Próximos cursos presenciales
Inquisición Española



Comprar libro

Título: MONASTERIOS, CARTUJAS Y CONVENTOS EN LAS RUTAS COMPOSTELANAS ESPAÑOLAS

Comprar libro

Título: ISABEL LA CATÓLICA. REINA DE CASTILLA

Comprar DVD

Título: DVD DE LA SERIE DE TVE "MEMORIA DE ESPAÑA"

Comprar reproducción de Cristo románico

Reproducción: CRISTO ROMÁNICO SIN CRUZ (ESTUCO)




All rights reserved. The contents of: "SPANISH INQUISITION" are property of © Arteguias.com


Todos los derechos reservados.
Los contenidos de "INQUISICIÓN ESPAÑOLA" son propiedad de © Arteguias.com

La Inquisición Española

Prefacio: La Leyenda Negra

Sin discutir la existencia de la Inquisición española y los actos derivados de su actuación, hay que adelantar para su estudio y comprensión que numerosos aspectos divulgados sobre esta institución fueron deliberadamente exagerados por algunas naciones y estamentos europeos interesados en denigrar al enemigo español especialmente desde el si siglo XVI. Ttal es el caso de Inglaterra, rival de España en las guerras de la época y el protestantismo luterano y calvinista que rivalizó con el catolicismo en que se mantuvieron los reinos y estados mediterráneos como España, Portugal, Francia y los estados italianos.

Desde hace más de un siglo se han realizado publicaciones de autores de diversas nacionalidades que han estudiado la Inquisición Española desde la óptica de la llamada "Leyenda Negra".

Podríamos resumir la Leyenda Negra como un conjunto de relatos fantásticos o deliberadamente exagerados que han arraigado en numerosos países europeos sobre España, acompañados de descripciones grotescas sobre el carácter de los españoles, denigrando su tolerancia, cultura y progreso político. En resumen, bajo la Leyenda Negra, España sería una lamentable excepción dentro del grupo de las naciones europeas.

En el "American Council on Education", texto realizado en 1944 debido a la preocupación del giro antihispano del sistema y el material educativo en Estados Unidos ya se exponía:

" La leyenda negra es una expresión usada por escritores españoles para designar la antigua propaganda contra los pueblos íberos, que empezó en el siglo XVI en Inglaterra y ha sido desde entonces un arma para los rivales de España y Portugal en las guerras religiosas, marítimas y coloniales de aquellos cuatro siglos".

Los principales propagadores de la Leyenda Negra contra España fueron principalmente dos: Inglaterra y el protestantismo alemán.

Inglaterra

Las guerras entre España e Inglaterra y el alejamiento de Enrique VIII del catolicismo para convertirse en cabeza de la Iglesia Anglicana fueron empleadas por la monarquía inglesa para lanzar una ingente labor de propaganda ridiculizadora contra los españoles, que incluyó -pleno de paradoja- el genocidio de los indios de América.

Retrato de Enrique VIII que se proclamó jefe de la Iglesia Anglicana

Hay que recordar que aunque es completamente cierto que se cometieron crueldades en la colonización española de América, la mayor mortalidad de indígenas se produjo por enfermedades infecciosas derivadas de la falta de inmunización de los nativos.

Pero en Inglaterra no existieron defensores de los derechos de los indios como Fray Tomás de Berlanga o Fray Bartolomé de las Casas ni la más mínima norma que se pareciera a las "Leyes de Indias".

En la presencia hispana en América se produjo un rápido mestizaje, hecho que no sucedió en absoluto en las tierras septentrionales colonizadas por los ingleses, donde además se produjo un completo y sistemático exterminio de la población autóctona para preservar la pureza de sangre y asegurarse la posesión completa del territorio.

El mestizaje de los WASP (White, Anglo-Saxon and Protestant) con los indígenas simplemente no existió y la única representación de las razas indias norteamericanas que ha llegado al siglo XXI se encuentra recluida en unas pocas reservas de indios, casi como zoológicos que cuidan de una exótica especie en peligro de extinción.

En Australia, los ingleses exterminaron prácticamente a la totalidad de la población autóctona. Un total de 900.000 aborígenes -contabilizados por su propia Sociedad Geográfica- fueron aniquilados.

