Próximos cursos presenciales
Órdenes Religiosas



Comprar libro

Título: MONASTERIOS EN ESPAÑA. ARQUITECTURA Y VIDA MONÁSTICA

Comprar libro

Título: LOS GRANDES MONASTERIOS BENEDICTINOS HISPANOS DE ÉPOCA ROMÁNICA (1050-1200)

Comprar libro

Título: VIAJE A LOS MONASTERIOS DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: LA INTRODUCCIÓN DEL CÍSTER EN ESPAÑA Y PORTUGAL

Comprar libro

Título: SAN BENITO. EL ARTE BENEDICTINO

Comprar libro

Título: LAS ABADÍAS CISTERCIENSES

Comprar libro

Título: LA ENCOMIENDA DE SAN ANTÓN DE CASTROJERIZ

Comprar libro

Título: LA IGLESIA MEDIEVAL EN LOS MANUSCRITOS

Comprar libro

Título: ARTE DEL CÍSTER EN GALICIA Y PORTUGAL

Comprar libro

Título: CONVENTOS Y MONASTERIOS DE GALICIA

Comprar libro

Título: LOS MONASTERIOS ROMÁNICOS

Comprar libro

Título: MONASTERIOS Y CONVENTOS DE LA PROVINCIA DE BURGOS

Comprar libro

Título: VIDA Y MUERTE EN EL MONASTERIO ROMÁNICO

Comprar libro

Título: VIAJE A LOS MONASTERIOS DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: MONJES Y MONASTERIOS HISPANOS EN LA ALTA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: MONASTERIOS, CARTUJAS Y CONVENTOS EN LAS RUTAS COMPOSTELANAS ESPAÑOLAS

Comprar libro

Título: ATLAS HISTÓRICO DE LOS MONASTERIOS

Comprar DVD

Título: DVD DE LA SERIE DE TVE "MEMORIA DE ESPAÑA"





All rights reserved. The contents of: "RELIGIOUS ORDERS OF THE MIDDLE AGES" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "ÓRDENES RELIGIOSAS EN LA EDAD MEDIA" son propiedad de © Arteguias.com, menos la imagen del cuadro de San Francisco Asís, de Zurbarán, que es de dominio público.

Órdenes Religiosas

Razones históricas del continuo nacimiento de Órdenes Religiosas en la Edad Media

Desde los primeros siglos del Cristianismo y especialmente en el contexto monástico casi siempre existieron ciclos que se movían entre dos polos opuestos: una fuerte tendencia a la purificación y vuelta a principios de pobreza y piedad y, por otro lado, una progresiva tendencia a la relajación y apego a las riquezas mundanas y poder terrenal.

Conveto dominico y estatua de Domingo de Guzmán en Caleruega

La Iglesia militante representado por los monjes, sentía menos directamente la influencia reformadora de los Papas o de sus legados. Con frecuencia, los monasterios plenomedievales habían acumulado posesiones vastísimas; debían ser, pues, codiciados por ambiciosos de todo género.

Los yermos donde se habían establecido los primeros eremitas, anacoretas y monjes, siglos atrás eran ahora fértiles llanuras; donativos y herencias habían multiplicado de un modo inaudito los bienes de las casas de los religiosos. Como, de acuerdo con la regla benedictina, cada monasterio era una entidad independiente, la casa madre de Montecassino no podía arrogarse más que una dignidad primacial puramente honorífica.

Estatua de San Francisco de Asís en Santoña (Cantabria)Sin la vigilancia de una autoridad central, y tentados por la sed de riquezas, algunos monjes de escasa vocación debían de caer a menudo en los excesos que originan la ociosidad y la abundancia.

En este contexto de choque entre virtud ascética y poder terrenal no es de extrañar que muchos hombres verdaderamente piadosos, desearan la verdadera quietud y soledad y se fuesen a vivir otra vez a zonas despobladas para consagrarse a prácticas que recuerdan las de los primeros monjes cristianos.

Ésta suele ser la causa de la mayoría de las fundaciones de Órdenes religiosas del Medievo: la recuperación de los principios primitivos de San Benito y la vuelta a una vida verdaderamente de crecimiento espiritual al margen de las tentaciones mundanas y de la comodidad de las altas rentas.

Orden cisteciense: claustro del Monasterio de Iranzu

Orden de Cluny y Císter

Las Órdenes más importantes durante la Plena Edad Media fueron, sin duda, la cluniacense y la cisterciense.

Pinche en los siguientes enlaces para sabe más de estas dos importantes órdenes eligiosas:

Orden de Cluny

Orden del Císter

Además de Cluny y el Císter, tuvo gran importancia la Orden de los Cartujos y de forma muy sobresaliente las mendicantes, es decir la de franciscanos y dominicos.

