprar libro

Título: GUÍA PRÁCTICA DE LA CATALUÑA CÁTARA Y TEMPLARIA

Comprar libro

Título: ATLAS HISTÓRICO DE LOS MONASTERIOS

Comprar DVD

Título: DVD DE LA SERIE DE TVE "MEMORIA DE ESPAÑA"


Comprar reproducción de combate alquímico gótico

Reproducción: COMBATE DE SOL Y LUNA (ALQUIMIA)

Comprar reproducción de Cristo románico

Reproducción: CRISTO ROMÁNICO SIN CRUZ (ESTUCO)




All rights reserved. The contents of: "MEDIEVAL HERESIES" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "HEREJÍAS MEDIEVALES" son propiedad de © Arteguias.com

Herejías medievales

Introducción a la herejías en la Edad Media

La existencia de distintas corrientes de pensamiento e interpretación de la doctrina cristiana fue cosa habitual durante los primeros siglos de existencia de la Iglesia, hasta que en el Concilio de Nicea (325) quede fijada la ortodoxia cristiana, convertida en religión oficial del Imperio por el Edicto de Tesalónica (380), auténtica carta de ciudadanía frente al paganismo y las herejías.

A partir de entonces, la Iglesia, con el brazo secular como medio ejecutor, mantendrá una lucha continúa contra la heterodoxia, adquiriendo mayor fuerza y eficacia conforme aumente el poder del Papado y su influencia en los territorios cristianos, y funde hacia 1200 una nueva institución cuya función principal será combatir la herejía: la Inquisición.

Sin embargo, ni la conversión del Papado en una monarquía teocrática, que redujo la unidad de la Iglesia no cuestionada por ningún cristiano, a pura y simple uniformidad, ni el desarrollo del aparato represor, impidieron que a lo largo de toda la Edad Media continuaran apareciendo movimientos fuera de la ortodoxia.

Muchos de ellos surgieron en el seno de la propia Iglesia y, en un primer momento, buscaban reformas que la devolvieran a los orígenes lejos de la riqueza y la corrupción. En otros casos, el aspecto reformador incluía reinterpretaciones de los dogmas de la Iglesia, o de la liturgia, o rompía directamente con los principios en los que asentaba la Iglesia, enfrentándose a la jerarquía.

La herejía del priscialinismo y otras

Algunos movimientos unieron reivindicaciones religiosas y sociales, galvanizando así las inquietudes de una población empobrecida y sometida. Así ocurrió con el priscialismo, surgido en el siglo IV, que basado en los ideales de austeridad y pobreza, condenaba la institución de la esclavitud y concedía una gran libertad e importancia a la mujer.

También es el caso de las revueltas urbanas de la pataria milanesa y la dirigida en Roma por Arnaldo de Brescia, ambas ya en la Plena Edad Media: la primera fue una rebelión popular contra el clero corrompido, que en principio fue vista con simpatía por los Papas, hasta que tomó un cariz grave de ataque a los mismos sacramentos; la segunda fue una revuelta comunal antipapal y antiaristocrática que se propuso entre sus objetivos la secularización de los bienes eclesiásticos y la vuelta a la pobreza evangélica.

La Baja Edad Media también conoció estos movimientos, como el protagonizado en Roma por Rienzi en el siglo XIV, que pretendía la restauración de la "República Romana" dentro de una mezcla de espiritualismo franciscano y arnaldismo que traería el "reino del Espíritu Santo sobre la ciudad", o la vertiente social que dentro del wyclifismo constituyó el caso de los lollardos.

Adopcionismo

En la Alta Edad Media las herejías tienen un carácter fundamentalmente doctrinal, herederas en muchos casos de controversias surgidas en los siglos anteriores, y con frecuencia de un marcado carácter local. Junto al priscilianismo ya mencionado destacan: el donatismo, movimiento de carácter rigorista que dejaba fuera de la comunidad a los pecadores, y que tuvo gran fuerza en el norte de África durante los siglos IV y V; el pelagianismo, que se extendió por Oriente y el Norte de África en el siglo V, y que sobrevivió hasta el siglo VI en la Galia y Gran Bretaña., y que afectada a cuestiones relacionadas con la gracia y el pecado original; el rebrote del adopcionismo, que consideraba a Jesús un hijo adoptivo de Dios, en la península, en la diócesis de Urgel y la ciudad metropolitana de Toledo, a los pocos años de la irrupción musulmana, rápidamente sometido por la Iglesia.

Arrianismo

Sin embargo, será el arrianismo la herejía más problemática, ya que cuando ya había desaparecido prácticamente en la zona oriental del Imperio, el asentamiento de los pueblos germánicos en la parte occidental la hizo sobrevivir hasta el siglo VI, en el que visigodos y burgundios se convirtieran definitivamente al catolicismo, como decisión de Estado en la búsqueda de la asimilación con la población y estructuras autóctonas.

Hasta entonces la adscripción al arrianismo, doctrina que niega la consubstanciación del Padre y del Hijo y a la que habían sido convertidos por el Obispo Ulfilas durante su asentamiento al otro lado del Danubio, había funcionado como elemento de cohesión ideológica y social de la minoría germánica, erigida en superestructura política y militar en la parte occidental del Imperio.

A partir del año 1000, y durante la Plena Edad Media, las nuevas condiciones de vida, el desarrollo urbano, y la centralización pontificia contribuyeron a crear un clima favorable a los nuevos movimientos heréticos que cabría conceptuar como herejías de masas, en algunos casos vinculados a movimientos mesiánicos, proféticos y milenaristas, en otros a los movimientos de pobreza voluntaria. De entre los primeros cabe destacar el milenarismo joaquinita, surgido a finales del siglo XII, por su proyección temporal, ya que sus enseñanzas aparecen en brotes heréticos del siglo XV, como los Herejes de Durando (1445). Proclamaba la llegada de la "Era de Espíritu Santo", en la que la historia llegaría a su plenitud: el reino del amor y el fin de la estructura jerárquica de la Iglesia.