Protestantismo Alemán

El Humanismo alemán que fue muy nacionalista, no así el italiano, ensalzó siempre a sus antepasados germánicos frente al Imperio Romano decadente. Ulrico de Hutten y Martín Lutero confundían lo italiano con el mundo latino o lo romance, en el que se incluía a Francia, España y Portugal, tachándolo de falso, inmoral y extranjero en completa oposición a lo nacional.

Sobre la Inquisición Española y la Leyenda Negra. Ulrico de Hutten fue  una de las figuras más importantes del nacionalismo alemán

Lutero sintió una franca animadversión hacia España, opinando que los españoles eran ladrones, falsos, orgullosos y lujuriosos. Esto puso tener varias razones:

  • La identificación de Italia y España con el papismo.
  • Su antisemitismo. Lutero veía a los españoles como descendientes de judíos..
  • Su temor a una invasión española y turca, pueblos que el consideraba afines (¡!).

Lutero sintió una franca animadversión hacia España

En la Guerra de Esmalcalda se divulgarían estas opiniones al pueblo germano. La propaganda de guerra de la Liga de Esmalcalda era muy nacionalista e identificaba a Carlos V con los extranjeros, con Roma, con el catolicismo, el papa y España. Aunque entre los partidarios del emperador había alemanes y protestantes.

A finales del XVI se introdujo un tinte racista por la influencia de panfletos franceses y holandeses por la gran proporción de conversos judíos y moros entre las tropas españolas, su aspecto moreno y su estatura será criticado por los intelectuales alemanes:

"Los españoles comen pan blanco y besan mujeres rubias con mucho gusto y son tan marrones y negros como el rey Baltasar y su mono". Johann Fischart.1575

Johann Fischart

Aunque progresivamente, la mitificación de la reforma luterana como palanca hacia la libertad de conciencia ha ido perdiendo adeptos entre los historiadores neutrales, todavía existe un poso en la sociedad occidental que interpreta el movimiento protestante y calvinista como liberador de las cadenas de la religión tradicional católica. Sin embargo, los hechos son tozudos y demuestran lo contrario.

Según Johan von Dollinger es totalmente incorrecto decir que la reforma protestante supuso un movimiento a favor de la libertad de conciencia. Sólo lo fue para ellos ya que se propusieron la eliminación completa de la iglesia católica y de todo lo que se oponía a sus doctrinas.

Zurich fue el Estado-Iglesia de Zwinglio y de su sucesor Bullinger. Ambos fueron destacados represores. Calvino es sinónimo de tiranía religiosa, cuya labor fue llevada a cabo por Beza en su obra "El deber de los magistrados para castigar a los herejes". Según Grisar, el diccionario de la Iglesia Cristiana (protestante) de Oxford nos dice que los reformadores como Lutero, Beza, y Calvino fueron grandes intolerantes.

Página sobre la Inquisición Española. En la imagen:  Zwinglio,  líder de la Reforma Protestante suiza y el fundador de la Iglesia Reformada Suiza

Vemos así, cómo los representantes del luteranismo y Calvinismo como Lutero, Calvino, Beza, Knox, Cranmer o Ridley defendieron el derecho de las autoridades civiles para castigar el crimen de herejía.

Rousseau nos dice:

"la Reforma fue intolerante desde su cuna y sus autores, tiranos universales"

No hace falta recordar aquí que los calvinistas, en razón de su doctrina de la predestinación, fueron grandes y graves impulsores del racismo en aquellas tierras donde arraigaron (por ejemplo, Sudáfrica)

Calvino

La Inquisición española bajo el prisma de la Leyenda Negra

Los miembros de la Inquisición Española frecuentemente aparecen en la literatura, el cine, las series de televisión como crueles fanáticos persiguiendo y quemando a multitudes formadas por brujas, protestantes, musulmanes, judíos y disidentes de todo tipo.

La exageración y la miopía que se muestra por parte de muchos incultos voceros son del todo indignantes, sobre todo cuando proceden de países como los del centro de Europa donde el protestantismo y el calvinismo ejercieron una verdadera represión durante los primeros siglos de la Modernidad. Hay que recordar que sólo en Alemania fueron quemadas 25.000 mujeres por brujas.