Orden de los Cartujos

Varias fundaciones de los siglos XI y XII revelan el ya citado furor ascético de recuperación de la vida de pobreza y soledad.

De estas fundaciones ha sobrevivido, llegando con singular renombre a nuestros días, la orden de los cartujos, fundada por San Bruno. A últimos del siglo XI se retiró éste al desierto de la Gran Cartuja, en un apartado lugar de la Cordillera de los Alpes, porque lo consideró bastante apartado y con un clima lo bastante frío para no tentar a los que no tuvieran firme vocación de penitencia.

La de los Cartujos fue una de las órdenes religiosas nacidas en la Edad Media. En la foto: Detalle de la Cartuja de Miraflores

Pero no le pareció suficiente pues se encontraba todavía demasiado accesible, y se trasladó al sur de Italia, en un lugar cerca de Squilace, donde el sol y la sequía hacen más ingrata la vida que el valle helado de la Gran Cartuja alpina.

En las Consuetudines, o Reglas de los cartujos, el número de monjes se limitaba a doce por monasterio, con dieciséis conversos y algunos pastores y labriegos. Así se evitaban las peligrosas aglomeraciones de los cluniacenses, y sobre todo, se exigía que la pobreza individual de cada monje debería ser absoluta; con total abstinencia de carne; así como soledad y silencio como las principales virtudes de los cartujos.

Orden de los Franciscanos

La Orden de los Franciscanos fue fundada por San Francisco de Asís (Giovanni Francesco Bernardone) a comienzos del siglo XIII.

La vida azarosa y llena de acontecimientos brillantes de San Francisco de Asís ha provocado que sea uno de los santos del Catolicismo más estudiado y su biografía ha sido publicada en innumerables ocasiones.

Aunque las enseñanzas de San Francisco son complejas, podemos resumir que se basaban en la idea de la pobreza como virtud. Si en la Edad Media fueron frecuentes los movimientos que trataban de ensalzar la pobreza como medida de precaución ante el pecado o incluso como penitencia, Francisco entendía la pobreza como una virtud que necesariamente debía generar alegría. Su ideal de extrema austeridad se apoyaba en que Dios proveería de lo necesario a sus hijos.

Posible representación de san Francisco de Asís en Ciudad Rodrigo

Además, la pobreza debía ir unida al amor por los prójimos y al respeto de la naturaleza.

Puerta de la iglesia de San Francisco. Xàtiva, Valencia

San Francisco fundó tres órdenes: La Primera, que es la de los Frailes Menores, la Segunda (Clarisas), que es la rama femenina fundada por él y Santa Clara de Asís. Por último tenemos la Tercera (Hermanos de la Penitencia)

La Primera Orden, con el tiempo se dividió en observantes, conventuales y capuchinos.

Puerta de la iglesia de los Franciscanos en Orense

Parece que el convencimiento de ideales y buen ejemplo de Francisco y sus primeros frailes fue tan intenso que atrajo a muchas personas a seguir sus pasos por lo que los franciscanos se convirtieron en la orden religiosa con mayor número de miembros durante la Baja Edad Media y siglos posteriores.

Orden de los Dominicos

Órdenes religiosas: estatua de santo Domingo, fundador de los dominicos, en CaleruegaSu fundador fue Domingo de Guzmán. Muy frecuentemente, San Francisco de Asís y Santo Domingo van aparejados en la historia de las órdenes religiosas. Murieron casi dentro del mismo año, aunque Domingo era de más edad, pues había nacido el 1170, doce años antes que Francisco. Si hemos de creer a los que más tarde escribieron sobre ello.

Domingo era de familia importante de Castilla la Vieja. Nació en Caleruega (Burgos) y estudió en la escuela catedralicia de Palencia. Tuvo, pues, una preparación eclesiástica de la que careció San Francisco.

Muy pronto fue nombrado canónigo de Osma. Participó activamente en al predicación a los albigenses en Francia en una época en que el conflicto entre la ortodoxia católica y la herejía albigense tenía al sur de Francia en un estado de conflicto gravísimo.

No intervino en la cruzada impulsada por Inocencio III y materializada por Simón de Montfort contra estos herejes, pues parece que prefirió los métodos pacíficos.

Pero sí vivió este conflicto en primera persona, con toda su crueldad, y probablemente interpretó que era necesaria una nueva fuerza de predicación cercana al pueblo que evitase estas desviaciones en las creencias católicas. Posiblemente consideró que los monjes cluniacenses y cistercienses e incluso el clero secular no tendrán éxito en mantener a las gentes en la pureza del dogma.