Dentro de los movimientos de pobreza voluntaria el de mayor trascendencia fue el valdense, fundado por Pedro de Valdo, rico comerciante que abandonó sus bienes para fundar una comunidad de predicadores regidos por un rígido principio de pobreza voluntaria. Excomulgados en 1184, los moderados volvieron a la iglesia, mientras que los más radicales adoptaron posiciones heréticas y permanecieron aislado hasta su desaparición.

Albigenses y cátaros

Caso aparte es el de albigenses y cátaros. Fue la más importante de todas las herejías de su tiempo, no sólo por su arraigo y extensión territorial - afectó a todo el Mediodía francés - , sino por sus repercusiones políticas, y por ser la única que realmente supuso un grave peligro para la unidad de la Iglesia.

Los cátaros, herederos de los movimientos dualistas basados en los principios del maniqueísmo, creían en dos principios el Bien y el Mal, organizándose en una iglesia aparte, en la que los fieles se dividían en perfectos, minoría de consejeros, y fieles, masa de creyentes. Abolieron los sacramentos, que fueron sustituidos por el consolatum, que se administraba antes de la muerte. Tolerada por las autoridades políticas, la herejía se extendió con rapidez y tras diversos intentos del Papado, se proclamó la Cruzada, que dirigida por Simón de Monfort, se inició con la matanza de Beziers (1209) y terminó con la batalla de Muret (1213), con la que no sólo se erradicó la herejía de la zona, sino que se ahogó en sangre la independencia del Midi, vinculando la zona definitivamente a Francia.

Por último, durante la Baja Edad Media los deseos de reforma de la iglesia se hacen generales, y, junto a las corrientes ortodoxas, surgen movimientos de carácter heterodoxo que anuncian ya lo que va a ser la gran eclosión protestante en los comienzos de la Modernidad.

Wiclyfismo

El wiclyfismo representó una ruptura total con la Iglesia, ya que afirmaba que existía una relación directa entre los hombres y Dios, sin la intromisión de la iglesia. Juan de Wyclif consideraba además que las Escrituras eran suficientemente claras y no necesitaban la interpretación de la Iglesia, por lo que favoreció la traducción de la Biblia.

Tras su muerte sus enseñanzas se expandieron con rapidez: su Biblia apareció en 1388 y sus doctrinas se matizaron en tres corrientes, la académica, la política - grupos de parlamentarios y nobles deseosos de que la monarquía se sacudiera la tutela del pontificado -, y la popular que habría de proyectarse en el movimiento de subversión social ya referido de los lollardos.

Las obras de Juan de Wyclif influyeron de manera inequívoca en el fundador del otro gran movimiento de la época, el husismo. Juan Hus añadió a los preceptos de Wyclif la denuncia de los vicios del clero y la corrupción del Pontificado. Hus fue condenado por herejía en el Concilio de Constanza y quemado el 6 de julio de 1415 junto a su compañero Jerónimo de Praga.

 

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: LA GUERRA CONTRA LA HEREJÍA. FE Y PODER EN LA EUROPA MEDIEVAL

Comprar libro

Título: ORTODOXIA Y HEREJÍA ENTRE LA ANTIGÜEDAD Y EL MEDIEVO

Comprar libro

Título: LOS CÁTAROS. LA HEREJÍA QUE PUDO VENCER

Comprar libro

Título: PRISCILIANO Y EL PRISCILIANISMO. HISTORIOGRAFÍA Y REALIDAD

Comprar libro

Título: LOS HEREJES. DE BOGOMILO Y LOS CÁTAROS A WYCLIF Y HUS

Comprar libro

Título: LA MITOLOGIA CATARA: SIMBOLOS Y PILARES DEL CATARISMO OCCITANO

Comprar libro

Título: LA ÉPOCA MEDIEVAL. IGLESIA Y CULTURA

Comprar libro

Título: EL PENSAMIENTO DE LOS PADRES DE LA IGLESIA

Comprar libro

Título: INSTITUCIONES MEDIEVALES

Comprar libro

Título: LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: LA CRUZADA ALBIGENSE Y EL IMPERIO ARAGONÉS

Comprar libro

Título: LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Comprar libro

Título: NOSOTROS, LOS CÁTAROS. PRÁCTICAS Y CREENCIAS DE UNA RELIGIÓN EXTERMINADA

Comprar libro

Título: RELIGIOSIDAD MEDIEVAL EN ESPAÑA. PLENA EDAD MEDIA (S. XI - XIII)

Comprar libro

Título: HEREJES EN LA HISTORIA

Comprar libro

Título: LAS GRANDES HEREJÍAS DE LA EUROPA CRISTINA

Comprar libro

Título: LA HOGUERA DE MONTSEGUR, LOS CÁTAROS EN LA HISTORIA

Comprar libro

Título: MURET 1213. LA BATALLA DECISIVA DE LA CRUZADA CONTRA LOS CÁTAROS

Comprar libro

Título: IGLESIA, HEREJÍA Y VIDA POLÍTICA EN LA EUROPA MEDIEVAL

Comprar libro

Título: SANTO DOMINGO. LA LEYENDA NEGRA

Comprar libro

Título: LOS CÁTAROS. EL DESAFÍO DE LOS HUMILDES

Comprar libro

Título: MITOLOGÍAS CRISTIANA. FIESTAS, MITOS Y RITOS DE LA EDAD MEDIA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "HEREJÍAS MEDIEVALES" en enero de 2007