Además, la propaganda inglesa, francesa y holandesa se encargó de exagerar algo que las "inquisiciones protestantes" realizaban con todavía más violencia y en menos tiempo.

Dos de los personajes que más expandieron el mito de la extrema crueldad y fanatismo de los inquisidores españoles fueron John Foxe y Guillermo de Orange.

El primero fue un escritor inglés afincado en Holanda que hizo un relato repleto de errores sobre las víctimas de la Inquisición Española a la que consideraba un verdadero martillo de protestantes.

Más grave fue la propaganda vertida por Guillermo de Orange, líder protestante alemán con el que la Inquisición española adquirió su fama de tribunal monstruoso.

Guillermo de Orange fue uno de los líderes protestantes que más ayudaron a exagerar las consecuencias de la Inquisición Española

Breve historia de La Inquisición Española

El dominico sevillano Alonso de Ojeda, convenció a la reina católica, Isabel I, durante su estancia en Sevilla, entre 1477 y 1478, de la existencia de prácticas judaizantes entre los conversos andaluces. Un informe solicitado por los reyes a Pedro González de Mendoza, arzobispo de Sevilla y al dominico Tomás de Torquemada, confirmó este hecho.

Para acabar con los falsos conversos, decidieron que se introdujera la Inquisición en Castilla. Pidieron al papa Sixto IV en 1478 su consentimiento. Desde su nacimiento en este mismo año el nombramiento de los inquisidores era competencia de los monarcas.

Aunque oficialmente su fundación se fija en el año 1478 en el reino de Castilla, lo cierto es que el entramado de la institución no estuvo organizado hasta dos años después: 1480.

El proceso fue más lento en Aragón, pues la Inquisición del siglo XIII aún seguía vigente. Ello no impidió al rey Fernando comenzar las reformas designando a Tomás de Torquemada Inquisidor General de la Corona de Aragón en 1485 y a los dos primeros inquisidores de Zaragoza. Poco después, fueron establecidos otros dos en Valencia y Barcelona, respectivamente.

Tomás de Torquemada, gran protagonista de la Inquisición Española en sus comienzos

Esta medida fue desaprobada rotundamente por las autoridades aragonesas pero el asesinato del Inquisidor de Zaragoza el 13 de septiembre de 1485 convenció a los poderes civiles de la existencia de la herejía en los dominios de Fernando el Católico, pues el crimen se atribuyó a un judaizante. Tras esto, Tomás de Torquemada se consolidaría como máximo responsable de la Inquisición, tanto para Castilla como para Aragón.

El periodo de Torquemada y sus primeros sucesores (hasta 1530 aproximadamente) fue la más negativa en cuanto a procesos y ejecuciones en la hoguera. No obstante hoy se rebate el exagerado número de víctimas aducido por algunos autores durante ese primer medio siglo.

Recientemente el profesor Henry Kamen de las Universidades de Edimburgo y Warwick, miembro de la Royal Historical Society de Londres ha rebajados la cifra a 2.000 personas hasta 1530.

El historiador Henry Kamen tras estudiar la Inquisición Española ha reducido drásticamente el hipotético número de víctimas

Esto no quiere decir que el número de procesos inquisitoriales durante los primeros 50 años de actuación (1480-1530) de la Inquisición Española fuera pequeño. Pero de los decenas de miles de investigados menos de un 2% acababan en la hoguera, como explicaremos posteriormente.

A partir de 1530 la actividad de la Inquisición fue relajándose así como el porcentaje de ejecuciones frente al total de los procesos.

Hubo un rebrote al descubrirse un grupo de judeoconversos en Quintanar de la Orden en 1588.

A comienzos del siglo XVII retornan a España algunos judeoconversos instalados en Portugal, huyendo de las persecuciones de la Inquisición Portuguesa, instaurada en 1532.

En 1691, en varios autos de fe fueron ejecutados 36 judeoconversos mallorquines.

Finalmente, a lo largo del siglo XVIII se redujeron grandemente los procesos. El último fue en 1818.