Por otro lado, Santo Domingo de Guzmán deduciría que una de las razones importantes que alimentaba la herejía y la rebelión contra la Iglesia era la frecuente inmoralidad y el lujo de riquezas con que vivían parte de las autoridades eclesiásticas, lo que le convencería de que la predicación, para ser efectiva, debía ira acompañada de su ejemplo de austeridad y pobreza, como fue el caso de los primeros apóstoles.

Timpano del convento de Santo Domingo en Santiago de Compostela

En 1215 Domingo solicitó del Papa la autorización para fundar una nueva orden, hecho que consiguió un año después y que fue concedido por Honorio III.

Cuando Domingo muere en el año en 1221, existían ya más de sesenta conventos.

Las Órdenes Mendicantes y su papel en la Baja Edad Media

Los dominicos y los franciscanos no vivían recluidos como los cluniacenses y los cirtercienses, sino que andaban por las calles, visitaban las familias y participaban en fiestas populares. Así influían con su consejo y ejemplo.

En el orden del pensamiento y del arte, los dominicos, como los franciscanos, contribuyeron al cambio que la Edad Media experimenta al filo del 1200 en que cambian las maneras de pensar y de actuar.

En el campo demográfico se vive un crecimiento urbano sin precedentes en detrimento del mundo rural. Como los frailes mendicantes edificaron sus conventos dentro de las ciudades, mientras los de los monjes anteriores lo hacían en despoblados, indirectamente contribuyeron a reforzar el auge de las ciudades.

Los monasterios ceden gran parte de su protagonismo religioso y cultural a los conventos mendicantes, escuelas catedralicias y universidades.

El hombre comienza más a observar la naturaleza, no como una falsa ilusión que nos separa de la Divinidad sino como algo real y estimable.

De esta manera, en el campo del arte, los conventos mendicantes y especialmente las catedrales son protagonistas de las principales campañas constructivas en un lenguaje distinto, en que el simbolismo románico deja paso al naturalismo gótico.

 

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar ebooks Arte e Historia Medieval

EBOOKS (LIBROS EN FORMATO DIGITAL) PARA APRENDER ARTE E HISTORIA MEDIEVAL


Comprar libro

Título: LA ÉPOCA MEDIEVAL. IGLESIA Y CULTURA

Comprar libro

Título: EL PENSAMIENTO DE LOS PADRES DE LA IGLESIA

Comprar libro

Título: MONACATO Y SOCIEDAD

Comprar libro

Título: LAS DONACIONES PIADOSAS EN EL MUNDO MEDIEVAL

Comprar libro

Título: DEL SILENCIO DE LA CARTUJA AL FRAGOR DE LA ORDEN MILITAR

Comprar libro

Título: LOS TEMPLARIOS EN LOS REINOS DE ESPAÑA

Comprar libro

Título: VIDA DE SAN FRANCISCO DE ASÍS. UNA PARÁFRASIS

Comprar libro

Título: PELLEGRINO E NUEVO APOSTOLO. SAN FRANCESCO NEL CAMINO DI SANTIAGO

Comprar libro

Título: EL FRANCISCANISMO EN LA PENÍNSULA IBÉRICA. EL VIAJE DE SAN FRANCISCO POR LA PENÍNSULA IBÉRICA Y SU LEGADO (1214-2014)

Comprar libro

Título: EL MONACATO EN LOS REINOS DE LEÓN Y CASTILLA (SIGLOS VII-XIII)

Comprar libro

Título: LA IMAGEN DEL MONJE EN LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: EL MONACATO BENEDICTINO Y LA SOCIEDAD DE LA GALICIA MEDIEVAL (SIGLOS X AL XIII)

Comprar libro

Título: INSTITUCIONES MEDIEVALES

Comprar libro

Título: VIDA COTIDIANA EN LA ESPAÑA MEDIEVAL

Comprar libro

Título: LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Comprar libro

Título: RELIGIOSIDAD MEDIEVAL EN ESPAÑA. PLENA EDAD MEDIA (S. XI - XIII)

Comprar libro

Título: LAS GRANDES HEREJÍAS DE LA EUROPA CRISTINA

Comprar libro

Título: MITOLOGÍAS CRISTIANA. FIESTAS, MITOS Y RITOS DE LA EDAD MEDIA

Comprar libros Historia Medieval

LIBROS PARA CONOCER LA HISTORIA Y EL PAPEL DE LAS ÓRDENES RELIGIOSAS DURANTE LA EDAD MEDIA


Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval

Última actualización de "ÓRDENES RELIGIOSAS EN LA EDAD MEDIA" en julio de 2008