Relación entre el número de casos investigados y las condenas a pena de muerte

Como se ha indicado en el apartado anterior, el porcentaje de reos de muerte fue afortunadamente muy pequeño en comparación con los procesados. La causa de esta desproporción es simple: muy pocos reos eran finalmente condenados a morir. Los castigos se pueden clasificar en:

  • Multa económica
  • Servicio en galeras como remeros durante un tiempo específico
  • Penas de prisión
  • En los casos más graves, la pena de muerte

Según los cálculos de Gustav Henningsen, profesor de la Universidad de Copenhague, durante el amplio periodo de 1540 y 1700, las condenas a muerte se dictaron en un 3,5% de los casos.

Geoffrey Parker también ha reducido drásticamente las exageradas muertes de la Inquisición EspañolaSin embargo, sólo al 1,8% de los condenados se les aplicó la muerte por hoguera. Para el resto, lo que ardía era un muñeco o maniquí del tamaño de una persona. Estos muñecos representaban a reos que no se encontraban a su disposición, bien por haber fallecido con anterioridad, haber escapado o sencillamente porque nunca fueron detenidos.

El prestigioso historiador Geoffrey Parker, Catedrático y profesor de numerosas universidades como Ohio, Illinois y Yale, en Estados Unidos, Iritis Columbia, Canadá, y en S. Andrews, Escocia, se ha atrevido a concretar el numero de ejecutados en una cifra de 5.000 durante los 350 años de actividad de la Inquisición.

Inquisición Española

Diferencias de la Inquisición Española con otros ordenamientos procesales

El historiador francés Marcel Bataillon respondió en su tesis de Erasmo que:

"La represión española se distinguió menos por su crueldad que por el poder del aparato burocrático, policial y judicial del que dispuso"

De esta forma, lo que diferenció la Inquisición Española con otros sistemas procesales europeos es que, si bien causó menos derramamiento de sangre, dejó registrada la información detallada de cada proceso.

En efecto, para la reconocida medievalista Regine Pernoud no todos los medios de tortura aplicados con naturalidad por la justicia civil fueron aceptados por la Inquisición. Más bien se puede asegurar que la tortura se empleaba en el menor porcentaje de las ocasiones.

Como explica esta autora, para emplear métodos violentos en los interrogatorios, el procesado debía estar imputado por un crimen que se considerase de gravedad y, al mismo tiempo, los investigadores del tribunal tenían que contar con serias y fundadas sospechas de la culpabilidad del reo.

Los interrogatorios siempre se realizaban bajo supervisión de un inquisidor que tenía orden de evitar daños permanentes, a menudo junto a un médico, en contraste con las salvajes torturas aplicadas por las autoridades civiles en todos los reinos y territorios europeos (y nosotros añadiríamos de todo el mundo en aquellos siglos).

Por otro lado, resulta ridícula la larga lista de técnicas de tormento que se aducen en algunas webs y que supuestamente fueron aplicadas por la inquisición. Esta larguísima relación de torturas no es otra cosa que una exhaustiva recapitulación de los indeseables sistemas empleados a lo largo de gran parte de la historia por todo tipo de autoridades, especialmente las civiles. La mayoría de ellas no fueron empleadas por la inquisición española.

Henry Kamen, también ha ayudado a desmitificar numerosas ideas extendidas sobre la Inquisición, y cita en una de sus obras sobre el tema:

"Comparando las estadísticas sobre condenas a muerte de los tribunales civiles e inquisitoriales entre los siglos XV y XVIII en Europa: por cada cien penas de muerte dictadas por tribunales ordinarios, la Inquisición emitió una"

Además, Para Regine Pernoud, el procedimiento inquisitorial supuso un avance en la historia de la legislación porque descartó el uso de la Ordalía como medio de obtener pruebas y lo reemplazó por el principio de la prueba testimonial.

Para Regine Pernoud, el procedimiento de la Inquisición supuso un avance en la historia de la legislación porque empleó el principio de la prueba testimonial

Se establece el principio del Estado como fiscal o parte acusadora. Hasta ese tiempo era la víctima la que tenía que probar la culpabilidad de su agresor, incluso en los procesos criminales mas graves, difícil cuando la víctima era débil y el criminal poderoso. En la Inquisición la víctima es un simple testigo.

Dicho de otra manera: a pesar de que la Inquisición Española no fue una institución ni una actividad de la que podamos sentirnos orgullosos, al menos ofreció en su momento garantías procesales más amplias que los tribunales ordinarios civiles y, a la postre, fue responsable de muchas menores muertes.


Nota final: No hay que confundir la conocida como inquisición española (de la que trata este artículo) con la inquisición medieval.

Más información de la Inquisición Medieval

Suscripción
Boletín Electrónico Histórico de Boletines
Tiendas
Tiendas Online: compras e inscripciones
Libros de Arte Libros de Historia Medieval
Ebooks Revistas de Arte
Vídeo y Música Maquetas
Artesanía Medieval Cursos Presenciales
Cursos Online Viajes y Visitas Guiadas
Tienda Física
Establecimiento Comercial
Contenidos
Contexto histórico
Edad Media en Europa Edad Media en España
Sociedad Medieval Cultura Medieval
Política Medieval Religiosidad Medieval
Biografías  
Arte Prerrománico
Visigótico Asturiano
Mozárabe Prerrománico en Europa
Arte Bizantino  
Arte Románico
Arquitectura románica Escultura románica
Pintura románica Manuscritos iluminados
Camino de Santiago Simbolismo románico
Monasterios románicos Pilas bautismales
Imaginería y eboraria Orfebrería y esmaltes
Puentes medievales Románico porticado
Restauraciones  
Por provincias
Segovia Ávila Salamanca Zamora
Valladolid Palencia Burgos Soria
León Guadalajara Cuenca Madrid
Navarra Huesca Zaragoza Teruel
Barcelona Girona Lleida Tarragona
Cantabria Asturias Coruña Pontevedra
Orense Lugo Álava Vizcaya
La Rioja Cáceres Badajoz Jaén
Córdoba      
Otros países
Arte románico Francia Arte román. Alemania
Arte románico Portugal Arte román. Inglaterra
Arte románico Italia Arte rom. Escandinavia
Resto de Europa Líbano y Palestina
Arte Mudéjar
Arquitectura mudéjar
Por provincias
León Zamora Salamanca Valladolid
Segovia Ávila Guadalajara Madrid
Toledo Zaragoza Teruel Cáceres
Badajoz Córdoba Sevilla  
Arte Gótico
Arquitectura Gótica Vidrieras
Por comunidades
Castilla y León Castilla La Mancha
Madrid Andalucía y Murcia
Extremadura Cataluña
Aragón Valencia y Baleares
Navarra/Rioja/P.Vasco Norte de España
Arte Islámico
Islam y Al-Andalus Arte Califal
Reinos de Taifas Almorávide/Almohade
Nazarí  
Castillos
Castillos - Arquitectura
Por comunidades
Castilla y León (norte) Castilla y León (sur)
Cast. Mancha y Madrid Extremadura
Andalucía y Murcia Canarias
Valencia y Baleares Canarias
Cataluña Aragón
Navarra/Rioja/P.Vasco Galicia y Cantabria
Arte no medieval
Arte Prerromano Arte Romano
Arte del Renacimiento Arte Barroco
Neoclásico y romántico  
Más información
Diccionario Enlaces
Animaciones y Vídeos  
Monografías
Catedrales de España Monasterios de España
Monumentos por conocer Conjuntos Históricos
Museos Rutas
Otros lugares de España Monumentos de Europa

Acceso a cursos de arte por Internet


Comprar libro

Título: LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Comprar libro

Título: LOS ORÍGENES DE LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA

Comprar libro

Título: INSTITUCIONES MEDIEVALES

Comprar libro

Título: LA IGLESIA EN LA EDAD MEDIA

Comprar libro

Título: LOS MORISCOS DEL REINO DE GRANADA

Comprar libro

Título: HEREJES EN LA HISTORIA

Comprar libro

Título: LA BRUJA. UN ESTUDIO DE LAS SUPERSTICIONES EN LA EDAD MEDIA

Cursos Online
Viajes Guiados
Seminarios presenciales de Arte Medieval


Última actualización de "LA INQUISICIÓN ESPAÑOLA" en julio de 2019

AVISO LEGAL